liderazgo

Álvarez-Pallete: "Las recetas del siglo XX no van a funcionar"

El presidente de Telefónica invita a la administración pública a apostar de manera decidida por la digitalización. Siga la jornada en DIRIGENTES

23 DE junio DE 2020. 09:22H Mario Talavera

b27b4b22f903af12c9bb2a0b2c26af67.jpg

La crisis del coronavirus es "como si nos hubieran metido en una cápsula del tiempo", y no hacia atrás, sino hacia delante. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, cree que el confinamiento ha provocado un avance en la digitalización en diferentes segmentos productivos en España.

Así lo ha expresado durante su intervención en la Cumbre de CEOE, en la que ha compartido sus reflexiones sobre las necesidades más urgentes de la economía española. Durante este tiempo, según ha expuesto, el comercio electrónico ha crecido un 50%, el número de personas que teletrabaja se ha multiplicado por 7, mientras que el tráfico medio diario de datos en la aplicación de chat WhatsApp ha triplicado el de Nochevieja.

Pese a ello, el presidente de Telefónica afirma que "España está en una buena situación desde el punto de vista de las infraestructuras" tecnológicas. De hecho, tiene una cobertura de fibra mayor que Reino Unido, Francia y Alemania juntas, hasta alcanzar el 80% de la población.

En esa línea, Álvarez-Pallete, ha reconocido la rápida reacción que se ha dado en España, si bien avanza que es necesario dotar esta reacción de consistencia. "Nuestra administración ha hecho un trabajo espectacular", dice, con especial atención a la cantidad de ERTEs que se han gestionado (en dos meses, tantos como en los últimos 20 años) o la nueva prestación para colectivos vulnerables, el Ingreso Mínimo Vital.

El reto para el dirigente consiste en "descongelar la economía", aunque en esta ocasión "solo tenemos una herramienta: la innovación". Por ello, el máximo dirigente de Telefónica cree que "las recetas del siglo XX no van a funcionar" y que hay que poner el foco en una reconstrucción con un enfoque tecnológico.

"La pandemia se ha llevado las normas del viejo mundo", dice el presidente de Telefónica. Por ello, señala que es preciso "reconstruir de cara a la nueva economía". En ese sentido, reclama las mismas reglas y obligaciones para otros actores del sector de su empresa que facilitan los mismos servicios. Entre otras cosas, indica que la fiscalidad es uno de los asuntos pendientes: "Tenemos que adaptar la fiscalidad al nuevo mundo digital".

Entre el resto de prioridades, Álvarez-Pallete cree que una de las claves es la educación para no caer en un "desequilibrio entre la oferta formativa y la demanda". De ese modo, "la pandemia ha demostrado que la transformación es crítica".

En cuanto al resto de la economía, considera que los recursos que se movilizarán para la reconstrucción desde Europa, superiores a los del Plan Marshall de la década de 1960, deben dirigirse a "cosas tangibles". En particular, la brecha digital y la digitalización de las pymes preocupan al presidente de Telefónica, ya que poner el foco en estos aspectos podría suponer un empujón para el conjunto de la economía.

El sector insiste en la formación

También ha participado el presidente de la patronal tecnológica española, Pedro Mier. El presidente de AMETIC ha mostrado la voluntad del sector tecnológico por colaborar en la reconstrucción de España. Ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar el proceso de digitalización, sobre todo con la incorporación de "directivos tecnológicos" a las empresas, pero no necesariamente jóvenes. En ese sentido, considera que la formación tecnológica resulta esencial en este entorno.

La presidenta de Cotec, Cristina Garmendia, ha abundado en la misma línea. La dirigente de la fundación para la innovación cree que "la educación es la política económica más importante de un país". Comprende que el diálogo social está centrado ahora en cuestiones más urgentes, pero considera que la formación debe ser una "prioridad absoluta", tanto para los agentes sociales como para las administraciones públicas.


“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”