inversion

Un futuro prometedor para la renta variable

Richard Turnill, director mundial de Estrategia de Inversión en BlackRock, explica cuál puede ser la próxima tendencia de los mercados.

14 DE agosto DE 2018. 12:55H Francisco Criado

bancos_64732_20180814130109.jpg

Consideramos que la solidez de los beneficios empresariales, sobre todo en EEUU, se mantendrá hasta finales de año, ya que las optimistas previsiones de las empresas muestran que su confianza se orienta al alza.

La lira turca cayó hasta mínimos históricos en un contexto de temores crecientes respecto de la debilidad de la economía turca, lo que generó turbulencias en los mercados emergentes

Los datos económicos seguramente muestren que el crecimiento chino aguanta los envites, dado que Pekín ha flexibilizado las condiciones financieras a la vista del recrudecimiento de las tensiones comerciales

Las empresas estadounidenses se sitúan a la cabeza de otra destacada temporada de resultados a escala mundial. Las firmas que superaron las expectativas se han visto recompensadas con una subida de las cotizaciones, incluso a pesar de las inquietudes de los inversores sobre el aumento de la incertidumbre en el plano económico, las tensiones comerciales y la apreciación del dólar estadounidense.

Nuestros análisis de las previsiones empresariales sugieren que la confianza empresarial se orienta al alza, lo que nos otorga fundamentos para afirmar que la solidez de los beneficios puede perpetuarse en 2018 en un contexto caracterizado por la robustez del crecimiento mundial.

Los directivos de las empresas estadounidenses hacen gala de un mayor optimismo. Prácticamente el 80% de las empresas del índice MSCI USA que ofrecen previsiones han revisado al alza sus pronósticos para el conjunto del año en términos de beneficios, ventas o ambos en lo que va de año, como muestra el gráfico anterior. Este porcentaje contrasta con la media del 63% desde que terminó la crisis financiera mundial.

El optimismo es generalizado: un mayor número de compañías de todos los sectores han revisado al alza sus expectativas este año en comparación con la media del periodo posterior a la crisis. Las firmas de salud y tecnología de la información, que, en conjunto, representan el 40% de la capitalización bursátil del índice, han experimentado por lo general unas revisiones al alza de los beneficios relativamente elevadas y, en 2018, están rebasando este umbral.

Los sectores de consumo han quedado ligeramente rezagados frente a la tasa media de revisiones al alza en el índice general. Algunas de estas empresas lo achacan a la fortaleza del dólar y al incremento de los costes de producción, que pueden resultar difíciles de trasladar a los consumidores, según muestran nuestros análisis de las transcripciones de las llamadas para informar de los resultados financieros del segundo trimestre.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"