inversion

Razones para fijarse en bonos convertibles

En momentos en los que los activos tradicionales -bolsa y bonos- están caros en general, hay expertos que consideran una opción interesante fijarse en alternativas como los bonos convertibles. Estas son algunas de las ventajas que presenta este híbrido entre renta fija y renta variable.

06 DE febrero DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

8f97912f4cb5c81514df752c0db958db.jpg

El mercado de bonos convertibles ha vivido una considerable evolución en la última década. “Registra unos volúmenes de oferta constantes y cuenta con una base de inversores cada vez más diversa”, apunta Frank Campana, cogestor del BNY Mellon Absolute Return Global Convertible Fund, el fondo global de convertibles que acaba de lanzar BNY Mellon IM. Una realidad que, a su juicio, “junto con la volatilidad potencial que se avecina, teniendo en cuenta el momento del ciclo económico y de crédito en el que nos encontramos, podría dar lugar a un amplio conjunto de oportunidades” en este segmento de los bonos convertibles.

Razones para fijarse en convertibles

Iván Díez, Country Head Iberia & Latam de Groupama AM, esgrime varias razones por las que pueden ser interesantes en un contexto como el actual los bonos convertibles. Una de ellas sería que cuentan con una volatilidad a largo plazo más baja que las acciones pero no es la única. Explica que con “un producto convexo, más sensible a las subidas de renta variable que a las caídas”, que actúan con un “efecto paracaídas de la parte de bonos en caso de una caída de la acción” y que cuentan con un “atractivo binomio de riesgo / rentabilidad a largo plazo, en relación con las acciones”. Además, detalla que su dinámica hace que “ en un mercado alcista, los bonos convertibles se convierten en acciones” y, por el contrario, “en un mercado bajista, los bonos convertibles, excepto defaults, se canjean a su valor nominal”. Eso sin olvidar que cuentan con protección para el inversor “mediante cláusulas específicas en caso de M&A (fusiones y adquisiciones) o pago de dividendos”.

Desde Groupama AM, que acaba de registrar en España dentro de su sicav G Fund tres fondos, uno de ellos el G Fund – Global Convertible Bonds, que aplica una gestión flexible y oportunista e invierte en convertibles de Europa, EE.UU. y Asia, destacan que los bonos convertibles superan a las acciones en 9 de los 14 periodos de 7 años que se pueden observar en el siguiente gráfico.

Fuente: Groupama AM/Exane

Para Diaphanum también puede resultar interesante contar este año con un cierto porcentaje en cartera de bonos convertibles, aunque revela sus preferencias. “Nosotros somos partidarios de que no tengan mucha sensibilidad a movimientos de tipos de interés y de que no sean excesivamente volátiles”, explica Miguel Ángel García, director de inversiones de la firma. En concreto, en la selección de convertibles que realizan, detalla que éstos cuentan con “una sensibilidad de un 30 /40% a los movimientos de la bolsa y prácticamente nulo a los tipos de interés”.

También es una opción a tener muy en cuenta para MCH Investment Strategies. “Al final son una clase de activos menos conocida, hay menos inversores profesionales verdaderamente buenos en ellos y nos parece que, siempre confiando en inversores profesionales y en una gestión activa, pueden ser una buena idea de inversión”, asegura su economista jefe, Álvaro Sanmartín.

MCH Investment Strategies representa para el mercado nacional el fondo Salar Fund que, según explica Sanmartín, “está fuera de los riesgos que nos preocupan y está en el tipo de bonos convertibles que a nosotros nos gustan”. Desde este punto de vista, cuenta con la mayoría de la exposición en Europa y en Japón desde el punto de vista geográfico, al tiempo que “anula el riesgo duración y tiene poco riesgo de crédito”, asegura.  Además, cree que "la exposición vía opcionalidad a acciones más cíclicas y value serían las que mejor lo podrían hacer en este ejercicio".

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"