martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Tiene potencial la rupia india?

El mercado tiene claro que la pausa en la estrategia de política monetaria que ha declarado la FED puede haber proporcionado un clima favorable para que los inversores busquen rendimientos más altos en el espacio de los mercados emergentes. También en divisas. ¿Puede ser la rupia india una de las monedas beneficiadas?, ¿de qué va a depender su evolución a medio plazo?

25 de marzo de 2019. 00:01h Rocío Arviza
  • Image

Hay varios factores que van a condicionar la cotización de la divisa india en los próximos meses. Y no todos económicos. “La evolución de la rupia va a venir muy marcada por el contexto político. El país se enfrenta a una situación inestable ante la cercanía de las elecciones generales de abril-mayo de este año”, señala Mercedes Camacho, socia-directora de Omega IGF. Elecciones en las que se espera que la coalición que actualmente ostenta el gobierno, National Democratic Alliance (NDA), sufra una fuerte pérdida de votos. Pese a ello, el mercado trabaja con la idea de que el mayor partido de dicha coalición, el Bharatiya Janata Party (BJP), pueda formar un nuevo gobierno de coalición con partidos menores. Y un ejecutivo de este tipo, por definición, supondrá que no cabe esperar grandes reformas o giros políticos inesperados. Pero más allá de la política, habrá que estar atento a otros factores que pueden condicionar el rumbo de la rupia. ¿Cuáles?

Las relaciones con EE.UU.

Las políticas proteccionistas del presidente Trump han tenido un gran peso en la moneda india, dado que EEUU representa alrededor de una quinta parte de los ingresos totales de exportación de India. Sin embargo, Enrique Díaz, director de Riesgos de Ebury, considera que “los temores generales sobre el futuro del comercio global son exagerados. La reciente moderación vista en la postura de Trump confirma este punto de vista y sugiere que un acuerdo comercial entre EEUU y China, a quien la economía india también está fuertemente vinculada, podría cerrarse el próximo mes”. De ser así, “esto sería un apoyo para la mayoría de las monedas de mercados emergentes, en particular para la rupia, que aún está ligeramente subvaluada”.

Crecimiento y tipos de interés

En Omega IGF recuerdan que se espera que el consumo privado siga siendo el principal contribuidor al PIB indio. Desde el propio gobierno se acaba de rebajar al 7 por ciento la previsión de crecimiento para el año fiscal 2018-2019, frente al 7,2 por ciento que se estimaba en enero. Y hace apenas un mes que el banco central del país bajaba tipos del 6,5 al 6 por ciento para impulsar la economía. Dos aspectos, la ralentización del crecimiento y la política de bajada del precio del dinero, que no convencen a Ignacio Serrats, de XTB, para apostar por la rupia. “Son dos factores que no favorecen a la rupia. Si estás bajando los tipos estás devaluando la divisa”. Sin embargo, Sergio Ávila, de IG Markets, subraya que pese a la desaceleración, “la economía india sigue mostrando fortaleza y los tipos de interés siguen a tasas importantes, muy lejos de las políticas ultra expansivas de EE.UU o Europa”. De ahí que confíe en una revalorización de la divisa.

Una idea que comparten desde Ebury. “El gran nivel de reservas de divisas del país, unido a unos altos tipos de interés reales y a una sólida dinámica de crecimiento deberían ayudar a garantizar que la moneda india continúe recuperando algunas de sus pérdidas recientes frente a la mayoría de las monedas principales en un medio plazo”. Desde su punto de vista, estos factores de apoyo compensarían gran parte del riesgo a la baja que suponen los posibles recortes adicionales en los tipos de interés por parte del Banco de la Reserva de la India en los próximos meses.

El precio del crudo

Desde XTB llaman la atención sobre la influencia que tiene en la rupia el repunte del precio del petróleo. “No le viene nada bien”, indica Serrats. Y, en efecto, el incremento de los precios del crudo, con un Brent prácticamente en máximos de varios meses, es un factor que puede lastrar a la moneda india. No hay que perder de vista que el país importa más del 80% del crudo que necesita y, al estar el pago del petróleo vinculado al dólar, la subida del precio del barril tiende a fortalecer a la moneda estadounidense y puede pasar factura a la rupia.

En definitiva, se conjugan varios factores que van a determinar cómo puede evolucionar a corto/medio plazo la divisa del país. La clave en la dirección a tomar por la rupia estará en cuáles de ellos terminen por pesar más.