inversion

Perspectivas macroeconómicas del 2T ante un contexto volátil y cambiante: las claves

Desde Nordea AM señalan que la renta fija y variable europea, especialmente ESG, sigue ofreciendo muchas posibilidades

07 DE abril DE 2022. 08:00H Alejandra Gómez

La inestabilidad, la volatilidad y la inflación se han convertido en las grandes características de un mercado financiero cambiante que pone en duda las reglas del juego que conocíamos hasta ahora. 

Para poder hacer frente a esta situación en nuestras carteras sin poner en peligro nuestra rentabilidad es clave conocer las perspectivas macro del segundo trimestre del 2022 y los instrumentos necesarios a la hora de tener una cartera afianzada y bien distribuida. 

Perspectiva macroeconómicas: Ucrania, renta fija de la Eurozona y sobrecalentamiento estadounidense

En lo que respecta a las perspectivas macroeconómicas que rodean el contexto actual del mundo de la inversión, Sebastien Galy, responsable de estrategia macroeconómica de Nordea AM, resalta en primer lugar la guerra entre Rusia y Ucrania. “Rusia tiene la espalda contra el muro debido a las fuertes sanciones y, por ahora, un apoyo muy limitado de China”, concreta el experto, que añade: “Con el tiempo, a medida que las importaciones a Rusia se vuelvan más costosas y difíciles de encontrar, es probable que el descontento se extienda en la población obligando al gobierno a encontrar una nueva narrativa”.

Y es que en lo relativo a eta situación bélica, el experto de la gestora considera que el mercado espera lo mejor y buenas noticias. “En esencia, el mercado cree que Rusia retrocederá y llegará a un acuerdo con Ucrania. Cuanto más tiempo espere Rusia, más fuerte será el impacto de las sanciones, incluidas unas tasas de interés muy elevadas, lo que sugiere que el mercado probablemente tenga razón al ser cautelosamente optimista. De hecho, Rusia anunció un objetivo más limitado, centrado en “liberar” la región de Donbass. La pregunta ahora es si Rusia aceptará la afirmación de Ucrania de neutralidad”.

Otra de las claves que se aportan desde Nordea es que augura la estabilización de la renta fija en la Eurozona. Ante el crecimiento que se espera de la zona euro, “el BCE se enfrenta al riesgo creciente de una espiral de inflación salarial, debido a que los hogares que viven mes a mes cambian de empleo o piden salarios más altos. Esto significa que el mercado espera un ritmo más rápido de subidas de tipos a partir del T3, cuando finalice el programa ampliado de compras de activos (APP). Hay que tener en cuenta que es un ejercicio delicado para el BCE, ya que la zona del euro también está sufriendo una conmoción en el suministro debido a los elevados precios de la energía y a la pérdida de acceso al mercado ruso. Por el contrario, la demanda estadounidense y, finalmente, la china deberían ser sólidas. En un entorno de riesgo más prudente, es probable que la renta fija europea encuentre un interés creciente por el High Yield y la deuda periférica europea. Al mismo tiempo, la renta variable europea tiene una valoración atractiva”, comenta Sebastien Galy. 

Al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, la perspectiva macro que señala el experto de Nordea AM es el sobrecalentamiento. Y es que con las elecciones a la vuelta de la esquina, donde la inflación es algo fundamental, “significa que durante un tiempo la Reserva Federal probablemente intentará adelantarse a la curva y bien podría continuar con la vista puesta en las elecciones presidenciales. Eso sugiere que la tasa de interés final debería subir, pero el mercado ya ha descontado gran parte”, comenta el experto, que añade que esto implicaría la oportunidad en la renta fija y cierta prudencia en la renta variable, donde las valoraciones siguen siendo altas. “La renta variable, a diferencia de la renta fija, parece tener un largo y suave camino de crecimiento por delante”, aclara. 

¿Hacia dónde podemos apostar?

Las principales consecuencias a este escenario es, siempre según la gestora, que la renta fija europea y la renta variable, especialmente el tema ESG, siguen ofreciendo muchas oportunidades. 

“Mientras tanto, en los Estados Unidos la renta fija ofrece amplias oportunidades”, comenta el experto, y destaca por último que las soluciones flexibles tienen la capacidad de adaptarse rápidamente. 

“En particular, sus empresas son elegidas debido a unas valoraciones atractivas, ofreciendo también calidad y estabilidad en los flujos de caja y normalmente tienen capacidad para fijar los precios, ayudándolas a pasar la inflación a los consumidores”, concreta. 

Posibles escenarios en renta fija

Viendo la posible apuesta por la renta fija, una tipología muy elegida por los inversores conservadores, desde Nordea AM, se señaló el pasado martes que aunque ha sido un comienzo de año complicado para la renta fija, lo cierto es que analizando los posibles escenarios futuros podremos posicionarnos en ella de la manera correcta.

Así, y tal como indicó en su presentación César Ozaeta, Sales Director de Nordea Iberia, el escenario más probable en este contexto puede ser el de inflación acompañado por el alto crecimiento, aunque también habló de posibilidad de estanflación o incluso una tercera opción de recesión económica. 

Ante la diversidad de situaciones desde Nordea ofrecen el ‘European Covered Bond Opportunities Fund’, como forma de aportar la estabilidad y flexibilidad que necesitan a día de hoy las carteras orientadas a la renta fija. 


Otros artículos relacionados:


Los ETFs serán los instrumentos líderes en inversión en 2022, según las grandes gestoras


¿Qué son las microfinanzas? El impacto de esta inversión poco conocida


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"