inversion

"Para encontrar ideas tienes que ir a la contra de los demás inversores"

Álvaro Cubero, gestor del Intermoney Variable Euro, explica las claves que han permitido a su fondo convertirise en uno de los que más rápido se ha puesto en el radar de los inversores institucionales, gracias a la consistencia de sus datos de rentabilidad.

12 DE junio DE 2018. 22:35H Ángel Alonso

image_content_43262_20180619083747.jpg

¿Cómo han logrado alcanzar esta cifra de patrimonio sin hacer marketing?

Ha sido un crecimiento sano, sin prisa pero sin pausa, porque en España una de las limitaciones de los inversores institucionales es el patrimonio. Se trata de una barrera psicológica. Cuesta mucho presentar el fondo a un inversor institucional, primero tiene que conocerte y no invierten dinero al día siguiente. Es una maratón, una carrera de fondo. Después, te ponen el foco, te siguen, pero lleva un tiempo hasta que se deciden a entrar. Es una siembra que da sus frutos, pero debes tener paciencia. Y debes unas rentabilidades consistentes, por encima de la media. La parte buena de este esfuerzo es que, una vez que consigues que inviertan en el fondo, es un dinero que va a permanecer en el largo plazo.

¿Cuál es su estrategia de inversión?

No nos gusta encasillarnos en ninguna tipología de inversión, como el value, aunque es parecida. Estudiamos en profundidad la historia de las compañías, cómo han evolucionado en los momentos de crisis, cómo se han transformado. Nos gusta que hagan algo aburrido o difícil de copiar, fuera de modas, y que sean muy prudentes a la hora de qué hacer con el dinero que generan.

Nuestro trabajo como gestores del fondo es parecido al de un investigador privado, con un proceso que vas refinando a lo largo del tiempo, aplicando eficiencia, para saber qué tienes que analizar: cómo asigna el capital que genera la compañía, qué hace con ello, si se reinvierte con cabeza y sentido común para reforzar su posición competitiva, ampliando su capacidad, si tiene prudencia financiera, con un plan de incentivos del equipo directivo en el que sean premiados por crear valor al accionista, no por crecer en ventas... Porque lo difícil es crear valor. Luego está la parte cuantitativa, fuera de influencias externas, con una valoración propia.

¿Cómo está estructurada la cartera del fondo?

Una de las claves del fondo es que es una cartera diversificada de 50 compañías, de un universo de inversión muy amplio de 4.000 a 5.000 compañías, sin restricciones por sectores. La capacidad de generar ideas enriquece al fondo. Una de ellas es ver cuáles han caído en bolsa en los últimos meses. Y cuando miras en sectores castigados encuentras cosas, porque no se discrimina, y prevalecen los intereses cortoplacistas.

¿Y qué ideas de inversión han encontrado últimamente?

Reino Unido, por ejemplo, es una zona geográfica que, por la incertidumbre del Brexit y la devaluación de la divisa, se encuentra fuera del radar de los inversores. Cualquier activo que lleve al etiqueta de Reino Unido está fuera de moda, no lo quiere nadie. Y nosotros hemos aprovechado que la comunidad inversora está negativa para buscar oportunidades. Es una idea más geográfica que sectorial, porque no tiene nada que ver lo que hace una de las compañía que hemos seleccionado con el resto.

¿Cuáles son esas empresas?

Hemos invertido en una compañía de externalización de servicios, Mitie, que también sufre la temática negativa del sector provocada por la caída de Carillion, que supuso un ruido tremendo en el mercado. Mitie tenía caídas de doble dígito, cerca del 30%, que se aceleraron con la caída de Carillion. Otro negocio es Lookers, que es propietaria y gestiona concesionarios de marcas de coches. Ha habido un castigo brutal en este negocio, pero es interesante porque se ha presupuesto que con el Brexit habrá una caída del consumo interno y se van a dejar de comprar coches por el miedo de las familias a la incertidumbre del país.

¿Qué otras ideas de inversión tienen en el fondo?

La denominamos normalización del precio del petróleo. Es una temática que estima el precio del crudo en 60 dólares, como media histórica, para invertir en compañías de la cadena de suministro, como una firma holandesa de recursos humanos, que se llama Brunel, especializada en el sector del gasoil. El año pasado fue horroroso para su cuenta de resultados. Hay que tener en cuenta que la normalización del petróleo no se va a reflejar en sus cuentas de resultados de forma inmediata. Es razonable pensar que hasta el tercer o cuarto trimestre no se note la recuperación de estas compañías, incluso con el petróleo por encima de esa media histórica. Intermoney Variable Euro,

Si quiere seguir leyendo el reportaje suscríbase a la revista Dirigentes

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"