viernes, 17 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Liderazgo

La protonterapia llega a España de la mano de Quirónsalud

El grupo ha destinado un total de 40 millones de euros a esta tecnología que se estrena en España y a la que tendrán acceso tanto los pacientes de la sanidad pública como privada

20 de febrero de 2019. 16:00h Carmen Muñoz
  • La protonterapia llega a España de la mano de Quirónsalud

Cuenta atrás para la llegada de la protonterapia a España. Con una inversión estimada de 40 millones de euros, el grupo sanitario Quirónsalud va a hacer posible la llegada de esta tecnología por primera vez al país. El municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón ha sido el lugar elegido para instalar el centro que, en el momento actual, se encuentra ultimando las obras.

Previsto para comenzar a funcionar a finales de este 2019, la puesta en marcha de estas instalaciones supondrá un hito en el ámbito de la radiooncología en España, al tratarse de una alternativa “avanzada, segura y efectiva para luchar contra el cáncer”. Con ello, será posible tratar multitud de casos de cáncer, especialmente, aquellos tumores detectados en los ojos, cerebro, cabeza y cuello, así como aquellos localizados en el tronco cerebral, médula espinal u otros órganos vitales. También cánceres recurrentes y pediátricos.

“Es especialmente útil en tumores que están cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación”, señala el doctor Miralbell, quién también añade que se puede utilizar en niños, ya que los órganos todavía se encuentran en desarrollo y son más sensibles, lo que permite poder frenar la radiación. Además, el centro estará abierto a pacientes procedentes tanto de la sanidad pública como privada.

En el momento actual, el tratamiento de protones en los casos de cáncer, constituye la técnica radioterápica más avanzada para tratar determinados tipos de cáncer gracias a la eficacia igual o superior a la radioterapia convencional -es recomendable en el 15% de los pacientes sometidos a radioterapia- y sus menores efectos secundarios, que son eliminados en gran medida.

Entre sus beneficios, los expertos destacan la mínima –incluso nula- radiación en los alrededores del tumor, una menor dosis total de radiación por tratamiento, así como la ausencia de tumores secundarios a la radiación. “Aplicado en dosis específicas, los protones pueden actuar con precisión en el interior de los tejidos, consiguiendo una mayor actividad antitumoral y generando un menor daño en el tejido sano”, remarcan desde Quirónsalud.

Hasta la fecha, esta tecnología solamente estaba presente en una veintena de centros en Europa, repartidos en Francia, Alemania o Italia, entre otros países. Por lo que cualquier persona que quisiera realizar este tratamiento debía trasladarse fuera. La apertura del nuevo centro de Protonterapia se convierte en el número 59 de todo el mundo, el 24 del continente europeo y el primero en España.