inversion

“La transición energética va a generar oportunidades de inversión muy variadas en el terreno de la energía”

Entrevista a Jaime Ventura, Socio Fundador de Austral Venture Gestión.

22 DE marzo DE 2022. 21:31H Patricia Malagón

La energía está centrando los debates actuales debido a la invasión de Ucrania y al alza de los precios, que venía dándose desde 2021. Por eso, ha hecho que muchos países comiencen a repensar sus sistemas energéticos, donde la energía renovable puede jugar un papel clave, según cuenta Jaime Ventura, Socio Fundador de Austral Venture Gestión.

Ustedes son especialistas en el sector de las energías renovables. ¿Cuáles consideran que son los mejores vehículos para ese tipo de inversión?

Desde Austral pensamos que la inversión en Entidades de Capital Riesgo (“ECR”) u otros vehículos análogos gestionadas por una gestora como la nuestra, Austral Venture Gestion, SA SGEIC, generan confianza y tranquilidad al inversor al estar sus inversiones controladas por especialistas del sector que sin duda van a defender sus intereses de cara a dar una buena rentabilidad, adicionalmente se tiene la tranquilidad de que tanto la gestora como los vehículos son supervisados por la CNMV.

¿Qué perspectivas manejan para 2022? ¿Cómo recomiendan invertir en tiempos de inflación?

A pesar de la inflación de precios que se están produciendo en el sector desde Austral pensamos que, además de su componente coyuntural, el invertir en renovables es invertir en activos reales que además tienen sentido en España, especialmente el fotovoltaico, y que son necesarios para la transición hacia la descarbonización. Los activos desde su puesta en marcha son buenos generadores que caja que acabaran en el bolsillo de los inversores y, por supuesto, bien mantenidos su vida útil se extiende hasta los 30 o 35 años sin problemas. Además, hay que pensar que el punto de conexión de un parque fotovoltaico es de por vida para el productor.

¿Cuáles serán los principales retos a los que se enfrentará el sector energético en el medio plazo?

2021 ha sido un año en el que el sector energético ha estado en el punto de mira. A los continuos récords en la escalada del precio de la electricidad y los consecuentes debates sobre las alternativas energéticas, se han sumado las continuas medidas e iniciativas de carácter normativo que tienen por objetivo fomentar la transición energética. En este entorno, 2022 va a ser un año crucial a la hora de repensar el sistema energético y adecuarlo a la situación, las necesidades y las demandas del país.

El debate en torno al coste de la energía y las fluctuaciones del precio del gas durante los últimos meses, así como sus perspectivas de cara a este ejercicio, han planteado incógnitas sobre cómo abaratar precios e integrar, al mismo tiempo, modelos de generación más respetuosos con el medio ambiente. Las energías renovables presentan numerosas oportunidades en este terreno: basta observar cómo el coste del MW producido actualmente con gas se mueve en una horquilla de precios de entre 150 y 300 euros, mientras que, con un coste de 45€/MWh, las renovables permiten cubrir costes y obtener una rentabilidad interesante. Esta evidente ventaja en el menor coste de la generación renovable también se ha observado con la creciente presencia del fotovoltaico (PV) y el eólico en la generación energética nacional. Es previsible que el aumento de la generación de este tipo de energías renovables cristalizará en unos precios más bajos y estables, así como en una mayor independencia energética.

Al margen de lo factores exógenos que puedan incidir sobre la propia dinámica de las renovables, como son la inflación o las perspectivas de crecimiento, vemos que, con independencia del escenario económico, la necesidad de cambiar el modelo de producción y consumo energético y de alcanzar un modelo energético sostenible, limpio e integral va a ser clave en las próximas décadas. Por ello, creemos que en 2022 va a continuar la tendencia ya iniciada durante el pasado ejercicio, con inversión en las energías solar, eólica, hidráulica y la movilidad sostenible. Además de las múltiples ventajas de este tipo de energías, como son su competitividad, su inferior coste y sus ventajas medioambientales, no ha de olvidarse que pueden contribuir positivamente a dar trabajo en zonas de la España vaciada, así como a tener una mayor independencia nacional dentro del sector. Con todo, la transición energética va a generar oportunidades de inversión muy variadas en el terreno de la energía, con un abanico de productos diverso. Esperamos que se consolide la inversión en la vertiente fotovoltaica, gracias a las buenas condiciones de irradiación y al reducido coste del MW que presente esta fuente de energía, así como que aumenten las inversiones en energía solar y eólica, que permitirán reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

En este sentido, ¿cómo creen que van a afectar el PNIEC y la llegada de los fondos Next Generation a la inversión dentro del sector?

Todo lo que sea apoyo de las instituciones nacionales e internacionales plasmado en iniciativas como la del PNIEC u otras a nivel europeo incluido ayudas como los fondos Next Generation a tecnologías principales o complementarias menos desarrolladas en el ámbito de las renovables como puede ser el hidrógeno, almacenamiento etc es positivo porque significan seguridad, certidumbre y un gran empuje para el desarrollo del sector además de contribuir al desarrollo nacional en términos de PIB. Esto no es nuevo y ya sucedió en el primer boom de las renovables donde se ayudaron a todas las tecnologías menos maduras tecnológicamente hablando y que no eran capaces de subsistir por si solas.


El cambio climático es ya un factor decisivo para el 75% de los inversores

La guerra de Ucrania debilita el crecimiento económico y dispara la inflación

El mercado del petróleo ante la decisión de la OPEP+: ¿situación ventajosa o insostenible?





Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"