inversion

Regulación y convivencia de las Stablecoins: claves y avance de los diferentes actores

El Tesoro de EEUU busca dar pasos hacia la regulación ante el crecimiento del mercado de los activos digitales

23 DE febrero DE 2022. 08:00H Alejandra Gómez

Ante el rápido crecimiento de los criptoactivos, son diversos los organismos financieros de los diferentes países los que se han puesto manos a la obra en materia de regulación. Diversos políticos, instituciones financieras y actores privados, a un lado y a otro del Atlántico, apuntan al establecimiento de normas que regulen este mercado cada vez más numeroso y de creciente valor. La forma de hacerlo y la coexistencia con otros activos digitales de los bancos centrales son los puntos claves a tener en cuenta. 



El Tesoro de EEUU apunta a la regulación de Stablecoins

Sin ir más lejos, el Tesoro de los Estados Unidos parece estar sentando cátedra. Lo hizo hace unas semanas, cuando a principios del mes de febrero, la subsecretaria del Tesoro para finanzas nacionales, Nellie Liang, le señalaba al Congreso de la potencia la necesidad de que actuara para aprobar una legislación que cree límites regulatorios para el mercado de los tokens digitales estables, los stablecoins, fundamentalmente ante el fraude que pueden ejecutar en el sector los malos actores. 

Estos tokens estables son criptomonedas diseñadas para miniminzar la volatilidad de los tokens digitales y que normalmente están vinculadas a una criptomoneda, a dinero Fiat (tales como el dólar o el euro), o al comercio de materias primas. 

“Este es un problema urgente dado el rápido crecimiento de este mercado”, le indicó Liang a Bloomberg en una entrevista antes de la audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes sobre el informe de criptomonedas estables publicado el año pasado por el grupo de trabajo del presidente sobre mercados financieros.

En su testimonio escrito para la audiencia, Liang indicó que el valor de mercado de las stablecoins se disparó a alrededor de US$175.000 millones, desde aproximadamente US$5.000 millones a principios de 2020. “Si no se aprueba la legislación, dañamos la innovación y elevamos los riesgos”, aclaró también la experta en la entrevista.

Y es que, siempre según Bloomberg, el Tesoro ya se ha puesto en contacto con las oficinas del Congreso y varias están trabajando en propuestas de criptomonedas estables, lo que por el momento no está del todo claro es si los republicanos y los demócratas, los grandes grupo políticos, podrán encontrar suficientes puntos en común para promover un proyecto de ley en el corto plazo.

A este respecto, Javier Pastor, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Bit2Me, la primera plataforma de criptomonedas del mundo reconocida por el Banco de España, afirma que “el caso de EEUU es especialmente importante, porque marca el camino y tendencia para el resto del mundo. La preocupación es lógica si pensamos en el modelo financiero tradicional que hemos conocido”. 

El experto resalta que el caso de las Stablecoins abre una puerta a que la intermediación bancaria tradicional haga desaparecer paulatinamente la necesidad de contar con un tercero de confianza para hacerlo, “algo que de hecho ya está sucediendo”, recalca y añade: “Todo es tokenizable, incluidos los dólares depositados en una cuenta bancaria. USDT o USDC son dos ejemplos de este modelo que utilizan la Blockchain de Ethereum para registrar los movimientos entre direcciones, como sucedería con otras criptomonedas como Bitcoin”. 

“El Consejo de Supervisión de la Estabilidad Financiera de EEUU señaló que las Stablecoins representan una amenaza para el sistema financiero de la nación tal y como lo conocemos. Y así es, la adopción que estamos viendo y que están demandando los usuarios a nivel global, nos hace pensar que en pocos años, veremos cómo se normaliza una actividad económica usando este medio de custodia privada y pagos. No necesitaremos a un Banco, procesadora de pagos u otros, para poder usar nuestro dinero, en este caso aún emitido por los bancos centrales”, matiza el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Bit2Me. 

Y es que a su juicio, “los reguladores van a tener un reto muy importante para ordenar y proteger los intereses de los actores financieros tradicionales”, puesta esta tecnología está presente en diferentes jurisdicciones “y probablemente oponerse a ello tenga un efecto opuesto en algunos países que puedan verse beneficiados si la regulación en EEUU por ejemplo, frenase la innovación”. 

No hay que olvidar que las Stablecoins pueden usarse en DEFI, otra herramienta que permitiría financiar con dólares y gracias a los Smart Contracts a proyectos globales, comunidades o protestas como el caso de Canadá”, hace hincapié Pastor. 


Apoyos y llamadas a la cautela desde varios puntos institucionales 

Pero el apoyo no solo viene de diversas entidades financieras publicas o privadas, pues que en general, las monedas digitales son percibidas por muchos como el futuro del dinero. 

Así lo señaló al menos el Fondo Monetario Internacional hace una semana, considerando que “las monedas digitales de los bancos centrales son el futuro del dinero”. 

Encontramos como ejemplo claro también el borrador de legislación que hace un par de semanas el congresista demócrata por Nueva Jersey y Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Josh Gottheimer, presentó para definir y regular los stablecoins. 

El texto, publicado el pasado 14 de febrero, propone designar ciertas monedas digitales como stablecoins "cualificadas" si pueden ser canjeadas en una base de uno a uno por dólares estadounidenses, tal y como señalan desde la CNBC. 

De esta manera, el medio internacional afirma que las stablecoins cualificadas podrían ser emitidas por un banco con respaldo federal o por una entidad no bancaria que se comprometa a mantener al menos el 100% de los activos de reserva consistentes en dólares estadounidenses, deuda estadounidense o cualquier otro activo que la Oficina del Contralor de la Moneda considere apropiado como garantía en efectivo.

"No creo que debamos reprimir la innovación en el mercado de las criptomonedas", dijo Gottheimer. 

La legislación de Gottheimer, que todavía está solicitando aportaciones del Capitolio y de la industria de las criptomonedas, será probablemente el primero de muchos intentos de estructurar el nuevo mercado desde el Congreso y la administración Biden, según la CNBC. 

Gottheimer dejó claro que Liang, la subsecretaria del Tesoro, apoyó su plan cuando compareció ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes la semana pasada.

"Hemos estado muy comprometidos con el Tesoro y la Asociación Blockchain y con muchas de las empresas del sector", añadió el demócrata. 

Los defensores de las stablecoins, tales como las emitidas por empresas como Tether y Circle Internet Financial, afirman que las stablecoins combinan la facilidad y la rapidez de las criptomonedas más volátiles con la estabilidad de las monedas nacionales, como el dólar estadounidense.

Sin embargo, cabe destacar que aunque muchos emisores de stablecoins mantienen un fondo de dólares para respaldar el valor del token digital, no siempre está claro que puedan garantizar el 100% de las solicitudes de canje de las monedas fiduciarias tradicionales. De hecho ese es el punto principal que preocupa a algunos responsables políticos, que un pico de solicitudes de canje, o una "carrera" de stablecoins, pueda provocar la quiebra del emisor y dar comienzo a un dominó de insolvencia.

En nuestro país y a este respecto, el Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, indicaba este lunes que algunos de los riesgos que conlleva el desarrollo del mercado de criptoactivos, entre los que resaltaba el vinculado al sector de la banca. “Los criptoactivos son un nuevo factor de competencia para los bancos, y algunas de sus variantes, como las 'stablecoins', también para la captación de pasivo, "dado que tienen el objetivo de convertirse en depósito de valor”, comentó el mandatario, para añadir: "Pero, además, un aumento de la exposición directa e indirecta de los bancos al sector de los criptoactivos incrementaría sus riesgos tanto patrimoniales como reputacionales", ha asegurado el gobernador.

De Cos por su parte también indicaba en su discurso que existe una clara urgencia por diseñar respuestas por parte de las autoridades reguladoras y supervisoras ante los riesgos que entraña el mercado de los criptoactivos.

Para el gobernador del BdE, esta respuesta "debe ser coordinada tanto a escala internacional como entre sectores, dado su carácter global y la multiplicidad de agentes involucrados en estas iniciativas”.



¿Es posible la coexistencia de stablecoins privadas y las monedas digitales de los bancos centrales?

Por su parte, Liang ha indicado que a su juicio, “las empresas tecnológicas no deben emitir stablecoins”, donde los ejemplos más señalados los encontramos en USDT emitido por Bittfinex, USDC de Coinbase o BUSD de Binance.

“Más que empresas tecnológicas, son nuevos bancos, híbridos del mundo FIAT y mundo crypto. Emitir este tipo de “monedas” facilita que el dinero FIAT, que hasta ahora estaba dominado por un circuito bancario de intermediación, compliance, KYC y de comisiones, pase al ciberespacio usando la tecnología Blockchain con nuevos actores que pueden ser además competidores de los bancos tradicionales”, comenta Pastor, que añade: “El miedo es a perder el poder de intermediar y custodiar el dinero de terceros con todo lo que esto conlleva”. 

En su discurso sin embargo, Liang sí que señaló la posibilidad de que estas monedas digitales estables y privadas puedan coexistir con las monedas digitales emitidas por los banco centrales, tale como el futuro USD digital respaldado por la Reserva Federal. 

¿Es posible esa convivencia y sana para los mercados financieros? Según explica Pastor, “las diferencias entre un posible dólar digital, que tiene el potencial de convertirse en las conocidas como “CBDC” Central Bank Digital Currency y Bitcoin u otras criptomonedas es literalmente como hablar de dos paradigmas diferentes”. 

El entendido nos explica que al hablar de Stablecoins, usando la tecnología de Ethereum, el usuario final tendría la posibilidad de transaccionar y custodiar directamente sus fondos. 

Sin embargo, especifica que, en el caso de un “USD digital”, el usuario no dispondría de privacidad ni de la posibilidad de transaccionar si un tercero decidiera congelar los fondos. “No solo eso, sino que este tipo de dinero programable de forma centralizada, permitiría a los gobiernos y bancos centrales establecer comportamientos de uso. Podrían aplicar impuestos directos sobre los fondos, restringir o limitar el consumo de determinados bienes y servicios etc”, agrega el experto de Bit2me. 

Por su parte, Pastor cuenta que Bitcoin es abierto, público, descentralizado, resistente a la censura y no tiene limitaciones de uso por fronteras geográficas. El usuario tiene total control y libertad de sus fondos, cosa que no sucede con el dólar, euro o yuan digital”. 

Así, el punto clave para el entendido es el respaldo y la confianza de los ciudadanos en unos u otros tokens, algo que a su juicio, va más allá de una regulación concreta en un país u otro, y que es lo más importante que debe tener el dinero. “Con el tiempo veremos que habrá una lucha de poder por la confianza de los ciudadanos”, declara. 


La regulación en el viejo continente 

Pero aunque sea EEUU quién está dando pasos de gigante hacia la regulación, lo cierto es que a nuestro lado del Atlántico, donde el mercado de los activos digitales también está en auge, se está poniendo sobre la mesa materia regulatoria. 

“Estamos viendo como desde la Comisión Europea, se está preparando el MiCA (Market in Crypto Assets) que engloba y trata de construir un marco legal para operar con este tipo de activo, especialmente orientado a plataformas de intermediación como Bit2me”, insiste Pastor, que añade: “En un ámbito más local, la pasada semana el Banco de España anunció el registro oficial de Bit2me como exchange de compra y venta de criptomonedas entre las que se incluye este tipo de activo. También la CNMV estrena un nuevo marco para publicitar este tipo de activos en campañas masivas”

Y es que aunque actualmente no tienen un uso como las Stablecoin en dólares, existen 5 casos de uso actualmente, Celo EUR, Synthetix EUR, Tether EUR, Parallel y Statis. Statis EURO por ejemplo tiene un market cap de 150 millones de Euros. “Veremos próximamente cómo la alianza de estos nuevos actores dentro del ecosistema posibilitan aportar liquidez a este nuevo formato del Euro”, aclara el experto. 


Exclusiva - El hedge fund BELOBABA desembarcará en Estados Unidos con su token regulado KHAN US


“Nos encontramos en el peor escenario posible para el inversor”


Claves para entender la caída de las crypto: Rusia, Ucrania y NFTs


Bit2Me, primera plataforma de criptomonedas del mundo reconocida por el Banco de España


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"