las empresas hablan

El talento joven inmobiliario anticipa en BNEW cómo serán las ciudades

Las iniciativas de impacto social y las inversiones con criterio ESG representan un segmento todavía bastante desconocido

07 DE octubre DE 2021. 17:34H Dirigentes

d3eb6fe02011042cd932e4525deb1929.jpg

En el marco de la celebración de la Barcelona New Economy Week (BNEW), Anna Gener, CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, ha conversado con jóvenes profesionales del sector inmobiliario sobre el futuro de las ciudades. Los jóvenes han señalado la necesidad de evolución hacia modelos más sostenibles, donde la tecnología y, sobre todo, el humanismo tecnológico con el ciudadano en el centro, jugarán un papel clave.

De acuerdo con los participantes en la mesa redonda ‘¿Cómo serán las ciudades del futuro?’, las iniciativas de impacto social y las inversiones con criterio ESG representan un segmento todavía bastante desconocido, pero en España se está observando un interés creciente y exponencial en esta dirección. De hecho, las inversiones ESG movieron 90 millones de euros en 2019, pero la cifra creció hasta los 229 millones de euros en 2020, según datos de SpainNAB.

En este sentido, los jóvenes apuntan al consenso ya generalizado entre la sociedad, las administraciones y los inversores para impulsar una economía más sostenible. Tal y como han señalado los profesionales en el debate: “Podemos y queremos ser optimistas. Todavía hay mucho camino por hacer, pero se están dando pasos muy concretos”.

En el caso del inmobiliario, estos pasos se traducen no solo en las inversiones en proyectos de desarrollo construidos con criterios sostenibles, sino también en las inversiones para alargar la vida útil de los activos y para mejorar y renovar el porfolio existente de forma constante.

Ciudades más humanas, conectadas e inclusivas

Los invitados a la mesa redonda esperan unas ciudades del futuro más inclusivas, humanas y conectadas con las necesidades de la sociedad que las habita. Así, por ejemplo, han señalado que se deben tener en cuenta ya las implicaciones sociales que puede tener ubicar activos logísticos de última milla en el centro de las ciudades o cómo se desplazan los habitantes de una ciudad para llegar a puntos de interés como sus puestos de trabajo en un contexto que vislumbran más flexible en horarios y presencialidad.

También consideran que las ciudades serán más Smart, lo cual se traducirá en la recolección y análisis de datos sobre el uso que se da a los edificios para optimizarlos y ponerlos en conjunto con datos del entorno y del resto de la ciudad que permiten una mejor organización. En este sentido, los panelistas han destacado que: “la tecnología, bien entendida y poniendo a los ciudadanos en el centro, jugará un papel clave en las ciudades del futuro”.

Logístico, un segmento clave

De acuerdo con los participantes en la mesa redonda, el sector logístico ha pasado a primer plano durante la pandemia de la Covid-19 por la aceleración del crecimiento del e-commerce derivado del cambio de los hábitos de los consumidores.

Más allá de los retos a corto plazo a los que se enfrenta este segmento, marcado por una elevada demanda, escasez de producto acabado de calidad y falta de suelo de uso logístico, el futuro de este sector pasa por la adaptación a las necesidades de la eficiencia logística en las ciudades. Así, las nuevas naves logísticas según ha apuntado la mesa, deben responder a la realidad cada vez más digitalizada y sostenible de sus inquilinos, ofrecer mayor capacidad de almacenamiento con una gestión más eficiente en la entrega de los pedidos y establecer un diálogo entre real estate y el sector de la movilidad.

Conclusiones

En palabras de Anna Gener tras escuchar a los jóvenes profesionales, los retos de las ciudades del futuro pasan por “abrazar la revolución tecnológica, apostar por la sostenibilidad y convertirse en un factor que promueva la cohesión social”. Para afrontarlos, “debemos centrarnos en la reconstrucción económica desde una perspectiva responsable, encontrar valores que identifiquen a cada ciudad y canalizarlos a través de un marco intelectual como el que propone ‘la nueva Bauhaus europea’”, ha añadido.

Asimismo, Gener ha destacado en su intervención, “el inmobiliario tiene por delante una gran oportunidad, pero también una gran responsabilidad. El Real Estate debe tener una función integradora, que aporte a la comunidad y asegurar que los activos se integren en el entorno. Los profesionales del inmobiliario queremos ser parte de la solución a los retos a los que se enfrenta la sociedad”.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"