inversion

Renta variable global en 2021: las claves más prometedoras

Después de este 2020 marcado en renta variable por exceso de liquidez y tipos bajos, estas son las perspectivas que nos aguardan para el año próximo.

27 DE noviembre DE 2020. 09:00H Alejandra Gómez

b7147bc8a569085deadcf01bbf36eb2d.jpg

Pese a que los mercados han castigado esta año pandémico a muchas empresas, los expertos insisten en que, quien ha sabido adelantarse a los acontecimientos ha tenido oportunidades extraordinarias. ¿Qué nos espera de cara al 2021?

El CIO de Quality Growth (Boutique de Vontobel AM), Matthew Benkendorf, ha dado las preceptivas claves en renta variable que tenemos que tener de cara al año que viene. 

La época post pandemia: camino a la recuperación económica

Parece que con los inversores han preferido centrarse en el optimismo de vacunas adelantadas y eficaces como la de Pfizer, Moderna o AstraZeneca, que en la segunda ola de contagios masivos que estamos sufriendo. Así y con la perspectiva de que el proceso de curación va a llegar en 2021, “sugiere que es probable que a corto plazo prevalezcan los riesgos económicos y la mayor volatilidad del mercado”, señala el experto. 

Pero a pesar de ello, indica que “estas perturbaciones inducidas por el virus han servido para acelerar algunas tendencias comerciales importantes, como el paso al comercio electrónico, que ya estaban en marcha”. 

Los peligros de seguir a la ola del ruido

La renta variable del 2020 se ha caracterizado por el seguir el momentum u ola del ruido de la pandemia, que ha estado impulsada por el exceso de liquidez y tipos de interés tan bajos que son históricos. 

Pero lo cierto es que Benkendorf indica que la elevada especulación de determinado segmente del mercado presenta riesgos para los inversores. “Estos riesgos incluyen un aumento de la emisión de las SPAC (Special Purpose Acquisition Company)”, señala y advierte que, estas empresas que recaudan millones de dólares pero enfrentándose a mucha menos legislación y a menos restricciones que las tradicionales, las llamadas tipo “cheque en blanco”, aun muchas no son rentables. 

Por otra parte, el experto señala que las grandes corrientes de capital están creando competencia para las empresas que ya cotizan. Y en tercer lugar, otro de los riesgos es el “exceso de capital en las llamadas iniciativas "verdes" ha hecho que las valoraciones se adelanten a los fundamentales del espacio ESG”. 

La tecnología de la información lidera

A día de hoy, el sector de la tecnología representa el 27% del S&P 500 y se pueden contar con los dedos e número de empresas que lideran la rentabilidad en cifras. 

El hecho de que las grandes empresas de tecnología de la información hayan atraído recientemente un mayor escrutinio reglamentario, no creemos que los inversores deban preocuparse desde la perspectiva de los Estados Unidos. Creemos que el comportamiento de los consumidores impulsará el crecimiento futuro de este tipo de empresas y estamos observando de cerca cómo están agregando valor para sus clientes”, expresa el experto y añade: “En China, las restricciones regulatorias sobre los préstamos de las entidades FinTech han aumentado, lo que potencialmente inhibe los sitios de comercio electrónico que requieren exclusividad comercial. Dicho esto, los mayores riesgos para los actores dominantes de este sector son la competencia advenediza y los rivales existentes”.  

La resistencia del atractivo de los productos de consumo básico

Esperamos que se mantenga el difícil entorno para este sector de productos básicos (staples) durante los próximos meses hasta que una vacuna esté ampliamente disponible”, indican y añade: “No esperamos tanta volatilidad en el precio de las acciones en comparación con las primeras etapas de la pandemia y creemos que las grandes marcas de productos básicos de consumo con franquicias duraderas mantendrán su resistencia a largo plazo”. 

El estímulo gubernamental

No podemos tener ninguna duda de que el estímulo que han hecho los gobiernos ha ayudado a amortiguar la volatilidad de los mercados y ha minimizado la retirada de capital, pero “las medidas de política monetaria presentan rendimientos decrecientes dado que los tipos de interés ya están en el límite cero o por debajo de él. Por eso los inversores son más receptivos al aumento del gasto público”, indica Matthew Benkendorf. 

Las oportunidades de crecimiento en Europa

Pese a que las noticias que rodean al viejo continente no son las mejores entre el Brexit, las restricciones de Covid y el batacazo de la economía de este trimestre, parece que sigue habiendo oportunidades en las empresas europeas. 

Las empresas domésticas tienen la capacidad de crecer más rápido que las economías locales anémicas, especialmente si operan en industrias en crecimiento o tienen un producto o servicio perturbador. […] Además, Europa es sede de muchas empresas mundiales, como las empresas de lujo LVMH y Ferrari, la plataforma de pago en línea Adyen, y las empresas de productos de consumo básico Unilever y Nestlé”, comenta. 

Japón, en ascenso

Aunque en las últimas décadas la renta variable japonesa ha generado rendimientos bastante bajos, este 2020 su rentabilidad ha sido sólida.

Y es que aunque han tenido muchas mejoras en la productividad de sus empresas y “algunas están avanzando en la gestión empresarial, como Olympus y la cervecera Asahi. Creemos que los gestores activos pueden encontrar ahora oportunidades de calidad en Japón”, apunta. 

Mercados emergentes: riesgos y oportunidades que hay que comprender 

El FMI prevé que las grandes economías de mercados emergentes se recuperarán más rápidamente que las economías desarrolladas en 2021” expresa pero advierte: “Seguimos creyendo que los inversores deben centrarse más en las empresas que en el entorno macroeconómico. Las economías asiáticas han evolucionado sustancialmente en los últimos años y ahora presentan una gama de compañías más atractivas en las que invertir”, comentan.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"