liderazgo

¿Cómo han cambiado los Comités de Dirección después de la pandemia?

Las prioridades del CEO son redefinir y asegurar la ejecución de la estrategia, motivar e involucrar al equipo humano, identificar nuevas oportunidades y desafíos y poner a los clientes en el centro de la estrategia

21 DE octubre DE 2021. 17:30H Dirigentes

a9d8891363e52e9fab863289bd4f890a.jpg

Con la intención de conocer la manera en la que la COVID-19 ha cambiado las dinámicas de los Comités de Dirección, así como otras cuestiones ligadas a la transversalidad y el trabajo en remoto, Luis Huete y Antonio Núñez han llevado a cabo un ambicioso Estudio basado en una amplia encuesta entre más de 2.000 altos directivos españoles. 

Tras analizar los datos obtenidos, una de las principales conclusiones que se reflejan es que los CEO están creando un triunvirato a su alrededor, compuesto por los responsables de personas, finanzas y ventas. En este contexto, llama la atención la fuerza que la pandemia ha otorgado al responsable de personas, quien después del financiero, es en quien más se ha apoyado el CEO de la empresa. 

El efecto de la emergencia sanitaria en las relaciones dentro del Comité de Dirección ha sido en general positivo. El 43% de los encuestados afirman que la crisis les ha unido como equipo y un 27% han constatado una mayor colaboración. La falta de contacto físico, en cambio, les ha alejado emocionalmente. Por su parte, la mayoría de los encuestados (68%) piensan que su compañía tiene dinámicas de trabajo correctas para las circunstancias actuales. Ahora bien, es abrumador el número (84%) de los que reconocen que estas dinámicas han cambiado mucho o bastante con motivo de la pandemia.  

Según las personas participantes, ahora las prioridades del CEO son redefinir y asegurar la ejecución de la estrategia, motivar e involucrar al equipo humano para hacer frente a los desafíos, identificar nuevas oportunidades y desafíos y poner a los clientes en el centro de la estrategia. En un segundo nivel destaca el aumento de la colaboración entre las áreas, la mejora de la comunicación y el esfuerzo por la digitalización. En esta línea, los temas que han ganado peso en la agenda del Comité de Dirección son la puesta del cliente en el centro de la estrategia, la gestión de riesgos, la seguridad tanto de los empleados como de los clientes y, por último, la innovación

Preguntados los encuestados si su empresa cuenta con el Comité de Dirección idóneo para acometer la crisis, la respuesta afirmativa fue un 67%. No obstante, dentro de los cambios y mejoras sugeridas destacan la incorporación de personas con conocimiento y experiencia en temas que sean prioritarios para la estrategia (75%), la necesidad de pactar nuevas normas para mejorar el trabajo en equipo (54%), el cambio en la frecuencia y los formatos de las reuniones (48%), la mentorización de sus miembros (44%) y la formación que permita mejorar la gestión de reuniones y las dinámicas de trabajo colaborativo (40%).

Además, los encuestados prevén que en el futuro este órgano será más operativo (78%), más líquido (63%), con unas normas de funcionamiento más flexibles (56%) y, también, más reducidos en número de personas y con formatos distintos en función del contenido y del tipo de decisiones que tengan que tomar (41%). 

Así, las cinco iniciativas mejor puntuadas por los encuestados para la mejora de la colaboración entre las áreas son el uso de métricas de rendimiento e incentivos al desempeño que fomenten la colaboración en el trabajo y que pongan el acento en el logro de objetivos comunes; el desarrollo de un estilo de liderazgo que evite el recurso a escalar hacia arriba los problemas de descoordinación entre áreas; el trabajo con los directivos de alto potencial para desarrollar sus capacidades colaborativas; procurar que los procesos críticos se diseñen “end to end”, de tal manera que exista un dueño del proceso que se implique en la mejora global del mismo y, por último, habituar a la organización a trabajar utilizando equipos de trabajo interdepartamentales para los proyectos importantes de futuro.

Tenido estos criterios en cuenta, los autores del estudio constatan que son mayoría las compañías en donde el funcionamiento del Comité de Dirección es adecuado y en donde se trabaja para crear relaciones colaborativas, impulsar el trabajo en equipo y la transversalidad, y concluyen afirmando que “una empresa tiene futuro cuando desde sus órganos de gobierno se impulsa el alineamiento con el mercado y la integración interna”.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"