martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

SBM Offshore, una empresa a tener en cuenta y ¿en cartera?

La compañía holandesa presenta buenas oportunidades de inversión, sobre todo en la parte de la renta fija.

16 de septiembre de 2019. 08:00h Patricia Malagón
  • SBM Offshore, una empresa a tener en cuenta y ¿en cartera?

Algunas compañías se han visto penalizadas en el actual contexto de mercado por el sector en el que están. Sin embargo, muchas de ellas presentan un gran atractivo que el inversor está pasando por alto. Una de ellas es SBM Offshore, una empresa holandesa que fabrica y opera, principalmente, barcos FPSO (Floating, Production, Storage and Offloading) para el sector petrolero, es decir, barcos que se sitúan flotando (Floating) encima de un pozo petrolífero, para producir (Production) crudo, que lo almacenan (Storage) dentro y luego lo descargan (Offloading) a otro barco que lleva el crudo a la costa.

“Llegados a este punto pueden observar que es una parte crucial en el desarrollo de un yacimiento de crudo en alta mar, ya que es, literalmente, la “aguja” que permite sacar crudo. Para fabricar estos barcos primero compran uno de 100 millones de dólares, lo desballestan, lo vuelven a fabricar durante 2 años y lo venden por 1.000 millones. Con toda esta información, uno puede cuestionarse: con el crudo a precios bajos, ¿quién quiere invertir en este tipo de empresas? Aquí es donde llegamos nosotros y levantamos la mano”, señala Xabi Brun de Trea AM.

La empresa en concreto ha presentado una revalorización del 2,45% en los últimos doce meses y cuenta con una capitalización bursátil de 3.300 millones de dólares. Además, el precio de sus acciones se encuentra en los 16,07 dólares, muy alejado de los 29 dólares que anotaba en 2007. “Donde unos ven que invertir en crudo en aguas profundas no ofrece rentabilidad, nosotros vemos que estamos en la parte baja del ciclo de inversión o ciclo de capex, y que lo siguiente será una fuerte recuperación.”, señala Brun.

“Donde unos ven a SBM Offshore una empresa cíclica, nosotros vemos un bono con una opción. SBM se divide en dos segmentos: Turnkey y Lease & Operate. El primero es la construcción de los barcos bajo pedido. Si se piden barcos, hay ingresos, no se piden, hay pérdidas. El segundo es llevar la operativa del barco durante la vida del yacimiento. Aquí SBM tiene contratos con los principales productores de crudo del mundo, ExxonMobile, Petrobras..., durante el tiempo que dura el yacimiento y de los cuales cobra anualmente por operarlos, con independencia de la evolución del precio del crudo. Actualmente, el backlog o pedidos, asciende a 20.100 millones de dólares, lo que equivale a 15,46 años en ventas. En este segmento es donde reside el bono, piensen lo difícil de encontrar empresas con visibilidad en ventas de 2-3 años, como para encontrar una de una visibilidad en ventas de 15 años”, añade Brun.

Finalmente, Brun termina explicando que el endeudamiento de esta compañía no es un riesgo. “Donde unos ven una empresa endeudada, nosotros vemos una empresa que gestiona muy bien el riesgo. Si uno observa el balance, verá que el nivel de endeudamiento ha aumentado notablemente hasta situarse en 3,8x EBITDA. Pero es así como funciona el negocio, cuando reciben un pedido se endeudan, cuando terminan el barco trasfieren la deuda al barco montando una empresa ad-hoc para ello”, explica.