inversion

Los riesgos y las oportunidades de Argentina

Adrian Bender, asesor de carteras de renta fija de Vontobel Asset Management, explica las claves de la situación en el país austral.

03 DE septiembre DE 2018. 10:18H Dirigentes Digital

Aunque el punto final ha sido la petición de un rescate financiero al Fondo Monetario Internacional, con unos datos de inflación preocupantes y una última subida de tipos de interés hasta el 60%, la situación de Argentina se ha complicado por una mala praxis de los organismos del país austral.

Adrian Bender, asesor de carteras de renta fija de Vontobel Asset Management, explica que "lo que ya era una situación difícil, se ha visto agravado por las dificultades del sector de la agricultura (el más importante) debido a unas condiciones meteorológicas complicadas".

Entre los factores que han agravado la situación se encuentran, a su juicio, una pobre comunicación del gobierno, un alejamiento de la política del banco central de la meta de inflación. "El anuncio de la 'aceleración' del paquete del FMI el miércoles fue dramáticamente precipitado. Especialmente con Caputo, un antiguo trader como ministro de finanzas, quien supuestamente debería saber cómo comunicarse con el mercado. Estamos desconcertados y nos preguntamos por qué dejó hablar a Macri antes de contar con el apoyo total del FMI y sin dar muchos detalles", señala el responsable de Vontobel AM.

"En este período de riesgo, es un acto de equilibrio difícil mantener al peso argentino suficientemente estable, reducir el stock de Lebac a corto plazo (Letras del Banco de Argentina) y el riesgo de refinanciamiento y mantener las reservas. Actualmente, las reservas son solo del 10% del PIB, muy inferiores a los promedios de Latinoamérica y muy cercanos a los requisitos mínimos del FMI", subraya Bender.

Los expertos se están centrando demasiado en una significativa recesión económica. "Es cierto que es inevitable que se produzca una fuerte desaceleración (principalmente recesión) por un largo periodo de tiempo cuando se hace un fuerte ajuste fiscal y de cuenta corriente. Dicho esto, los números han sido peores de los esperados", afirma Bender.

Las próximas elecciones presidenciales se celebrarán en el plazo de un año, cuando el ajuste posterior a la reforma estructural y el estrés aún se sentirán profundamente. El riesgo de un regreso a un candidato peronista es un "desconocido conocido". El ajuste fiscal profundo, junto con la inflación muy alta ponen en peligro la perspectiva de la reelección de Macri (a pesar de que su popularidad sigue siendo relativamente alta para los estándares de América Latina). Sin embargo, "es probable que la dolorosa experiencia de los impagos pasados ​​(especialmente para la población) evite que Argentina, incluso si se eligiera un peronista radical, vuelva a incumplir", a juicio de Bender.

Según el asesor de carteras de renta fija de Vontobel AM, el significativo ajuste monetario aumentará la inflación y puede tener una repercusión automática en los aumentos salariales previamente acordados, lo que complicará el logro de los objetivos presupuestarios. "La población puede estar muy descontenta con la corrección de la moneda, la inflación y la pérdida del PIB per capital, mientras que los niveles de deuda se han mantenido altos", señala.

No obstante, no todo es negativo."Argentina está logrando enormes mejoras microeconómicas (una destrucción creativa como las de Schumpeter), como ellos señalaron: liberalización de los precios del petróleo, eliminación de los aranceles de importación a los notebooks y la electrónica del hogar, eliminación del monopolio bancario en las tarjetas de créditos y muchos otros puntos", apunta el responsable de Vontobel AM.

En última instancia, "Argentina es casi un mercado frontera en términos de profundidad y amplitud de sus mercados de capital (comparado con, por ejemplo, Turquía). Argentina fue probablemente demasiado una 'historia de éxito' desde la denominación de Macri. No es necesario decir que la 'salida' es más dolorosa que la entrada... ya que hay baja (o ninguna) liquidez, los movimientos de divisas en particular son actualmente exagerados", subraya Bender.

Mirando hacia adelante, el mercado local de divisas seguirá bajo presión tanto tiempo como persista el sentimiento negativo.

En este sentido, que la situación dé una vuelta muy probablemente necesita algún evento exógeno, ya sea una solución de liquidez sorprendente de una tercera parte (líneas de swap, prestamista de último recurso, otro...), las nuevas subidas de tipos de interés o el FMI saltando a escena con un elemento suplementario de apoyo (una relajación de los criterios del FMI podría ser lo mejor que podría pasarle a Argentina, ya que le daría un poco más de flexibilidad con la actual administración dedicándose extremadamente a ejecutar políticas sólidas. El riesgo de que sólo usen la flexibilidad extra para relajar la reforma estructural en curso es mínima).

Artículos relacionados

Los desafíos que enfrenta América Latina
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"