inversion

Renta fija y alternativas ilíquidas, las grandes apuestas de los fondos soberanos

A lo largo de los próximos 12 meses planean seguir invirtiendo en renta fija, en capital riesgo e infraestructuras y en activos inmobiliarios.

20 DE julio DE 2020. 13:31H Funds & Markets

1507358124127940c8a6695f70607540.jpg

Intenciones de inversión que se extraen del octavo Global Sovereign Asset Management Study llevado a cabo por Invesco, elaborado a partir de las opiniones de 139 directores y responsables de inversión y jefes de estrategia de 83 fondos soberanos y 56 bancos centrales, que tienen bajo gestión 19 billones de dólares en activos.

En concreto, más allá de fijarse en la renta variable, el 43% de ellos tiene previsto aumentar su exposición a deuda, el mismo porcentaje que también espera subir asignación a capital riesgo e infraestructuras, frente a un 38% que afirma estar interesado en elevarla en inmobiliario

El estudio también constata que estos inversores han visto una gran oportunidad compradora en esta crisis, dado su horizonte temporal de inversión a largo plazo. Eso y que estaban mejor preparados para afrontar los vaivenes propiciados por la irrupción del Covid-19, ya que habían aprendido de la crisis financiera de 2008 y, además, contaban con una exposición a bolsa que se situaba en su nivel más bajo desde 2013, dado que estaban cautos ante el temor a un final de ciclo. Tal es así que incluso a día de hoy, entre los fondos soberanos solo un 22% tiene intención de elevar peso en bolsa a 12 meses vista y lo harán con cautela. 

Infraestructuras y oro

El estudio llevado a cabo por Invesco apunta a que las inversiones en infraestructuras les parecen caras a muchos inversores soberanos “debido a la abundancia de capital a la caza de relativamente pocos negocios”, pero también que hay una parte de ellos que creen que subsectores como los aeropuertos, que atraviesan por una situación complicada por la pandemia, pueden suponer una oportunidad. Donde más interés se vislumbra es, en todo caso, en infraestructuras que tienen que ver con la generación y transmisión de electricidad (54%) y las comunicaciones (52%). 

De otro lado, se constata que el interés por el oro ha aumentado de forma considerable en la actual crisis. Tanto los bancos centrales como algunos fondos soberanos han aumentado su exposición. Además, “cuatro quintas partes de los bancos centrales que están decidiendo aumentar las asignaciones a oro, financian este cambio con activos existentes en dólares – mucho más que en euros y libras”, según este estudio. Además, el 40% de los inversores soberanos en oro emplea futuros y otro 40% lo hace a través de ETFs respaldados por oro: ETCs. “Los últimos años, el estudio encontró que la popularidad del oro estaba aumentando, pero Covid-19 lo ha convertido en una clase de activos que reclama un nuevo papel dentro de las carteras soberanas”, explica Rod Ringrow, responsable de instituciones oficiales de Invesco.

Otra de las grandes conclusiones de este estudio tiene que ver con la preocupación cada vez mayor que supone el cambio climático. De este modo, el 83% de los encuestados cree que hace falta una acción inmediata para afrontarlo. 

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”