inversion

Real brasileño, ¿apuesta táctica?

El real brasileño es la peor divisa de los mercados emergentes en lo que va de mes, con descensos de más del 4 por ciento. Un mal comportamiento que tiene que ver con la incapacidad de la nueva administración para formular reformas ante un congreso fragmentado, pero también con la debilidad de los últimos datos macro del país, ¿estamos ante una oportunidad de compra como apuesta táctica?

23 DE mayo DE 2019. 09:42H Rocío Arviza

brasil_41-159278_20190523103110.jpg

El real brasileño parece barato desde un punto de vista fundamental, debido a que la balanza de pagos básica de Brasil es positiva, es decir, la balanza por cuenta corriente más las inversiones extranjeras directas netas. Así de claro lo tiene Thierry Larose, gestor de Vontobel AM. “El país no necesita desesperadamente flujos de fondos extranjeros ya que goza de un decente nivel de comercio de materias primas”, subraya. Por eso considera que, dada la aceleración de la caída del real últimamente, “nos encontramos ante un buen momento para comprar reales como un movimiento táctico”.

¿Por qué su peor desempeño en las últimas semanas?

A juicio de Enrique Díaz, director de Riesgos de Ebury, la reciente depreciación de la moneda se ha debido, en gran parte, a las disputas políticas que han rodeado la propuesta de reforma de pensiones de Bolsonaro. Reformas que se espera puedan ayudar a impulsar la economía de Brasil y cuya aprobación final y definitiva puede llegar a ser “un proceso largo que podría terminar con una disminución significativa de dichas reformas, lo que podría limitar su impacto fiscal”.

A juicio de Larose sería fácil para Bolsonaro calmar la situación política poniendo en espera su agenda ideológica y aceptando hacer algunas concesiones a los partidos de centro sin los cuales el Congreso no puede aprobar nada. La opción no le gusta porque una de sus principales promesas de campaña ha sido dejar atrás la vieja política, pero si al final se deja persuadir y suaviza su postura “esta situación podría desencadenar un buen rally táctico”, asegura el gestor de Vontobel AM, teniendo en cuenta lo mal que se ha comportado el real últimamente y sin olvidar que la divisa brasileña “se está acercando al nivel en el que la intervención del banco central ha dejado de ser una posibilidad remota. De hecho, el Banco Central puede decidir en cualquier momento intervenir y mostrar quién es el jefe”, asegura.

Si este escenario se materializa, cree que la renta variable y los bonos brasileños deberían recuperarse. Sin embargo, señala que los inversores que prefieran mantener la cautela a medio plazo, “podrían expresar visión táctica a través de la moneda brasileña, que es el instrumento más barato en este momento”, señala Thierry Larose.

Situación técnica

Desde el punto de vista fundamental, con el horizonte puesto en el global de 2019 y apoyados en cuestiones como que “la balanza comercial del país proporciona razones para ser optimistas”, desde Ebury creen que el real brasileño “será una de las monedas de mercados emergentes con mejor desempeño este año”.

Sin embargo, desde el punto de vista técnico, Jesús Ángel Benito, director de ForexIndices.com, tiene claro que, de momento, “la tendencia del real brasileño sigue siendo bajista en el largo plazo”. Destaca que con respecto al euro ha llegado a la zona de los 5 reales y ahí ha encontrado fuerza de resistencia replegándose hasta entornos de 4,5.

Es por eso que asegura que “no compraría reales por lo menos hasta que no baje de los 4,5 reales por euro” y, aún con esa premisa cumplida, reconoce que tampoco se fijaría en la moneda brasileña porque “sigue siendo una divisa frágil”. “Si te fijas, la mayoría de los principales brokers han quitado los cruces con el real brasileño de su oferta en divisas. Eso es porque la liquidez no es buena y veo mucho riesgo invertir en ello”, concluye.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”