gestoras

Inversis: "Vemos el préstamo de valores como una posibilidad alternativa"

En Dirigentes hablamos con Miguel del Campo, director en en área de mercados de la entidad, sobre la dificultad que entraña actualmente la selección de activos de inversión. Un escenario en el que desde Inversis consideran el préstamo de valores como una opción que puede ser interesante.

13 DE noviembre DE 2019. 10:34H Rocío Arviza

b1c935e90d3724a2e29c2ee8e4c94ad6.JPG

La selección de activos se está tornando bastante complicada...

Si, nos encontramos con un panorama que es muy complicado desde la crisis de 2008 y que no acabamos de remontar, sobre todo en la parte de tipos de interés y de divisas, que están viviendo momentos complicados y llevan años así. Nos encontramos también con el Brexit y con unos bancos centrales que siguen estimulando las economías, con una facilidad de liquidez que ha cambiado recientemente en Europa (-0,40 a -0,50%), lo cual afecta principalmente a los bancos, pero está ya afectando a los clientes finales y vemos que, al final, tener dinero en cuenta cuesta dinero. Esto es algo importante de cara a ver qué hacemos con nuestras inversiones en el futuro. En general, estamos ante un panorama muy confuso, con mucha incertidumbre y con una sobrerreacción enorme a todas las noticias que van saliendo. Al final, la toma de posiciones se dificulta mucho cuando, por mucho que intentemos dar con el timing, dependemos de un tweet de Trump, por ejemplo, para ver si no se va llevar por delante toda la rentabilidad esperada de un año. 

Y es la parte más conservadora (renta fija) la más difícil de gestionar ante el entorno de tipos bajos, ¿no?

La estructura de tipos de interés cero e incluso negativos que tenemos junto con un panorama de divisas relativamente inestable hace que los inversores no encuentran la posibilidad de obtener un retorno moderado por la vía tradicional. Nos tenemos que ir a plazos entre cinco y diez años en la renta fija tradicional para batir la inflación exclusivamente y, además, corriendo un riesgo emisor moderado pero que antes no se tenía en cuenta. Sí que es verdad que en renta fija emergente, por ejemplo, encontramos un valor añadido más importante -las personas que tomaron posiciones a principios de año lo estarán notando en su rendimiento-. Todavía vemos que hay valor ahí aunque está el hándicap de la divisa porque no sabemos si invertir divisa local o divisa cubierta y, en renta variable, vemos un mercado que se agota. Hemos visto un rally en EE.UU. y, poco a poco, vemos que falta robustez a los datos, de modo que el stock picking tiene que ser muy minucioso. Cada vez se hace más importante la selección de un buen gestor, un buen analista o un buen banquero. 

¿Qué hacer entonces?¿Qué opciones tiene el inversor para optimizar su cartera?

Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos en los que se puede invertir vía fondos de inversión o bien vía directa, aunque a menor escala. Aquí nos encontramos con rentabilidades de entre el 2 y el 6 por ciento, en función del riesgo que se corra. Son inversiones que se denominan de capital riesgo. Además, una vez tomadas las posiciones, tanto desde el punto de vista de los activos financieros tradicionales como desde el punto de vista de este otro tipo de inversiones, nos encontramos con posibilidades alternativas, como puede ser el préstamo de valores.

¿Sería como alquilar esos valores?

Sí, al final es un alquiler de acciones por un tiempo predefinido, con una rentabilidad que también está predefinida, con un riesgo de contrapartida muy reducido y que aporta un pick up de rentabilidad muy necesitado y muy buscado en el mercado español en la actualidad. Una característica muy importante en este tipo de producto es que los derechos económicos no se pierden por parte del inversor final propietario de las acciones. Al final los dividendos, los bonos, incluso los derechos que se puedan generar en una ampliación de capital se siguen cobrando. Es verdad que quizás la parte más importante es una orden ministerial que estamos esperando desde hace años y que permitiría a las gestoras prestar sus títulos a distintos emisores, de manera que puedan obtener la rentabilidad que tanta falta les hace porque, en la actualidad, vemos a los gestores de fondos monetarios, corto plazo, medio e incluso largo plazo y también de fondos mixtos matándose por conseguir rentabilidades positivas. En toda Europa las gestoras ya pueden prestar sus activos y obtienen ese pick up de rentabilidad, con lo cual esta orden ministerial permitiría a las gestoras españolas competir de tú a tú con el resto de gestoras y el inversor final saldría beneficiado. 

¿Cuál es el panorama con el que trabajan ustedes de cara a 2020?

Estamos viviendo un año 2018 y 2019 parecidos y vemos algo similar para 2020. Se ha hablado de una posibilidad de subida de tipos para ese año, pero con el panorama actual nosotros no lo vemos. Es más, con lo que acabamos de ver en Europa ( rebaja de las condiciones de liquidez) puede ser que sigan bajando. Nos hemos encontrado con bajadas de tipos agresivas en EE.UU., con una reducción de primas en periféricos como Italia y España importante (...) y al final todo esto hace que los bancos centrales estén protegiendo a los mercados de algo que viene y que no sabemos qué es y de lo que se lleva hablando mucho tiempo. Creo que cada vez cobra más importancia un stock picking minucioso, una selección buena de un banquero, la responsabilidad, mucha templanza tras el proceso de toma de decisiones y paciencia al esperar cómo viene todo el panorama macroeconómico y geopolítico que tenemos entre manos ahora mismo. 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"