domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Por qué debemos tener cautela con el petróleo?

Aunque los análisis aseguran que puede llegar a 67 dólares el precio del barril de Brent, hay que tener cautela.

21 de julio de 2019. 08:00h Patricia Malagón
  • ¿Por qué debemos tener cautela con el petróleo?

El Brent ha mantenido un primer semestre de recuperación positivo. Tras tocar los 50 dólares por barril a finales de diciembre de 2018, el precio del crudo ha ido tomando aire hasta situarse en los 62 dólares actuales por barril. A esto se le añade la prolongación de los recortes por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) durante los próximos seis meses. Aunque, hay que tener cautela, “los precios actuales son más elevados que los precios a futuro, con una expectativa de volúmenes de negociación a la baja en los próximos meses”, señalan en el último análisis de Bank of America.

Uno de los motivos por los que el precio está subiendo en los últimos días es que las interrupciones de suministro están en los niveles más altos desde 1991, pero se compensa debido a los fuertes niveles de stock con los que cuenta los países. Y una progresiva reducción de demanda global de petróleo. Según el BofAML Global Research, esta caída se cifra en 0,9 millones de barriles diarios en términos anuales.

Durante los primeros cuatro meses del año, los precios subieron cerca de un 25%, hasta los 72 dólares. Sin embargo, desde dichos máximos los precios se desplomaron más de un 12% ante el clima de incertidumbre. Durante las últimas semanas los precios se han recuperado, y ya suben más de un 10% desde los niveles en los que empezó el año.

“El crudo repuntó después que American Petroleum Institute informara la semana pasada de una caída de 8.13 millones de barriles en los inventarios de petróleo . Eso es más del doble de la estimación promedio de analistas en la última encuesta. Sería la cuarta caída semanal consecutiva si fuera confirmada por los datos del gobierno que se publicarán el miércoles.”, comenta Joaquín Robles, analista de XTB