liderazgo

Flexibilidad: la gran apuesta de las empresas españolas

Los nuevos modelos de trabajo se erigen como una opción capaz de retener y atraer el talento a las compañías

10 DE diciembre DE 2021. 08:30H Isabel Garrido

Hasta antes de la llegada de la COVID-19 a nuestras vidas, para muchas organizaciones era inviable ofrecer a sus empleados teletrabajar uno o varios días a la semana. Sin embargo, las restricciones y los diferentes confinamientos impuestos desde marzo de 2020 han transformado la manera en la que las personas conciben la realización de sus obligaciones profesionales. A lo largo de estos últimos meses se ha puesto en valor la efectividad y viabilidad de este modelo y, además, también se ha puesto de relieve la importancia de la conciliación de la vida laboral con la personal. Por ello, ahora, a la hora de ser interrogados, la mayoría opta por un modelo de trabajo flexible.  

Desde Eventbrite España, la plataforma tecnológica de gestión de eventos y compra de entradas, su director, Ismael García, comenta que “es esencial que las empresas sean conscientes de las nuevas necesidades de los profesionales”, lo que incluye diferentes perspectivas dentro del marco del trabajo, tales como el bienestar, la diversidad, la voz del empleado y las condiciones para la flexibilidad. Tal y como detalla el estudio New ways of working. Reflections on the future, el 65% de las empresas españolas optan o están planteando implementar dos o tres días de teletrabajo a la semana y, el resto, en la oficina. 

Para García, este planteamiento podría ser “un buen inicio”, pero explica que “quedaría por ver cuántas de ellas finalmente implementarán estos cambios”, ya que “una gran parte de las empresas se plantea volver a las condiciones prepandemia”. “Muchas compañías todavía operan bajo la ilusión de que los empleados estarán contentos si retoman la realidad anterior a la crisis sanitaria: en una oficina, observados en todo momento hasta que completan las ocho horas en su mesa”.

Para el experto la realidad descrita en el párrafo anterior supone una “concepción errónea del trabajo” y señala, asimismo, que las compañías que insistan en mantener antiguas fórmulas “tendrán dificultades para retener a sus empleados y, a la vez, les costará atraer el talento”. “Forzar a las personas a trabajar en una oficina a tiempo completo pronto será como pedirles que trabajen los sábados”, matiza.


Ismael García, director de Eventbrite España

En este contexto, desde Eventbrite explican que la concepción del trabajo ha cambiado e implementar flexibilidad es una obligación para las empresas, por lo que apuestan por un modelo flexible en el que cada persona escoge la opción que más le convenga, con la intención de adaptarse a sus necesidades y preferencias. De este modo, dentro de su propuesta cada miembro del equipo decide si trabaja mejor en una oficina a tiempo completo, si opta por hacerlo en remoto a tiempo completo o si prefiere combinar cualquier opción intermedia. 

Según explica García, al poner el foco en el empleado, es él quien decide cómo y dónde gestionar su carga de trabajo para ser más productivo, de forma que tratan de ir un paso adelante centrándose más en los resultados que en el lugar desde donde se trabaja para conseguirlos. Así, al aportar mayor flexibilidad a la vida personal de cada uno de los integrantes de la plantilla, este modelo de trabajo “aumenta su motivación, productividad y, en definitiva, reduce que el talento se desgaste o se marche de la compañía”

En este punto, ante las dudas de si la productividad de los empleados puede disminuir, el director de la compañía responde con datos: según un informe de Adecco, el 85% de los profesionales españoles considera que su productividad se ha mantenido o ha aumentado con el trabajo híbrido en los últimos 12 meses.

Disrupción e innovación como palanca de desarrollo de la empresa

“Es necesario seguir alerta para reaprender”

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"