bolsas y mercados

“Si lo hacemos bien, hay una oportunidad muy grande de que los inversores vuelvan”

Joaquín Casasús, director general de la gestora de Abante, analiza en el panorama de la gestoría y la inversión de la actualidad, así como las oportunidades de mercado a corto y a largo plazo.

18 DE enero DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

f836d8f7eadb6589ebc1b51bcacbdc07.jpg

El mundo de la asesoría y la inversión está cambiando bajo el paraguas de cambios en la legislación, la digitalización y la pandemia ¿Cómo ha afectado este 2020 al mercado y al sector?

Había tendencias que ya estaban ahí antes del 2020, provocadas por cambios regulatorios y por la digitalización, y de alguna manera estaban obligando al sector a ser más eficiente y conseguir una escala mayor para poder soportar los gastos que esto implica. El 2020 ha supuesto una aceleración en estas tendencias, pero entendiendo que la clave es ser capaz de aportar valor, dar un buen servicio a los clientes, que implica no perder el contacto personal con ellos.

¿Hacia dónde considera que tiene que apuntar el mundo del asesoramiento financiero y la gestión de activos? ¿Cuál es su principal valor añadido?

Es necesario que todos los procesos sean eficientes y cumplan toda la regulación para poder dedicar más tiempo a reuniones enriquecedoras con el cliente. Este año es un buen ejemplo del valor añadido que aportamos porque ha sido el más fácil para tomar malas decisiones, y nuestro principal objetivo es ayudar a nuestros clientes a tomar buenas decisiones en su vida financiera. Nuestra principal labor ha sido acompañar a nuestros clientes en un momento tan difícil y de alguna manera, conseguir que mantuvieran sus inversiones a pesar de la volatilidad que ha habido, pues al final, el resultado ha sido bastante digno en los mercados y para el que haya invertido, ha habido unas oportunidades extraordinarias.

El año que está siendo complicado para las empresas, ¿Cuál es la prospección de futuro de Abante para 2021?

El mercado y la vida te sorprende y este año ha venido en forma de pandemia, donde por el tipo de crisis que se ha desencadenado, ha dejado a unos ganadores y a unos perdedores. Ha habido una primera etapa, cuando la economía se frena y se paraliza la actividad, donde las empresas de más calidad de flujos predecibles, o que estaban favorecidas por el hecho de quedarse en casa, han sido las ganadoras. Probablemente en un primer momento, hacia ahí era donde había que dirigir las carteras. Ahora se han quedado en paralelo también muchas empresas que han sufrido, sus beneficios han colapsado y el mercado las ha castigado tremendamente. En la medida en que vayamos recuperando la normalidad, seguramente se mire también hacia ellas. Las empresas que hayan conseguido sobrevivir a este trance, son una buena idea de inversión. 

Con todas las novedades y una inversión volátil en muchos sectores, ¿qué es lo que mejor ha funcionado estos meses y más ha interesado a particulares y empresas?

Las empresas a las que el hecho de que nos mandaran a casa no les ha afectado especialmente, y adicionalmente aquellas incluso que se han beneficiado. También la parte de renta fija, donde ha sido muy importante la reacción de los bancos centrales y los gobiernos para evitar que se produjera un colapso de la financiación y lo que llaman un credit crunch, lo que pasó en 2008 y en la crisis de deuda de 2011. Se han aprendido las lecciones de entonces y se ha reaccionado muy rápido. Si con este tipo de crisis cortamos el grifo de la financiación, el caos hubiese sido absoluto.

¿Qué perspectivas tienen para 2021? ¿Dónde ven más valor?

Las tendencias mencionadas seguirán estando ahí, pero ya lo han hecho tan bien que su margen de mejora es menor. Asia lo ha hecho muy bien con respecto a la pandemia.Ya las economías asiáticas, y China en concreto, venían pisándonos los talones, y ahora van a cerrar distancia con occidente. También hay empresas que han estado castigadas y según mi visión de la economía, el año que viene va a haber una recuperación muy fuerte. Van a estar los estímulos fiscales, los monetarios y la pandemia va a ir disminuyendo, por lo que se va a juntar todo para que la economía mejore sustancialmente. Las compañías cíclicas han estado bastante castigadas, y las que consigan sobrevivir tienen margen de mejora amplio. Hay mucha demanda embalsada y hay ahorro acumulado que, de vuelto a la normalidad, también va a ser utilizado y gastado. 

¿Hay potencial en el mercado español a corto y a largo plazo?

Estamos en el epicentro de la pandemia porque nuestro modelo de negocio se basa mucho en hostelería, turismo y tenemos menos industria que otros países. Además la enfermedad ha sido especialmente intensa, por lo que aquí la economía ha sufrido más que en otros sitios. Antes de la pandemia, en términos relativos, lo estábamos haciendo un poquito mejor y habíamos conseguido recuperar parte de la caída. Ahora, nos hemos vuelto a meter en el foco, donde muchos de los inversores internacionales han considerado que España no tenía una buena trayectoria y la bolsa española es de las que más ha sufrido. Las cosas, desde el parabrisas de España se ven mal, pero precisamente por ello es muy probable que esto ya esté metido en precio y, si no le metemos muchos palos a la rueda de la recuperación, España puede tener una subida importante y ser atractiva, la clave está en recuperar la confianza. El estado tiene que poner mecanismos que ayuden a las personas vulnerables a pasar este año difícil, pero sin menospreciar la seguridad jurídica. Si en un país se percibe que no hay seguridad jurídica, los inversores van a dudar de qué va a pasar con ellos. Hay que ser capaces de combinar ambas circunstancias y si lo hacemos bien, hay una oportunidad muy grande de que los inversores vuelvan y que la recuperación en España pueda ser muy fuerte. 

¿Qué sectores son los más punteros?

Si existe esa recuperación, serán todos los que tienen que ver con turismo, ocio o servicios, que han estado completamente parados y que tienen mucho margen de recuperación, y el sector inmobiliario. Todas estas empresas que han estado muy penalizadas, si se produce esa recuperación, tienen bastante recorrido. Sin menospreciar a las que ya lo han hecho bien, porque el tema de tecnología digital ya está aquí para quedarse. 

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"