inversion

Las buenas perspectivas del aluminio en un contexto de apuesta por lo sostenible

La materia prima, que se relaciona claramente con la industria de los vehículos eléctricos, tiene perspectivas muy buenas a corto y a largo plazo

13 DE abril DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

d0efb144274b45a6b31d36f817b400ba.jpg

A pesar de que varios datos indican que estamos ante un superciclo de materias primas donde estas han visto subir la cotización en las últimas semanas, parece que la corrección de los mercados estas jornadas han desalentado un poco los precios. 

Eso sí, si bien el crudo escalaba posiciones jornada atrás, es también el aluminio el que ha captado la atención de los expertos e inversores. Y aunque ahora se ha visto impulsada por la demanda cíclica lo cierto es que sus perspectivas en unidad a la de los vehículos eléctricos no se pueden obviar. 

Resulta que esta materia prima ha tomado la delantera en estas últimas semanas a los metales industriales en su conjunto, además de que comienza a ser muy sonado como una de las commodities del futuro por el peso que tiene en la fabricación de baterías o coches eléctricos, algo que va muy de la mano con la reducción de carbono a la que se han comprometido los grandes en 30 o 40 años. 

De esta manera, Mobeen Tahir, director asociado de investigación de WisdomTree, recalca que “los usos del aluminio son diversos y la demanda proviene de una variedad de aplicaciones diferentes. Estos incluyen productos de consumo como envases de alimentos y electrónica, varios modos de transporte e infraestructura eléctrica”

El experto insiste en que se trata de “una combinación de oferta ajustada y demanda creciente” que hace que este metal se eleve poco a poco e insiste en que son algunas claves las que podrían determinar la trayectoria del metal en las próximas semanas y meses.

Fuente: WisdomTree, Bloomberg. Data as of 08 April 2021.

Así, Tahir concreta que los fundamentales del aluminio a corto plazo parecen ser favorable. Y es que parece que en este primer trimestre de 2021 que acabamos de dejar atrás, la demanda del aluminio se elevó a máximos que no veíamos desde hace 5 años, algo que según el entendido ha sido impulsado por la “creciente demanda de China, que consume alrededor del 60% del suministro mundial de aluminio refinado”. 

“En los últimos días, sin embargo, el apoyo adicional provino de las restricciones de suministro en Mongolia Interior. Dado que la producción de aluminio primario es un proceso intensivo en energía eléctrica, Mongolia Interior ha exigido reducciones de fundición desde el 15 de marzo para cumplir con los objetivos de consumo de energía del primer trimestre de 2021. Esto ha hecho que el mercado sea más ajustado a corto plazo”, aclara sobre la situación de esta materia prima en Asia para añadir que es posible que “parte de esta rigidez se alivie en la segunda mitad del año, cuando los inventarios se acumulen nuevamente, persiste el riesgo de cierres adicionales. Desde estar en un profundo contango hace seis meses, la curva de futuros del aluminio se ha vuelto más plana, lo que refleja esta tensión constante en el mercado”. 

Las “brillantes” perspectivas a largo plazo

Eso sí, si para el experto de Wisdom Tree las perspectivas a corto plazo parecen buenas, las de largo plazo las enuncia como brillantes.

Y es que según EEUU, se espera que un tercio de los 2 billones de dólares prometidos se destinen a infraestructura de transporte y vehículos eléctricos, y en ese sentido no podemos olvidar, como ya hemos comentado, que el sector del transporte (desde coches hasta trenes y aviones) es una de las mayores fuentes de demanda de aluminio. 

“La maquinabilidad del aluminio lo hace fácil de usar. Su peso ligero permite que varios modos de transporte sean más eficientes, y su capacidad para absorber golpes agrega una capa adicional de seguridad”, explica Tahir y añade: “Según el International Aluminium Institute y el Audi Lightweight Design Center, el uso de aluminio puede permitir una reducción de peso del 40% en comparación con una carrocería de acero ligero. El crecimiento esperado en vehículos eléctricos es un buen augurio para la demanda de aluminio a largo plazo”. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"