inversion

¿Por qué la educación financiera será esencial para el éxito de las finanzas sostenibles?

Vontobel y la Fundación María Jesús Soto lanzan el libro “Cuidemos de nuestro planeta: criterios ASG e inversión sostenible”

03 DE diciembre DE 2021. 08:00H Patricia Malagón

Vontobel y la Fundación María Jesús Soto han lanzado el libro “Cuidemos de nuestro planeta: criterios ASG e inversión sostenible” con la finalidad de divulgar acerca de las finanzas sostenibles desde la educación secundaria. “Si queremos conseguir que se produzca un verdadero cambio perdurable en el tiempo es fundamental educar a las próximas generaciones en la inversión con criterios ASG”, explicaba María Jesús Soto, autora del libro.

María Jesús Soto, presidenta de la Fundación María Jesús Soto, es uno de los rostros españoles más conocidos en cuanto a lo que a educación financiera se refiere. Este es su cuarto título siguiendo la estela de los anteriores a la hora de divulgar y difundir acerca de la economía y del mercado de capitales. “El principal hándicap que tenemos para conseguir que los ODS se implanten con éxito es que la gente no sabe de economía y no se puede salvar el planeta sin contar con los mercados de capitales”, asegura la autora.

Aunque el libro está pensado para los jóvenes mayores de 12 años, es un libro recomendable para todas las edades “ya que analiza lo más básico y esencial sobre qué son las finanzas sostenibles, la importancia que tienen y cómo deberíamos actuar al respecto”, añade Soto. “El reto es convertir a los ahorradores pasivos en inversores sostenibles porque todo ese capital es el que ayudará a tener un mundo mejor en el futuro y es algo que requiere décadas de esfuerzo”.

Lo cierto es que si bien desde la Unión Europea, con la regulación, y desde el sector financiero, creando los productos de inversión adecuados en base a estos criterios de sostenibilidad, se están dando los pasos adecuados, no resulta ser suficiente. Soto señala que sin la educación financiera no se pueden lograr los objetivos marcados de manera internacional, “el conocimiento es fundamental y sin eso será mucho más complicado lograr el éxito”, agregaba.

Por su parte, desde la Fundación María Jesús Soto ya han desarrollado iniciativas en a través de la educación pública para la difusión de la educación financiera en los más jóvenes. En la actualidad tienen un acuerdo firmado con Castilla y León, que podría llegar también a la Comunidad de Madrid. La intención, por tanto, es la de bajar estas iniciativas para hacerlas entendibles entre el grueso de la población. “Lo que sí noto es que en los jóvenes inversores hay más concienciación sobre la sostenibilidad y son los que más peguntan por ello”.

“El aumento de la educación económica en general y financiera en concreto, de todos los ciudadanos, resulta imprescindible para que los tres agentes económicos consigan llevar a cabo los enormes retos que suponen los objetivos de desarrollo sostenible. Es el momento de que los inversores sepan que sus ahorros podrán seguir aportándoles rentabilidad a la vez que mejoran el mundo y también el de que las empresas se reinventen, como ya están empezando a hacer, ayudadas por un sector financiero que se adapta velozmente para ayudar a que se produzca esa transformación ambiental y social que la Tierra tanto necesita”, explica María Jesús.

Lo cierto es que el sector financiero se ha convertido en un actor protagonista en este desarrollo sostenible para hacer cumplir estos objetivos de largo plazo. “Las gestoras de activos estamos contribuyendo a una asignación de flujos de capital hacia inversiones que cumplan con criterios ASG. Además, a través tanto del diálogo como ejerciendo nuestros derechos de voto, estamos influyendo de manera destacada y ayudando a que las empresas actúen con responsabilidad”, señala Nabil El-Asmar Delgado, country head Iberia de Vontobel AM.


Cómo hacer que la normativa de financiación sostenible de la UE sea un catalizador del cambio

“Contar unos conocimientos financieros adecuados repercute, en último término, en la propia libertad del individuo”

La inversión sostenible crece un 21% y supera, por primera vez, a la tradicional




Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"