inversion

Las predicciones macro más importantes para invertir

Credit Suisse pronostica un escenario de crecimiento a nivel mundial en el que el PIB crecerá por encima del 3% en 2018 y 2019

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Irene del Campo

shutterstock-399369712_74128_20180927181501.jpg

Credit Suisse se muestra optimista en las previsiones macroeconómicas para los próximos meses. “La desaceleración económica parece estar finalizando”, asegura en su último informe. Además, añade que tanto la producción industrial global como el crecimiento del PIB se fortalecerán durante este segundo semestre del año. Por ello, aseguran que el Producto Interior Bruto mundial crecerá un 3,3% este año y 3,1% en 2019.

A pesar del optimismo, Credit Suisse añade que los riesgos están aumentando debido a la guerra comercial y a cómo afecta la subida de aranceles a la economía mundial, más allá de China y Estados Unidos. Señalan que este clima de incertidumbre podría tener una incidencia directa en inversiones específicas.

Por regiones, Estados Unidos sigue manteniendo un horizonte alcista, a pesar de los riesgos de la política comercial. Por ello, auguran un crecimiento del PIB del 2,8% en 2018 y del 2,4% en 2019. Aseguran que el estímulo fiscal tras la reforma tributaria de la Administración Trump está teniendo buenos resultados y que alcanzará su pico más alto a mediados de 2019. “El fuerte crecimiento, la caída del desempleo y la inflación cercana a los objetivos de la Reserva Federal hacen que se vayan aumentando gradualmente las tasas”.

El escenario para la Eurozona no es tan positivo. Desde Credit Suisse observan un debilitamiento del crecimiento, aunque creen que la desaceleración será modesta. A pesar de eso, anuncian que han recortado el pronóstico sobre el PIB de la Zona Euro, que crecería un 2,2% este año – tres décimas menos de lo pronosticado anteriormente – y un 2% en 2019. Esperan, además, un crecimiento de la inflación que no será demasiado acusada después de que el BCE suba las tasas en 2019. Finalmente, los riesgos políticos como el que representa Italia es una de las amenazas para Europa.

El pronostico sobre China también es positivo: crecerá un 6,5% este año y un 6,2% en 2019. Destacan como positivo el aumento del consumo interno y el crecimiento del empleo. Aunque, informan que el crecimiento de la inversión se desaceleró desde mayo a causa de la guerra comercial, “pero debería rebotar el próximo año”.

Otro país que preocupa es Reino Unido, debido a las recientes tensiones sobre el Brexit. Quizá por ello, este año el crecimiento británico será cinco décimas inferior al registrado en 2017 – crecerá 1,3% en este año –. Señalan como uno de los motivos importantes el aumento del ahorro por parte de los ciudadanos y la caída del consumo.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"