inversion

Máximos sin euforia para esta semana en los mercados

Desde Allianz GI analizan las claves en los mercados para la presente semana.

03 DE septiembre DE 2018. 10:53H Víctor Ranera

En comparación con otras semanas, en la próxima se publican pocos indicadores económicos que puedan impresionar a los mercados. El lunes llegan el índice de gestores de compras del sector manufacturero de China elaborado por Caixin y el índice de gestores de compras (también del sector manufacturero) del Reino Unido. Con el avance continuado de la reflación, es probable que la evolución de los precios de producción en la zona euro, que se conocerá el martes, atraiga bastantes miradas. Ese mismo día se publicarán también los gastos de construcción y el índice de gestores de compra del ISM de EE. UU.

A continuación, el miércoles, se espera otra serie de índices de gestores de compras, pero del sector no manufacturero; entre otros, los de Japón, China y el Reino Unido. El jueves, la atención debería de centrarse en los nuevos pedidos de las industrias alemana y estadounidense. Tantos los de la industria alemana como los de la estadounidense deben interpretarse en el contexto del conflicto comercial. Para EE. UU. se prevé un retroceso en comparación con el mes anterior. En cuanto a Alemania, el reciente avance del componente de la situación actual dentro del índice Ifo de clima empresarial hace prever una evolución más bien positiva. Para terminar, el viernes llegan los datos de la producción industrial alemana y el índice de los indicadores adelantado y coincidente de Japón, con lo que todo apunta a que el cierre de la semana será bastante tranquilo.

En el ámbito político no hay previstos grandes acontecimientos, aunque, por supuesto, tuits nunca faltan. Y además: el problema presupuestario de Italia solo se ha relegado, que no solucionado. Ya hay indicios de que la pugna con la UE continuará. Entre tanto, los inversores extranjeros han retirado más y más fondos de los bonos soberanos italianos y la prima de riesgo que pagan en comparación con los bonos españoles recuerda a los tiempos de la crisis de endeudamiento europea.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"