liderazgo

BNEW 2022 finaliza una edición de éxito con la asistencia de más de 12.000 profesionales

6.000 asistentes presenciales y 6.500 online, sumados a los cerca de 5.500 contactos de networking -más de 2.000 a través de la plataforma digital-, principales datos de una edición que ha mostrado al mundo DFactory Barcelona, la catedral de la industria 4.0

06 DE octubre DE 2022. 17:50H Dirigentes

Fin BNEW 2022 Dirigentes Digital

La Barcelona New Economy Week (BNEW), el evento disruptivo híbrido -presencial y online- de referencia para la nueva economía, impulsado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), pone hoy el broche final a su exitosa tercera edición, consolidando a la ciudad de Barcelona como la capital mundial de la industria 4.0. 
Durante estos cuatro días, más de 12.000 profesionales, 6.000 presenciales y 6.500 online, han disfrutado de todos los contenidos sobre los nuevos retos socioeconómicos. Además, se han establecido cerca de 5.500 contactos de networking, más de 2.000 gracias a la plataforma digital desarrollada específicamente por el CZFB.

La edición 2022 ha girado en torno a siete verticales clave: Digital Industry, Invest, Sustainability, Mobility, Real Estate, Talent y Experience. Siete grandes áreas temáticas interconectadas entre sí, promoviendo las sinergias entre ámbitos complementarias para acelerar esta transformación mundial.
El edificio singular DFactory, de 17.000 metros cuadrados, situado en la Zona Franca de la ciudad condal, se ha convertido en el punto de encuentro mundial de los actores clave para la nueva economía, reuniendo a 622 speakers que han ofrecido 180 horas de contenido distribuidas en 131 paneles, sesiones y debates.

BNEW: un evento global

El formato híbrido del evento ha garantizado el seguimiento de todas las ponencias en streaming, además de facilitar el acceso a los participantes internacionales pertenecientes a más de 100 países distintos, entre los que predominan Colombia, Ecuador, Argentina y México, entre otros. 

La Barcelona New Economy Week concluye, de esta manera, una tercera edición marcada por una mayor presencialidad reafirmando el papel del Consorci de la Zona Franca de Barcelona como motor de la transformación industrial en el avance hacia la economía 4.0.

Tal como ha destacado Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona: “Estamos muy orgullosos de cerrar la tercera edición del BNEW con unas cifras que evidencian la importancia de este evento, único en el mundo, focalizado en la nueva economía. Hemos contribuido a generar nuevas oportunidades de negocio, a impulsar la economía y Barcelona, una vez más, se ha posicionado como epicentro de la innovación, la digitalización y el progreso”. 

Asimismo, Navarro ha anunciado que ya están trabajando en la cuarta edición del evento que se celebrará en 2023 y que en breve dará a conocer las fechas. 

Por otra parte, Blanca Sorigué, directora general del Consorci de la Zona Franca de Barcelona y de BNEW ha manifestado que “organizar un evento de esta magnitud supone un reto y una gran responsabilidad, pero podemos afirmar que BNEW se ha consolidado como una cita imprescindible con la innovación de manera transversal. Se trata de un evento B2B disruptivo, que evoluciona año tras año, y la acogida que ha tenido en su edición más presencial evidencia que es fundamental contar con un espacio compartido para avanzar hacia la nueva economía, teniendo en cuenta el papel clave de la digitalización, la sostenibilidad y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. 

Paneles destacados de la última jornada

La mesa redonda “Colaboración público-privada: Copa América”, celebrada dentro de la vertical BNEW Talent, ha resultado una de las más destacadas en el último día del evento internacional, celebrado en las instalaciones del DFactory. El panel, moderado por Pere Navarro, ha reunido a expertos como Daniel Puig, vicepresidente de Barcelona Global; Maria Eugènia Gay, delegada del gobierno en Cataluña; Damià Calvet, presidente del Port de Barcelona; e Ignasi Armengol, director general de la Fundació Navegació Oceànica Barcelona. 

Durante la sesión, se ha concluido que la Copa América actuará de dinamizador para impulsar el crecimiento de Barcelona, como en su momento lo hicieron los Juegos Olímpicos de 1992. Daniel Puig, ha iniciado la mesa de discusión asegurando que “la Copa América en Barcelona era un objetivo de la organización desde el principio”. Por su parte, Maria Eugènia Gay, ha añadido que “las entidades privadas, con el know how, van a aportar los conocimientos necesarios y el gobierno, a través de su bagaje, la experiencia. Además, la colaboración público-privada es fundamental, no solo por su implicación económica, sino también por la social”.

En referencia a la importancia global de esta competición, Damià Calvet ha destacado que “la Copa América es el tercer evento con más audiencia mundial y Barcelona va a ser por primera vez en la historia la única ciudad del mundo que haya albergado tres juegos de tal repercusión, por tanto, tiene un valor reputacional muy elevado”. Por último, Ignasi Armengol ha explicado que “el proceso de construcción del evento es una de sus principales funciones y que harán de facilitadores para que la Copa América de Barcelona sea la mejor que ha habido nunca. Así mismo, tienen una palanca importante de transformación en sostenibilidad.”

Uno de los paneles de lujo de la jornada, en el marco de la vertical Digital Industry, ha sido Europa 4.0 “Transformación digital de la economía. Oportunidades y Desafíos”, también moderado por Navarro. En el mismo han intervenido, Salvador Esteban, General Director of Digitalization and Artificial Intelligence, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital; José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España; Pedro Mier, presidente de AMETIC; Víctor Calvo-Sotelo, presidente de Digitales; Christian Hocken, Managing Partner de Industrie 4.0 Maturity Center, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el CZFB. 

Pere Navarro ha moderado la sesión introduciendo varios temas de interés como la digitalización como una oportunidad y no una amenaza, la capacidad de los fondos Next Gen para ser más competitivos, la sostenibilidad como palanca de cambio y la formación y el talento necesarios para hacer frente con autonomía a la industria 4.0.

En este sentido, José Luis Bonet ha afirmado que “ha cambiado el escenario. Vivimos en un mundo ágil y complejo en el que la transformación digital ha sido y será una ventaja competitiva para las empresas y la sociedad”. Y concluye: “contamos con una buena infraestructura para hacer frente a las necesidades de dicha transformación, pero no con las competencias digitales”. Por su parte, Victor ha comentado que “la latencia de los datos, es decir su velocidad, con el 5G como bandera, es fundamental para apoyar la digitalización y la industria conectada”.

Salvador Esteban, por otro lado, ha asegurado que “la digitalización nos abre multitud de oportunidades. Por eso estamos lanzando medidas para competencias básicas y de empleabilidad, con el objetivo también de implementar las habilidades necesarias para las profesiones del futuro”. Y ha concluido: “es fundamental digitalizar el tejido productivo, contar con una estructura robusta de nuestras PYMEs, grandes empresas y Administraciones Públicas. Quien no se transforme digitalmente, quedará fuera”.

Pedro Mier ha afirmado que “necesitamos acelerar la implementación de esta transformación y canalizarla a través de los fondos europeos. Es una herramienta clave para aprovechar esta oportunidad, ya que contamos con el talento, la infraestructura y el tejido para llevarla a cabo”.  Christian Hocken, finalmente, también ha dicho: “la industria 4.0 nació después de la crisis financiera del 2008 con el fin de buscar fortalecer las competencias y mejorar la competitividad en este sector. Ahora tenemos nuevos horizontes como la implementación eficiente, la conectividad y la automatización”.

Por otro lado, la mesa redonda “Mujeres Empoderadas = empresas competitivas”, enmarcada en la vertical BNEW Sustainability, que ha moderado Blanca Sorigué, ha generado un gran interés. El panel ha contado con la participación de Teresa Bustos, presidenta de Entalenta; Anna Sorli, founder de Somia; Mireia del Pozo, Presidenta del Centro de Estudios de las Mujeres de Europa; y Adriana Rubio, president/ general manager en Roche Diagnostics. 

En el transcurso del panel se ha analizado el papel clave de la mujer en la nueva economía y la necesidad de potenciar la formación en profesiones STEM (science, technology, engineering y mathematics). 
Adriana Rubio ha afirmado que “funciona muy bien crear programas de mentoring para mujeres y darles espacios de visibilidad y acompañarlas en ese desarrollo. Hay que crear oportunidades de forma consistente y que se sostengan en el tiempo”. Además, Anna Sorli ha asegurado que “Ahora la empresa tiene una visión más horizontal, hay que fomentar el compartir y no el competir, para lograr una empresa más humana y abierta al mundo”.

Por otro lado, en palabras de Teresa Busto: “hay que trabajar en el empoderamiento de la mujer. Ya no es una cuestión de competencias, hay que creer que somos capaces y no tenemos un techo de cristal”. Finalmente, Mireia ha concluido “la formación es el camino a la auténtica acción. Hablamos de talento y no solo de género. Esta carrera hay que hacerla unidos, tanto hombres como mujeres”. 
 

Artículos relacionados

Cómo la digitalización está ayudando a la gran industria a aumentar su eficiencia energética
Construcción, agricultura y logística: los sectores con mejores perspectivas para invertir en Ucrania
Robótica, medicina e inteligencia artificial se unen en la BNEW
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"