liderazgo

16.000 expertos supervisaron la integración tecnológica de CaixaBank y Bankia

Luis Carmona cree que fue un acierto alejar la integración del Black Friday, en los que se preveía un mayor número de transacciones

25 DE noviembre DE 2021. 08:30H Mario Talavera

df7a4a0c5dcadf5a75564b98605b9d60.jpg

Con la elevada suma de transacciones, trámites y gestiones que se producen en el seno de una plataforma tecnológica de un banco, CaixaBank no se pudo permitir más de un fin de semana para integrar toda la operativa de Bankia. Desde el 11 hasta el 14 de noviembre, miles de empleados de la entidad vigilaron que el traslado de la información se produjera correctamente.

Se dice que la información que se necesitaba mover ocupaba 45 veces más que toda la que conserva Spotify, con sus 70 millones de canciones. Más de seis millones de clientes procedentes de Bankia, sus cuentas, tarjetas, etc. que pasaron a formar parte de los datos que ahora custodia CaixaBank.

Según explicó este martes Luis Carmona, director de Integración de Sistemas de CaixaBank, incorporar los datos no solo supuso un reto, sino que transformó la manera de trabajar de la entidad. Su participación en el XIV Congreso Ecofin sirvió para ilustrar cómo se adoptaron en un fin de semana un millón de horas de desarrollo tecnológico.

Los diferentes trabajos tuvieron que testarse, para lo que se eligió a 16.000 expertos en banca. De hecho, estas comprobaciones fueron un paso crucial, según Carmona, para evitar que pudieran producirse fallos una vez que el nuevo sistema echara a andar. Cabe mencionar los numerosos procesos que forman parte de la operativa bancaria, como son las transacciones, las aplicaciones móviles o los apuntes en cuenta.

En todas esas gestiones debió garantizarse la seguridad, tal y como cuenta Carmona. La maniobra se realizó así: se clonaron las dos aplicaciones móviles y se entregaron a los empleados. No obstante, a cada plantilla se le facilitó la aplicación de la otra entidad, para lo que fue imprescindible acometer la fusión jurídica. Dicha operación permitió hacer un tratamiento adecuado de los datos personales de los clientes.

El director de Integración de CaixaBank se mostró satisfecho con el proceso: "En realidad tuvimos 16.000 expertos en banca testeando las dos aplicaciones". Por otro lado, señaló que esta fusión se ha producido en apenas un año, con el hito de la integración jurídica de marzo que, por otra parte, no ha sido obstáculo para que se aceleraran los trabajos tecnológicos.

Carmona incide en la importancia de haber cumplido los plazos marcados: "Algo que nos advirtieron fue tomar distancia del Black Friday por la gran cantidad de transacciones que se producen por impulso del consumidor en esos dos días".

Una de las pruebas del éxito es el corte que se realizó con el servicio de Bizum, previsto desde el viernes a mediodía hasta prácticamente el lunes 15. Por el contrario, se reactivó su uso el sábado a las cinco de la tarde, antes de lo previsto por los dirigentes de CaixaBank.

Ahora, los 20 millones de clientes de la principal entidad por activos en España forman parte de una misma plataforma y operan con la misma base tecnológica. Es el resultado de meses de desarrollo tecnológico y cuidado de cada detalle, como explicó Carmona.

La fusión de CaixaBank y Bankia encara su recta final


Crédito al consumo, la palanca para mejorar la vinculación con los clientes


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"