inversion

¿Por qué hay que fijarse en la disrupción?

La inversión temática ha ido cobrando fuerza en los últimos tiempos. Los gestores escudriñan sectores y valores que se pueden beneficiar a las claras de las grandes tendencias que están por venir o que ya están aquí en la economía global. En este contexto, identificar lo disruptivo se torna vital.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

disrupcion_41-194781_20190718143516.jpg

“Los clientes cada vez demandan más productos temáticos e ideas orientadas a sectores disruptivos”. Así de tajante se muestra en una entrevista con Dirigentes el responsable para España de la gestora Neuberger Berman, Javier Núñez de Villavicencio. Y, en efecto, todo lo disruptivo está en el foco de atención. ¿Por qué deberían interesarse por ello los inversores?

Lo disruptivo

Conviene determinar qué se entiende por disrupción. Según explica Alex Tedder, responsable y CIO de renta variable global y estadounidense de Schroders, “por disrupción entendemos la perturbación o problemas que interrumpen un evento, actividad o proceso”. En este sentido y, en el contexto de la economía mundial, las disrupciones “pueden ser el resultado de innovaciones tecnológicas (por ejemplo, Internet, teléfonos móviles o inteligencia artificial), cambio de hábitos de consumo (como el aumento de las compras por Internet) o nuevas regulaciones o políticas gubernamentales (como el cambio hacia fuentes de energía renovables o regulaciones más estrictas sobre la venta de productos como el tabaco o el alcohol)”, asegura.

Con el concepto claro, es obvio que la disrupción se está dando en todos los sectores y afecta a todos los aspectos de la vida. No es extraño encontrar a compañías pequeñas que con tecnología e innovación acaban por “destronar” a grandes que han dominado un sector determinado durante décadas. En la banca la disrupción transformará de forma radical la forma en la que los clientes gestionan su dinero. En la industria automovilística estamos en medio de un cambio total, el que nos lleva desde vehículos con motores de combustión interna a vehículos eléctricos. Y así, un largo etcétera.

Punto de vista inversor

Para el responsable y CIO de renta variable global y estadounidense de Schroders, lo interesante desde el punto de vista de la inversión es el crecimiento que surge de estos cambios transformadores. “Cuando se producen disrupciones, se tiende a obtener innovaciones y desarrollos que pueden ser bastante poderosos. Esta innovación crea un crecimiento que aún no ha sido reconocido por el mercado y que, por lo tanto, representa una oportunidad de inversión interesante”.

El futuro será de las empresas que acepten la disrupción y se adapten a los cambios. Y el presente de las firmas de gestión de activos es “imaginar” el futuro e identificar cuáles pueden ser esas empresas que se pueden beneficiar.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"