las empresas hablan

BBVA seguirá con el ERE a pesar de volver a resultados prepandémicos

BBVA alcanzó un beneficio de 1.210 millones de euros en el primer trimestre de 2021, una cifra en el entorno de los resultados trimestrales previos a la pandemia

30 DE abril DE 2021. 11:01H Dirigentes

9eec3a1eac872a6039fcf2aab4450c27.jpg

El Grupo BBVA ha comenzado el año con un resultado atribuido que alcanza los niveles previos a la pandemia. Esto ha sido posible gracias a la favorable evolución de los ingresos recurrentes, apoyados en la línea de comisiones, y a las significativamente menores dotaciones por deterioro de activos financieros y provisiones con respecto a hace un año.

Tras el anuncio de la venta de la filial de BBVA en Estados Unidos a PNC el 16 de noviembre de 2020, los resultados del negocio vendido se reportan en el Centro Corporativo bajo una única línea de la cuenta de resultados: ganancias (pérdidas) después de impuestos procedentes de actividades interrumpidas.

BBVA alcanzó un beneficio de 1.210 millones de euros en el primer trimestre de 2021, una cifra en el entorno de los resultados trimestrales previos a la pandemia. En el primer trimestre del año anterior, obtuvo un resultado negativo de 1.792 millones de euros, tras contabilizar un deterioro del fondo de comercio de Estados Unidos y realizar un mayor esfuerzo en dotaciones. El resultado de este trimestre se ha visto impulsado por la positiva evolución de los ingresos recurrentes y por los menores saneamientos y provisiones. Gracias a estos resultados, BBVA ha generado 15 puntos básicos de capital en el trimestre.

En la parte alta de la cuenta de resultados, el margen de intereses alcanzó 3.451 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 2,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido al desfavorable entorno de tipos de interés. Las comisiones netas, en cambio, mostraron fortaleza en el periodo en las principales áreas de negocio, con un crecimiento interanual del 10%, hasta 1.133 millones de euros. Gracias a este impulso, los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones) crecieron un 0,5% interanual. Destaca, asimismo, el comportamiento del resultado de operaciones financieras (ROF), con un crecimiento interanual del 16,1%, hasta 581 millones de euros.

El crecimiento de ingresos recurrentes y ROF permitió registrar un margen bruto de 5.155 millones de euros (+0,2% interanual).

Los gastos de explotación se incrementaron un 1,8% entre enero y marzo frente al mismo periodo de 2020, hasta 2.304 millones de euros; un crecimiento que se encuentra significativamente por debajo de la inflación media de los países en los que BBVA está presente (4,7%). El ratio de eficiencia se situó en el 45%.

Como resultado, el margen neto alcanzó 2.850 millones de euros en el trimestre (-1,0% interanual).

Es un avance más en el marco de su compromiso de alinear su actividad al Acuerdo de París y reducir emisiones, tanto directas como indirectas.

En cuanto a las partidas de saneamientos crediticios, y provisiones y otros resultados, se situaron al cierre de marzo de 2021 significativamente por debajo de los niveles del mismo periodo del año anterior (-52,4% y -47,3% interanual, respectivamente), cuando el banco realizó el mayor esfuerzo en dotaciones para hacer frente al impacto de la pandemia.

El resultado atribuido de BBVA alcanzó 1.210 millones de euros en el primer trimestre, frente a un resultado negativo de 1.792 millones registrado entre enero y marzo de 2020, impactado por el deterioro del fondo de comercio de dicha filial y los mayores saneamientos y provisiones.

En términos de creación de valor para el accionista, el valor contable tangible más dividendos alcanzó 6,15 euros por acción a cierre de marzo de 2021, frente a 5,78 euros por acción hace un año.

El ratio CET 1 ‘fully loaded’ se situó en el 11,88% a 31 de marzo de 2021, lo que supone una generación de capital de 15 puntos básicos con respecto a la cifra de diciembre de 2020 (11,73%). El nivel actual es 329 puntos básicos superior al requerimiento mínimo de capital del Grupo BBVA (actualmente en el 8,59%). El ratio CET1 ‘fully loaded’ pro forma, que considera las plusvalías derivadas de la venta del negocio de Estados Unidos, así como el objetivo de recompra¹ del 10% de las acciones de BBVA, se sitúa en el 13,55%, 155 puntos básicos por encima de la parte alta del rango objetivo de gestión del Grupo de entre el 11,5% y el 12%. Este capital confiere una enorme opcionalidad estratégica para seguir generando valor para el accionista y para apoyar a las economías en la fase de recuperación.

BBVA planea emplear este exceso de capital para crecer de forma rentable y ser más eficiente en sus principales mercados, así como para incrementar la remuneración a sus accionistas. La intención de BBVA es reanudar en 2021 su política de dividendos consistente en un ‘pay out’, íntegramente en efectivo, del 35-40% del beneficio, una vez que se levanten las restricciones del Banco Central Europeo. Asimismo, los accionistas de BBVA han respaldado la posibilidad de amortizar hasta el 10% del capital social de la entidad, equivalente a 667 millones de acciones, con el objetivo de poder implementar una recompra relevante de acciones.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"