inversion

Las sicav en mínimos de 20 años y podrían cerrar un 45% más, ¿qué ha pasado?

La nueva exigencia del Gobierno pone el foco en las sicav, que podrían seguir reduciendo su número rápidamente.

18 DE noviembre DE 2021. 08:00H Patricia Malagón

ff0716f3ce10a5c7a5486f031bda6b45.jpg

El número de sicavs en España han pasado de las 3.409 a las 2.335, se trata de un mínimo no visto desde el año 2001. Pero, el problema puede agravarse en los próximos meses debido a que el 45% de estas sociedades de inversión pueden echar el cierre debido a la entrada en vigor de la nueva normativa fiscal que quiere aplicar el Gobierno.

Las claves de la normativa

El Gobierno quiere imponer una serie de cambios en los requisitos de las sicavs que puede abocar al cierre a 2.410 sociedades de inversión de capital variable. El motivo no es otro que la exigencia de que cada socio tiene que tener, al menos, 2.500 euros en títulos de la sociedad para que siga siendo considera como tal y pueda acogerse a la fiscalidad del 1% en el Impuesto de Sociedades. Algo que, hasta ahora, no era así y que impulsó la figura del ‘mariachi’. 

La norma exige que para que se constituya una sicav se necesitan 100 accionistas, el problema es que muchas veces esto no era así y figuraban personas que apenas tenían títulos de la sociedad. Ya que tan solo aparecían para cumplir el cupo exigido. Ahora, el Gobierno que cada uno de los socios tenga un papel más activo, como es el caso de la exigencia de poseer al menos 2.500 euros en títulos. 

El problema que surge es que un 45% de las sociedades que existen en la actualidad tienen un patrimonio inferior a los 5 millones de euros y, por tanto, podrían desaparecer. 

“La encomienda a la Administración Tributaria de la potestad para comprobar el cumplimiento del número mínimo de accionistas no hace sino alejar aún más a las SICAV españolas del régimen europeo, lo que resultará perjudicial para la actividad de gestión española, con sus correspondientes efectos negativos sobre la financiación de la economía, la generación de empleo y la recaudación de impuestos, al desplazar sus inversiones, así como los puestos de trabajo y los ingresos fiscales derivados de su actividad, hacia otras jurisdicciones comunitarias”, señalan desde Inverco.

Las SICAV españolas tienen un claro sesgo inversor hacia los activos domésticos, invirtiendo casi un tercio de su patrimonio (30.832 millones de euros) en activos españoles, cuando el peso de España en los índices mundiales no supera el 2%. Además, son gestionadas, custodiadas, asesoradas, auditadas y distribuidas por entidades en su mayoría españolas, cuya actividad, unida a la tributación de sus accionistas, genera unos ingresos fiscales que se estiman en 340 millones de euros anuales. Contribuyen, asimismo, junto con los restantes vehículos de inversión colectiva, a la generación directa e indirecta de más de 30.000 puestos de trabajo de alta cualificación.


Las sicavs reducen su patrimonio un 8% hasta junio


¿Cómo afecta la Ley contra el Fraude Fiscal a las SICAV?



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"