liderazgo

El porcentaje de mujeres dirigentes se estanca en el 27%

El 79% de los empresarios españoles se opone a las cuotas de paridad

03 DE octubre DE 2018. 09:36H economía, negocios y finanzas

alejandro-martinez-borrell-1_75405_20181003101216.jpg

El porcentaje de mujeres directivas en las empresas españolas se estanca en el 27%, por segundo año consecutivo, y tan solo ha crecido un 5% desde 2011. “La presencia de mujeres en puestos de dirección es un tema de máxima importancia empresarial”, ha indicado al respecto el presidente de Grant Thornton en España, Alberto Martínez Borrell, en el Forbes Women Summit en el que se ha presentado el informe “Women in Business” de Grant Thornton.

En la segunda edición de este evento se ha discutido sobre la situación de la mujer en los puestos de liderazgo en las empresas. Borrell ha reflejado la necesidad de una colaboración entre empresas e instituciones desde cero para fomentar la presencia de mujeres en puestos directivos tras constatarse este parón en el porcentaje. Un dato que ha hecho preguntarse a Borrell si ha llegado la hora de plantear otras medidas para impulsar la diversidad de género.

En este sentido, la Vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, que asistió al acto ha anunciado que comenzará a tramitarse con urgencia una ley de igualdad laboral en la que se incluirán medidas obligatorias en las firmas españolas. Asegura que “la autorregulación en este tema funciona “regular” y que se hacen necesarias medidas que obliguen y no solo inviten”. De acuerdo a lo que revela este informe, las empresas no se muestran conformes con esta medida puesto que ocho de cada diez de ellas no cree en que la imposición de cuotas obligatorias sirva para conseguir la igualdad de géneros entre directivos. Pese a que casi el 80% de las empresas españolas tiene al menos una mujer en un puesto de dirección, esta cifra está cayendo y se concluye que las empresas están cumpliendo con los mínimos únicamente.

Con esta ley se busca hacer frente a los problemas de discriminación laboral, salarial y personal además de fomentar la entrada de la mujer a los puestos directivos. Entre los 35 países que se han analizado en este estudio, España se encuentra en el puesto 23 de los que más han evolucionado en liderazgo femenino. No obstante, es un avance muy lento que preocupa. Una vez aprobada esta ley, Carmen Calvo ha indicado que se dará un periodo de adaptación a las empresas para que se adecuen a estas medidas obligatorias.

Bien es cierto que para la socia de Auditoría de Grant Thornton y directora del estudio, Isabel Perea, “la aplicación de cuotas no es suficiente, pero es un paso necesario. Las cuotas deberían estar garantizadas en todo el proceso de selección, para lograr la equidad entre hombres y mujeres con la misma capacitación y garantizar un elenco de mujeres capacitadas, preparadas y visibles dentro de la empresa”.

Asimismo, las empresas que impulsan a la mujer a puestos de más responsabilidad son aquellas que creen verdaderamente en las ventajas que conlleva la diversidad de género como forma de alcanzar el éxito empresarial y para aumentar su eficiencia.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"