liderazgo

Lo más importante para las empresas

Las empresas españolas mantienen un buen equilibrio entre innovación y experiencia, según Cornerstone OnDemand

22 DE junio DE 2018. 12:10H Dirigentes Digital

image_content_44887_20180622121016.jpg

El talento es uno de los bienes más preciados para los reclutadores. De hecho, se sitúa como una prioridad a la hora de elegir un candidato u otro y, sin embargo, las empresas españolas tienen más dificultad que las europeas a la hora de encontrar profesionales con el talento y las habilidades deseadas.

Esa es la visión que se desprende del estudio “Future culture: Impulsando la cultura de Innovación en la Era de la Transformación Digital” realizado por Cornerstone OnDemand. Según revela ese informe, una de cada tres (31%) empresas tienen dificultades para encontrar el talento y las habilidades correctas, mientras que la media europea es bastante inferior, del 18%.

Así, desde el punto de vista de Vincent Belliveau, vicepresidente ejecutivo y director general de EMEA de Cornerstone OnDemand, estos retos también señalan a las empresas: “necesitan fomentar la inversión en la formación y desarrollo de sus personas, si quieren seguir teniendo éxito en su transformación digital”.

En ese sentido, se puede encontrar un dato positivo, y es que la resistencia cultural al cambio se reduce, aunque sigue siendo el principal obstáculo para culminar la transformación digital. Frente a la tasa del 54% del año pasado, en esta edición son el 32% de los encuestados quienes la señalan como inconveniente.

Otro dato destacado es la preferencia por las habilidades comprobadas y las referencias de éxito por encima de los logros académicos. Podría decirse que las organizaciones españolas prefieren la práctica, los hechos palpables, por encima de la teoría. De esa forma, la solución de tests es el aspecto más valorado en los procesos de selección (45%), seguido por las referencias de éxito (33%).

El estudio también valora la adaptación que realizan las empresas de las innovaciones en cuanto a sus procesos operacionales o a sus productos. Se encuentran cuatro divisiones distintas, según su desempeño en esos dos aspectos. En el escalafón más bajo se encuentran una de cada cuatro (25%), esto es, las compañías que tienen una baja innovación operacional y también en sus productos y servicios.

El siguiente tipo de empresa responde a una baja innovación operacional pero a unos servicios innovadores, características que presentan el 27% de las empresas en España. A continuación, se encuentran las empresas con una operatividad avanzada, aunque con productos poco innovadores, un 21%. Y la mayoría, el 28%, responden a una alta innovación operacional y a una gran originalidad en sus productos y servicios.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"