martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Liderazgo

La normativa de pagos podría costar 50 millones a los bancos

"Se prevé la entrada de gigantes digitales que financieramente son más grandes que los bancos", señala a DIRIGENTES a Xavier Codó, Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia & Latam

16 de septiembre de 2019. 16:14h Alexandra Gheorghiu
  • La normativa de pagos podría costar 50 millones a los bancos

El 14 de septiembre se marcó en el calendario europeo como la fecha de entrada en vigor de la nueva normativa PSD2, una regulación de los servicios de pagos digitales que transformará la banca digital así como las plataformas de comercio electrónico al precisar nuevos controles de autenticación y cuyo objetivo principal es combatir el riesgo y el fraude.

Su puesta en marcha supondrá todo un desafío para las empresas al tener que replantear sus modelos de negocio para adaptarse a las nuevas exigencias, que pueden llegar a suponer 50 millones de euros a las entidades bancarias a causa del aumento de las sanciones financieras.

Para profundizar sobre cómo afectará económicamente a las empresas españolas esta normativa, conocer las oportunidades de negocio que pueden nacer, además de los beneficios que traerá, DIRIGENTES habla con Xavier Codó, Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia & Latam, una compañía global de soluciones de verificación de identidad y captura móvil que actualmente está inmersa en la nueva normativa PSD2.

Miles de compañías tendrán que actualizar su sistema de pagos para prepararse para la próxima regulación. ¿Cómo afectará a la facturación de las empresas esta nueva normativa y qué sectores serán los más perjudicados económicamente?

La nueva directiva hará más competitivo el sector facilitando la entrada de nuevos actores. Esto conlleva que las entidades financieras y plataformas de pago que estén bajo la normativa tendrán que actualizarse, innovar y buscar aliados tecnológicos.

El sector financiero es el principal afectado. Las instituciones más tradicionales y de mayor tamaño deben ser las que adapten con mayor antelación sus procesos a la nueva normativa, ya que supondrá nuevos desarrollos tecnológicos importantes. Sin duda, el mayor desafío radicará en la implementación de estas nuevas tecnologías y la creación de alianzas.

Una de las afirmaciones que se pueden leer es que la nueva regulación revolucionará la banca digital y los negocios online pero, concretamente, ¿a qué aspectos de ambos sectores afectará?

El propósito de esta normativa es adaptar los productos financieros a las nuevas tecnologías y también a las necesidades financieras de los clientes. Los bancos deben colaborar con los nuevos proveedores externos de servicios de pago y darles acceso a las cuentas de su clientela a través de APIs abiertas. Esto facilitará el despliegue de la banca abierta, que ofrecerá mejores opciones a los clientes para decidir qué productos financieros necesitan. Una vez conocidas las características de cada persona, el proveedor podrá ajustarse más a su perfil y enviarle información y ofertas adecuadas.

En definitiva, la experiencia de usuario alcanzará un nuevo nivel y, según una reciente investigación que llevamos a cabo, esto no supone un problema si se adapta rápido y de forma satisfactoria. De hecho, no cumplir con la nueva normativa puede llegar a costar 50 millones de euros al año al sector bancario debido al aumento de las sanciones financieras, y unos 150 millones de euros en el período de cinco años debido a la pérdida de clientes. Sin embargo, aplicando las últimas tecnologías en verificación de identidad digital, un banco típico podría ahorrar hasta 10 millones de euros al año.

La normativa de pagos podría costar 50 millones a los bancos

¿Cómo se puede cuantificar el impacto de la normativa, en la reducción del riesgo y el fraude online en los pagos? ¿Cuáles serán los beneficios que traerá consigo?

Son muchas las empresas que no han oído hablar de la normativa y que desconocen el impacto que puede tener en su negocio. Por ejemplo, se prevé la entrada de gigantes digitales que financieramente son más grandes que los bancos, los cuáles aún están en plena transformación digital. Para las empresas es clave comprender cómo deben posicionarse e incluso con quien deben aliarse.

De este modo, la normativa también ayudará a los players del sector financiero a conocer mejor a sus clientes, reduciendo el riesgo dentro de su cartera de productos. Ser capaz de limitar el fraude en la apertura de cuentas y revisar la actividad sospechosa a tiempo real, también fomentará la confianza por parte de los consumidores hacia las nuevas compañías fintech y e-commerce. Además, la nueva normativa traerá consigo mayor seguridad tanto para el usuario como para la entidad financiera gracias a la autentificación en dos pasos.

Los procesadores de pagos, las plataformas de transferencias y las compañías de pagos P2P, entre otras, son algunas de las entidades que ya han introducido nuestras soluciones de verificación de la identidad digital. En Mitek conocemos la importancia del papel que desempeñan estas tecnologías para establecer confianza mutua entre el individuo y la institución, a la vez que ayudan a cumplir con los nuevos requisitos europeos.

¿Qué oportunidades de negocio pueden surgir a raíz de la nueva normativa?

Teniendo en cuenta que una gran variedad de empresas tendrá que replantearse y redefinir sus modelos de negocio, es lógico pensar que vayan a surgir nuevos proyectos. Por ejemplo, la tarjeta de crédito no será la única forma de pago en los comercios online, por lo que es de esperar que aparezcan nuevos operadores digitales en el ámbito de las fintech.

En el ámbito de la seguridad, las empresas también deberán trabajar para minimizar la erosión de la confianza del usuario y evitar el abuso en nuevas formas de fraude electrónico. En este sentido, la tecnología biométrica es un factor clave, permitiendo que una persona pueda efectuar un pago sin realizar ningún tipo de acción adicional.

Para garantizar el cumplimiento de la nueva normativa, ¿cómo reorganizarán las compañías sus estrategias empresariales y operacionales?

Como he mencionado anteriormente, las compañías deberán invertir en la implementación de nuevos desarrollos tecnológicos que les permitan adaptarse a los nuevos requisitos de la normativa. Esto tiene una afectación a toda la operativa de la empresa, ya que no puede afectar al funcionamiento corriente de los pagos online.

Más allá de los cambios operativos, las empresas también deberán considerar incluir nuevas alianzas en sus estrategias. Estas alianzas incluyen tanto a gigantes tecnológicos como a pequeñas empresas o start-ups que ayudarán a agilizar la transformación digital de la compañía.

La experiencia de usuario es un aspecto en el que las empresas ponen mucho foco y esfuerzo, facilitando y agilizando sus transacciones, por ejemplo. El hecho de que se introduzcan pasos adicionales para reforzar la seguridad, ¿cómo repercutirá en la experiencia de cliente?

Es importante que los usuarios tengan siempre el control de su información y puedan elegir cómo operar. Los métodos de autenticación de dos factores serán obligatorios y muchas aplicaciones requerirán más de dos controles de seguridad para proteger a los clientes, comerciantes y bancos. La idea es mantener la confidencialidad de los datos del usuario en todo momento y darle a él el control.

En cuanto a la experiencia de cliente, el proceso de autenticación no debe dejar de ser rápido, ágil y seguro, tanto para evitar que el usuario abandone el onboarding como para que no busque alternativas a la entidad que le proporciona una mala experiencia.

En Mitek, nuestros sistemas que incorporan la biometría, como el reconocimiento facial a través de un selfie, se están revelando como los más seguros y, a la vez, los que proporcionan una mejor experiencia al usuario, por su rapidez y comodidad.