economia

La violencia en Cataluña empieza a preocupar a los inversores extranjeros

Empresas alemanas cierran la producción temporalmente por los problemas en la frontera con Francia, otros han buscado vías alternativas de logística para limitar el daño.

13 DE noviembre DE 2019. 13:31H Stefanie Claudia Müller

ccf913ded81bf9cfe4bba807720aed97.jpg

El daño económico causado por las protestas desde la publicación de las sentencias para los nueve separatistas se estima en más de 7.3 millones de euros, según un documento del Ministerio de Construcción y Transporte español al que tenía acceso “El Periódico”. Sin embargo, solo contiene el perjuicio hasta finales de octubre, las pérdidas que han causado el cierre de la frontera entre La Jonquera y Francia aún no se han estimado y las protestas siguen. El ataché de prensa de la embajada española en Berlín (2004-2009) y asesor político Luis Martos previó esta situación ya hace varios años. El hombre de 71 años no solo ha sido testigo del primer gobierno español, por lo tanto, de la transición a la democracia, sino que también ha vivido de cerca el final de Eta hace una década. A él, como a muchos otros españoles y extranjeros, le preocupan las imágenes de Girona: “El daño económico puede ser muy grave para todos. Hay que solucionar esto rápido, y la única manera es un pacto de estado para reformar la constitución”, dice Martos. 

El impacto de los incidentes violentos en Cataluña para la inversión

Después de los incidentes en el otoño de 2017 provocaron la huida real y formal de más de 3000 empresas de Cataluña, la región está otra vez en el foco de los inversores extranjeros. “Madrid aprovecha sin ninguna duda este movimiento”, dice el gerente de una empresa alemana en Cataluña que no quiere ser nombrado, pero que ya ha decidido que no ampliará las instalaciones de su fábrica como estaba previsto: “Hay otros lugares en Europa que son más seguros y estables”.

También el presidente del círculo de los ejecutivos alemanes en Barcelona (KdF), Albert Peters, encuentra en estos días palabras claras en relación con las protestas del grupo separatista CDR (Comités de Defensa de la República): "Cualquier acción ilegal conduce a una mayor inseguridad en una situación ya tensa.” El bloqueo de las carreteras o la quema de contenedores disuadieron, dice: "Necesitamos nuevamente paz y confianza. Todos los partidos y actores involucrados deben contribuir a esto".

Algunas producciones alemanas cerraron su fábrica en estos días porque no podían entregar la mercancía al resto de Europa. Otros tuvieron que reprogramar sus rutas de entrega. Peters señala que las preocupaciones actuales no son tanto sobre el impacto que tendrán estas incidencias en la economía regional sino ya a nivel nacional: "Nadie lo dijo mejor que Karl Marx: el capital es un ciervo tímido y huye como una gacela. Por lo tanto, el diálogo y la negociación no representan debilidad sino son una necesidad absoluta en una democracia". El jefe de la fundación Konrad-Adenauer en España, Wilhelm Hofmeister también señala y pide más comunicación entre todos los partes:" Ni siquiera la mitad de los catalanes están a favor de la independencia, por eso estas personas también deben ser escuchados.” 

Él recuerda que España será dentro de poco la cuarta economía más grande en la UE después del Brexit y tiene una experiencia especial en el trato con América Latina y el norte de África: “Por todo ello es un actor e interlocutor importante para Alemania y también en Europa.” 


BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"