inversion

La versatilidad de los ETFs impulsa su uso entre los inversores institutionales europeos

a creciente demanda e interés por inversiones socialmente responsables impulsará el uso de ETFs, según BlackRock.

14 DE junio DE 2018. 11:47H Víctor Ranera

Ante un mercado global en constante cambio, los inversores institucionales europeos están aprovechando la versatilidad de los fondos cotizados (ETFs) para ajustar sus carteras e integrando estos instrumentos en mayor medida en sus procesos y estrategias de inversión tanto táctica como estratégicamente.

Las 125 instituciones que han participado recientemente en la encuesta Greenwich Associates European ETF Study se enfrentan a distintos desafíos, desde el regreso de la volatilidad al mercado, la inminente transición a un contexto de subidas de tipos, la amenaza que supone el fin del programa de compra de bonos del Banco Central Europeo y la puesta en marcha de MiFID II y de otras nuevas normativas.

A medida que las compañías desarrollan e implementan estrategias para dar respuesta a estos desafíos, también utilizan cada vez más los ETFs, incorporándolos en una amplia gama de soluciones que refuerzan sus procesos de inversión. La media de asignación a fondos cotizados por parte de los inversores institucionales que participaron en el estudio aumentó al 10,3% de los activos totales en 2017, desde el 7,7% de 2016.

«Después de varios años utilizándolos de forma regular, los inversores institucionales europeos han encontrado en los ETFs una herramienta sencilla, versátil y efectiva en cuanto a costes y están incrementando su inversión en estos instrumentos a gran velocidad», comenta Andrew McCollum, Managing Director de Greenwich Associates.

Fergus Slinger, corresponsable de ventas de iShares para la región EMEA en BlackRock, añadió: «Los ETFs son el resultado natural de la evolución del mercado financiero europeo, en el que los inversores buscan mayor transparencia, variedad de gama y valor. En particular MiFID II, que obligará a reportar información sobre negociación de instrumentos financieros, está contribuyendo de forma especial a mostrar la verdadera liquidez de los ETFs europeos y a desbloquear nuevas formas de construir carteras de forma más inteligente para los inversores».

Buena parte del crecimiento del último año puede atribuirse a la entrada de nuevos inversores institucionales al mercado de ETFs, especialmente en el segmento de renta fija. La proporción de participantes en la encuesta que invierten en ETFs de renta fija aumentó al 45% en 2017, desde el 38% de 2016.

Las instituciones también están adoptando estos instrumentos en otras clases de activos. En 2017, aproximadamente el 25% de los inversores institucionales europeos utilizaron ETFs en el segmento inmobiliario, en comparación con el 20% de 2016. Durante el mismo periodo, el aumento de la inversión en fondos cotizados de materias primas fue incluso más evidente: el uso de estos instrumentos por parte de los inversores institucionales europeos aumentó hasta el 33%, desde un mero 20%.

Catalizadores adicionales del crecimiento

La inversión en ETFs que no ponderan por capitalización bursátil, o smart beta, está creciendo de forma constante entre los inversores institucionales. La proporción de participantes en el estudio que invierten en estos fondos ha aumentado 10 puntos porcentuales en solo dos años, hasta el 31%. En vista de la creciente popularidad de la inversión basada en factores en todo el mundo, se espera que la demanda de ETFs de smart beta siga creciendo en las carteras de inversores, tanto particulares como institucionales.

Los inversores europeos también muestran un mayor interés por expresar sus preferencias en materia de factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) en sus carteras en comparación con sus homólogos a escala mundial. Alrededor de la mitad de los participantes europeos en el estudio han ajustado sus inversiones para exponerse a temáticas ESG, en comparación con el 31% de los participantes del resto del mundo, y el 27% de los inversores institucionales europeos expresó estas preferencias a través de productos indexados como los ETFs.

Los fondos de inversión multiactivo se han erigido como una de las fuentes más estables y de mayor crecimiento de la demanda de ETFs en el canal institucional. A medida que el interés de los inversores por estas estrategias crece, la proporción de gestoras de activos europeas que invierte en ETFs en el marco de fondos multiactivo ha aumentado hasta aproximadamente el 80% en 2017, desde el 63% de 2016. A pesar del gran interés actual, sigue habiendo margen de crecimiento, dado que las gestoras de activos europeas que ofrecen fondos multiactivo asignan a los ETFs un volumen de sus activos en cartera muy inferior al de sus homólogos en Estados Unidos.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"