martes, 26 marzo 2019
ZONA PREMIUM
Liderazgo

5 consejos que puede dar un dirigente a un millenial

Los jóvenes valoran más la experiencia que las enseñanzas académicas

08 de marzo de 2019. 11:46h Mario Talavera
  • 5 consejos que puede dar un dirigente a un millenial

Llegar a un puesto de dirección no es un propósito sencillo de cumplir. Median años de trabajo, formación continua y esfuerzo. Y una vez que se alcanza, mantenerse es otra tarea titánica. Por ello quienes lo consiguen reúnen una experiencia y un saber hacer que puede servir de guía para quienes aspiran a esa meta.

De hecho, una encuesta realizada por TRIVU, una plataforma con la vocación de potenciar el talento joven, muestra cómo dos de cada tres jóvenes entre 22 y 32 años quieren “aprender cómo es el mundo real, no lo que enseñan en el colegio, Universidad o máster”.

No obstante, también creen que los dirigentes españoles “no inspiran, no son humanos y no son cercanos”. De ese modo, los jóvenes se encuentran ante la preferencia de aprender de personas experimentadas y, a la vez, carecen de referentes en quienes fijarse.

En ese sentido, TRIVU y la Asociación Española de Directivos han creado Piknik para que los directivos puedan compartir su conocimiento y experiencia con los trabajadores. Así, identifican cinco consejos que pueden servir de guía profesional para los jóvenes.

1. Actitud. Seis de cada diez trabajadores cree que la actitud positiva en la empresa ayuda a llegar al éxito, según una encuesta de Fundació Factor Humà. La proactividad, la mentalidad positiva y la predisposición a colaborar son factores tan importantes para avanzar como los estudios y la inteligencia.

2. Experiencias. El 35% de los jóvenes querría crear su propio negocio y el 34%, trabajar en una gran compañía. Otro de los consejos es el de adquirir toda la experiencia posible para después crear una empresa propia, dado que la intuición que todo dirigente necesita se consigue con experiencia.

3. Objetivos. Durante un día tomamos unas 35 mil decisiones. Este alud de decisiones provoca fatiga y que sea difícil acertar por el agotamiento mental que eso supone. Para evitar eso, los dirigentes aconsejan organizar y prever qué posibles variables pueden influir. Junto a eso, se extiende la creencia de evitar permanecer en una empresa demasiados años, lo que redunda en la ausencia de planes a largo plazo.

4. Delegar. Tres de cada cinco trabajadores sufre estrés, según el INE. En el caso de los altos cargos, la presión es mayor por la exigencia de resultados así como por la gestión de numerosos equipos y asuntos. Lo razonable es que a medida que se avanza se aprenda también a dejar que los demás tomen decisiones, de modo que se reduzca el estrés y se pueda ser más productivo.

5. Equilibrio personal y laboral. En el libro “Confesiones honestas y francas de personas en sus lechos de muerte” se explica que muchos de los lamentos tenían que ver con el hecho de haber trabajado demasiado. Ese es el consejo de los ejecutivos para los jóvenes, que la ambición tiene que encontrar su equilibrio con el tiempo libre.