liderazgo

"Hay que mejorar la oferta MICE de Madrid"

Entrevista a la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Mar de Miguel

23 DE octubre DE 2018. 09:47H Carmen

secretaria-general-de-la-aehm-mar-de-m_84716_20181023130522.jpg

Madrid ha conseguido hacerse un hueco a nivel internacional en el turismo de negocios. Con IFEMA por bandera y más de 600 espacios, Madrid compite directamente con otras ciudades europeas como Berlín, París o Ámsterdam. Una amplia oferta unida a una propuesta cultural, gastronómica y de ocio potente, la convierten en un centro neurálgico de referencia en el continente, tal y como explica a DIRIGENTES la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Mar de Miguel.

Los últimos datos ofrecidos por el INE arrojan una ralentización del turismo. ¿Qué posición ocupa España el turismo de Congresos? ¿Y la Comunidad de Madrid?

España se sitúa en cuarta posición mundial en turismo de congresos. Sólo durante el 2017 se celebraron 4.986 encuentros que llegaron a facturar 6.130 millones de euros (un 3,38% más que en 2016) y movilizaron a 1,3 millones de participantes, casi un 18% que el año anterior. Todo esto indica que la modalidad de turismo MICE cada vez va cogiendo más fuerza en nuestro país.

A nivel Comunidad de Madrid, en 2018 se ha producido una cierta ralentización en el turismo MICE, aunque el año que viene supondrá un punto de inflexión en esa tendencia, ya que hay programados todos los meses una Feria o Congreso importante. No obstante, los resultados registrados durante 2017 tuvieron un comportamiento positivo, dado que la región acogió 20.320 reuniones (un 15% más respecto a 2016) con un record de profesionales visitantes que superó el 1,1 millones. Estos resultados han propiciado que la Comunidad se sitúe en la séptima plaza de los destinos de turismo corporativo a nivel internacional compartiendo con Ámsterdam esta posición.

Asimismo, hay que tener en cuenta la amplia oferta complementaria que se puede encontrar en Madrid, que pone a disposición de estos turistas MICE un amplio abanico de actividades culturales, gastronómicas y de ocio de las que disfrutar en su tiempo libre. De hecho, muchas de las personas que llegan a nuestra ciudad por motivos laborales acaban prolongando su estancia o volviendo en otro momento para disfrutar de sus vacaciones gracias a todo lo que puede encontrar en nuestro destino.

¿Cuáles son los puntos débiles la región?

Desde la AEHM consideramos que es de vital necesidad potenciar la colaboración público-privada entre las Administraciones y los agentes privados implicados –organizadores profesionales, hoteles, centros de congresos y convenciones, entre otros- y ampliar y mejorar la actual oferta de espacios para la celebración de eventos MICE.

En este caso, cabe destacar la falta de uso de uno de los auditorios del Palacio Municipal de Congresos o el cierre desde 2012 del Palacio de Congresos de la Castellana a espera de la ejecución de un proyecto de reforma. Por suerte, esta situación está en vías de solucionarse, ya que IFEMA gestionará ambos espacios gracias a los acuerdos alcanzados entre las instituciones implicadas, poniendo a disposición de Congresos y Convenciones dos importantes espacios que sumarán más de 2.500 plazas.

Fedea ha propuesto establecer un impuesto sobre Estancias Turísticas. ¿Cómo afectaría esta medida?

No considero que la tasa turística sea la solución. En la AEHM estamos de acuerdo con que Madrid necesita contar con una mayor dotación presupuestaria pública destinada a turismo, tanto en los Presupuestos del Ayuntamiento como en los de la Comunidad de Madrid, para a reforzar la imagen de nuestro destino en Europa y en otros mercados internacionales y emergentes mediante campañas de promoción que nos permitan captar al visitante de calidad, respetuoso con el entorno y de alto nivel de gasto que todos queremos para Madrid. No obstante, y a pesar de compartir este objetivo, no consideramos que sea posible conseguirlo a través de la imposición de una tasa turística.

Para valorar una medida de este tipo, como es una tasa turística, es necesario que ésta tenga un objetivo concreto y claramente definido antes de su puesta en marcha, ya que si no funcionaría como cualquier otro impuesto recaudatorio. Argumentar que se empleará el dinero procedente de la misma a la promoción turística de Madrid es algo muy ambiguo, dado que no hay manera de asegurar que lo recaudado vaya a ser empleado con estos fines (promoción o gestión turística).

Asimismo, es importante pensar en cómo afectará esta tasa a un turista que, incluso antes de haber llegado al destino, ya asume el pago de impuestos, tanto en aquellos hoteles que ha escogido para su viaje como en cada uno de los servicios que la región de Madrid le ofrece. Por lo tanto, este viajero, que ya gasta una media de 250 euros diarios en la ciudad con impuestos que llegan a las arcas autonómicas, municipales y estatales, podría ver como un abuso una tasa adicional que no sabe a qué irá destinada y de la que no percibirá ningún beneficio directo.

Comparando los dos grandes núcleos del turismo de congresos en España –Madrid y Barcelona-, ¿qué ventajas posee la primera con respecto a la segunda?

La Comunidad de Madrid posee todos los requisitos necesarios para posicionarse como el epicentro del turismo MICE en España. Disponemos de más de 230 vuelos directos diarios que operan desde el Aeropuerto Madrid-Barajas, tenemos la segunda mayor red de alta velocidad del mundo y, además, contamos con uno de los sistemas de Metro con más kilómetros de Europa.

Asimismo, la región cuenta con una oferta hotelera de calidad que ha sabido adaptarse a las exigencias de estos turistas de negocios para los que prima recibir un servicio de excelencia antes que un precio ajustado. Además, es preciso destacar que una gran parte de estos establecimientos están ubicados en edificios históricos y emblemáticos de la región convirtiéndose, por sí mismos, es un atractivo más del destino.

Respecto a las actividades culturales, gastronómicas y de ocio, Madrid destaca por contar con tres recursos declarados Patrimonio de la Humanidad y con más de 400 bienes de interés cultural ubicados en el Paseo del Arte, considerado como el espacio con mayor densidad de obras de arte repartidas entre el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía. A esto habría que sumar la amplia oferta gastronómica con más de 30.000 restaurantes y establecimientos de hostelería, 18 de ellos Estrella Michelin, así como el amplio abanico de actividades lúdicas y de ocio que se pueden disfrutar en la ciudad.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"