lunes, 16 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

Mínimos de más de dos años y medio para la libra contra el dólar

La cotización de la divisa británica deja atrás la referencia de los 1,20 dólares, una cota que no perdía desde enero de 2017. El enfrentamiento político en Reino Unido es total ante la posibilidad que se convoquen elecciones anticipadas y el potencial a la baja de la libra va en aumento.

03 de septiembre de 2019. 12:00h
  • Mínimos de más de dos años y medio para la libra contra el dólar

Este martes es un día clave para Reino Unido. La posibilidad de que el Parlamento apruebe una ley que vete un Brexit sin acuerdo tras su regreso hoy de las vacaciones y antes de que se haga efectiva su suspensión tras la maniobra del primer ministro ha puesto más si cabe las espadas en alto. El premier Boris Johnson amenaza con la convocatoria de elecciones anticipadas para el 14 de octubre si esto ocurre y la reacción de la libra no se ha hecho esperar: ha perdido la cota de las 1,20 unidades por dólar para depreciarse más de un 6 por ciento en lo que va de año frente al billete verde, mientras que, con respecto al euro, también cede hacia entornos de 1,0950 unidades.

¿Qué esperar a partir de ahora?

Para Fidelity, puede que la libra esterlina ya haya salido perjudicada de la última ronda de la saga del Brexit, pero lo cierto es que “a la moneda podrían esperarle golpes adicionales”, apunta Andrea Iannelli, director de Inversiones en renta fija de la gestora.A su juicio hay muchos factores que afectan a la divisa británica. Lo principal es que si empeora el clima político “la libra podría seguir cayendo”, pero hay más factores a considerar que los políticos.

Por el lado macroeconómico, la economía de Reino Unido está expuesta al deterioro del panorama macro global, una circunstancia que podría perjudicar al crecimiento del PIB. Y si el Banco de Inglaterra sigue la senda de otros bancos centrales de mercados desarrollados y se embarca en recortes de los tipos de interés y en otra ronda de compras de activos, “habrá margen para un debilitamiento adicional de la libra”. eso sí, desde la gestora también apuntan a que, dado que la devaluación monetaria se está convirtiendo en el tema de moda, “si la retórica intervencionista pasara a la acción en otros lugares del mundo, la situación podría desembocar en una carrera bajista para las principales divisas del mundo”. Esto llevaría a que la libra esterlina no permaneciese “en niveles tan históricamente bajos respecto a otras monedas por mucho tiempo”.

Para Eoin Walsh, gestor de TwentyFour AM, la moneda británica es una “forma muy líquida, simple y barata de posicionar una operación contra el Reino Unido si cree que es probable que el resultado final de esta situación sea un Brexit sin acuerdo”. En este sentido, recuerda que “es casi seguro que la libra esterlina se verá afectada de nuevo si hay un Brexit duro, pero también podríamos ver un fuerte retroceso si se llega a un acuerdo”. ¿Por qué? Walsh lo tiene claro: “dado que es probable que el BCE vuelva a recortar los tipos de interés, el euro tampoco se encuentra en terreno firme”.