martes, 20 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Las empresas hablan

Parques Reunidos y AUARA con el desarrollo sostenible

14 de agosto de 2019. 10:04h Dirigentes

Grupo Parques Reunidos, segundo operador de parques de ocio en Europa y octavo a nivel mundial, ha alcanzado un acuerdo con la empresa social AUARA, que destina el 100% de sus dividendos a llevar agua potable a países en vías de desarrollo que carecen de ella, para colaborar en su proyecto solidario a través de sus instalaciones de Madrid (Parque de Atracciones, Parque Warner, Faunia y Zoo de Madrid) y Málaga (Selwo Aventura, Selwo Marina y Teleférico de Benalmádena).

Desde este mes, las botellas de agua mineral AUARA formarán parte de la oferta de bebidas que los locales de restauración de estos centros de ocio ofrecerán a los 6,3 millones de visitantes que pasan por ellos cada año, brindándoles, de este modo, la posibilidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de miles de personas gracias al acceso a agua potable.

Asimismo, con este acuerdo Parques Reunidos refuerza también su sólido compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad, ya que estas botellas están fabricadas con plástico R-PET 100% reciclado y 100% reciclable, siendo la única marca de agua en España que ha apostado por este material para toda su producción. El grupo empresarial estima que, en un año, la distribución de estas botellas supondrá la reutilización de 1.500 Kg de plástico y el ahorro de 2.500 litros de petróleo.

“El cuidado y la conservación del medio ambiente son prioritarios para nosotros y forman parte del modelo de gestión de todos nuestros parques, a través de medidas de eficiencia energética, de optimización del consumo y reutilización de recursos hídricos y de gestión y reciclaje de residuos. Por eso, nos sumamos con gran satisfacción al proyecto solidario de AUARA, con el que además de seguir cuidando nuestro planeta desde el punto de vista medioambiental podemos realizar una aportación social de gran alcance y muy necesaria”, sostiene Jesús Fernández, director de Operaciones del Grupo Parques Reunidos y presidente de la Fundación Parques Reunidos.

Esta multinacional española, nacida en 1967 como Parque de Atracciones Casa de Campo de Madrid, gestiona en la actualidad más de 60 parques de ocio en 14 países de Europa, América, Oceanía y Oriente Medio. Desde su Fundación, creada en 2011, lleva a cabo una notable actividad social y medioambiental que contribuye con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Como parte de esa actividad, la Fundación Parques Reunidos impulsa iniciativas relacionadas con la infancia en el ámbito de la salud y la integración social, así como programas educativos y campañas de concienciación sobre el cuidado del medio ambiente.

Actualmente, sus áreas de restauración cuentan ya con productos realizados con materiales reciclados y/o biodegradables (por ejemplo, servilletas), y se ha iniciado el proceso de retirada de productos plásticos (tapas, pajitas, vasos, etc.). Asimismo, se está trabajando en la implantación de otros programas para la mejora del desempeño medioambiental que incluyen acciones como el reciclado de latas y botellas PET o la utilización de material desechable compostable.

“El compromiso de Parques Reunidos con la sostenibilidad es innegable, y creemos que desarrolla una importante labor de concienciación social y medioambiental con los más pequeños, en cuyas manos está el futuro de nuestro planeta. Por ello, estamos muy satisfechos de saber que, gracias a este acuerdo, podremos ayudarles a concienciar a miles de niños sobre el valor del agua y la importancia de que todas las personas del mundo tengan acceso a este recurso imprescindible para la vida”, subraya Antonio Espinosa de los Monteros, CEO y cofundador de AUARA.

Por cada litro de agua que vende, esta empresa social es capaz de generar 4 litros de agua potable en países en vías de desarrollo, a través de la construcción de pozos y tanques de recogida de agua de lluvia. Desde su nacimiento en 2016 ha llevado a cabo un total de 37 proyectos en poblaciones en situación de pobreza extrema pertenecientes a 15 países de África, Asia y América Central, generando más de 21,6 millones de litros de agua que han beneficiado a cerca de 28.500 personas.