liderazgo

"La falta de educación financiera conduce a una población mayoritariamente de clases medias y pobres

DIRIGENTES entrevista al ceo y fundador de Alfio Bardolla Training Group

21 DE octubre DE 2019. 14:13H Susana Mencía

98aa19e08362f51d8b0ef69a4f93984e.JPG

Alfio Bardolla es fundador y CEO de Alfio Bardolla Training Group, coach financiero y autor del libro ‘El dinero te hace feliz’, entre otros bestsellers. Explica que, la única vía para tener el control de nuestra situación financiera y optimizar nuestros recursos, es adquirir los conocimientos suficientes en este ámbito. Bardolla visitará esta semana España con motivo del 'Wake Up Call', el evento de finanzas personales más grande a nivel europeo. Tendrá lugar en Madrid los próximos 26 y 27 de octubre.

¿Cuáles son las implicaciones de no tener ningún tipo de educación financiera a la hora de gestionar nuestro dinero?

La mala gestión de nuestro dinero lleva a una vida llena de renuncias, a la creación y acumulación de deudas esenciales para la gran mayoría de la población, sacrificios a nivel individual que llevan a escasos resultados. Estamos dispuestos a trabajar 8, 10 o incluso 12 horas al día, sacrificando nuestro tiempo y el que tendríamos que dedicar a nuestra familia y amigos, tan solo para llegar difícilmente a final de mes, sin saber que existe la posibilidad de tener entradas automáticas de ingresos ajenas a nuestra profesión, que nos permiten desligar la relación entre tiempo y ganancia de dinero.

A gran escala, esta falta de educación financiera conduce a una población mayoritariamente de clases medias y pobres (solo el 3% de la población posee un patrimonio que supera el millón de euros por este motivo). No solo eso, los dueños de negocios no pueden hacer crecer sus propios negocios debido a la falta de información financiera adecuada, incluso a nivel empresarial. Sin embargo, el empresario es uno de los motores fundamentales para el crecimiento de la economía de un país. Pero en una economía como la nuestra, con tecnologías y la posibilidad de acceder a la información actual, es impensable no poder mejorar la situación financiera y tener una mejor calidad de vida y, por ende, una vida más libre.

En una economía como la nuestra, la libertad personal está fuertemente vinculada a la libertad financiera. Poseer educación financiera, saber cómo producir, administrar y proteger el dinero de uno es clave para vivir una vida mejor para uno mismo y para los seres queridos.

¿Qué perfiles pueden beneficiarse de este tipo de formación?

Podría decir que cualquiera. En realidad quien obtiene los mayores beneficios son los que tienen ganas de aprender, de ponerse en juego, comprometerse de verdad en mejorar su situación financiera y su vida. Es como quien quiere adelgazar y pide ayuda a un entrenador personal: el compromiso personal y el poner en práctica lo aprendido es fundamental para conseguir los resultados deseados.

¿Considera necesaria la educación financiera si encomendamos a otro la gestión de nuestro patrimonio?

Absolutamente sí: es la única forma de tener un control real sobre las finanzas personales. Los gerentes financieros pueden ser ayudantes válidos, pero necesitamos saber cómo dirigirlos y no confiarles nuestros activos a ciegas. Su herencia es suya, y siempre tendrá un mayor interés en aumentarla, gestionarla y protegerla. Además, la competencia de los gerentes, generalmente se limita a ciertos instrumentos financieros, mientras que es importante saber cómo diferenciar los activos propios. Por lo tanto, lo ideal es invertir es más áreas como inversiones inmobiliarias, comercio y negocios, entre otros.

En un momento de creciente preocupación por las pensiones, ¿es la educación financiera la herramienta para arrojar luz sobre la situación personal que nos espera?

Sí, es mejor que cualquier seguro o plan de pensión complementario. La capacitación y formación siempre nos acompaña. Por ejemplo, aprender cómo adquirir una o más propiedades puede permitirle tener ingresos de alquiler automáticos, que pueden muy bien reemplazar (y seguramente superar) el valor de lo que podría ser su futura pensión. Pero este es solo un ejemplo de muchos otros.

¿Cuáles son las áreas de inversión principales sobre las que Alfio Bardolla Training Group ofrece cursos en España?

Ofrecemos cursos de formación financiera en los sectores de Inversión Inmobiliaria, Trading, Creación y desarrollo de negocios y empresas.

Estos cursos toman como punto de partida la "psicología del dinero", ¿qué quiere decir con este término?

Es su cabeza la que te hace rico o pobre, feliz o infeliz. Esto significa que nuestra mentalidad tiene mucho que ver con la riqueza, por el contrario, podemos decir que la riqueza se otorga en un 80% por la psicología correcta y en un 20% por la técnica. Puedes tener las mejores herramientas del mundo para invertir de manera rentable, pero si no tienes la actitud correcta, si te enfocas en los problemas y no en las soluciones, si no estás dispuesto a participar, si tienes miedo de cometer un error o fallar, el éxito es imposible. El fracaso, por ejemplo, a menudo se vive mal, pero la capacidad de levantarse, aprender de los errores y actuar es la clave para el crecimiento y la mejora. Otro ejemplo es tu historia personal con el dinero: ¿fueron las influencias que recibiste desde una edad temprana en el manejo del dinero, el empoderamiento o el desapoderamiento? Estas son solo algunas de las razones por las que el punto de partida de mis cursos es la psicología del dinero y para la cual tengo un curso centrado principalmente en este tema, 'Wake Up Call', el evento de finanzas personales más grande de Europa en el que han participado más de 13.000 personas en los últimos. El próximo lo celebraremos el 26 y 27 de octubre en Madrid.

En su opinión, ¿en algún momento de nuestra vida es tarde para alcanzar la 'Libertad Financiera'?

Nunca es demasiado tarde para lograr la libertad financiera. Hemos tenido clientes que superaron los 50, 60 años y han logrado revolucionar completamente sus vidas. Así como chicos muy jóvenes que ganan mucho más que sus padres. Todo es cuestión de cabeza y fuerza de voluntad, ese es el primer paso.

Respecto a España, la situación es tan grave que antes de llegar a la vida adulta 1 de cada 4 niños no son capaces de entender una factura, reconocer los principales productos financieros o usar una tarjeta de crédito, según el informe PISA de 2015 sobre Competencia Financiera. ¿Cree que es el momento de que este tipo de formación se incluya entre las asignaturas escolares?

Absolutamente sí. Desafortunadamente, la escuela se ha quedado atrás en muchos aspectos, continúa enseñando como se hacía hace más de 30 años, pero el mundo ha cambiado, va mucho más rápido y también la forma de aprender las tecnologías, etc. En términos financieros, la forma en que se gana el dinero ha cambiado y sigue evolucionando. No me pronuncio sobre cuándo y cómo estos cambios deberían ocurrir a nivel institucional, pero puedo decir que a nivel individual ya existe la posibilidad de acceder a herramientas, información y cursos para mejorar la propia situación financiera.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"