liderazgo

“Los datos son el recurso vital de todo negocio digital”

Entrevista a César Cernuda, presidente mundial de NetApp

28 DE junio DE 2021. 08:26H Dirigentes

70ca69e7ed3b14d9bdaabee3f96267e7.JPG

César Cernuda es el presidente mundial de NetApp, compañía tecnológica menos conocida que otros gigantes de la industria, pero con gran relevancia en el área del software en la nube. Incluida en la lista Fortune 500, su facturación supera los 6.000 millones de dólares. La irrupción de la pandemia coincidió con un cambio de relevo en la cúpula, que ha pasado a estar encabezada por Cernuda, quien dejó Microsoft después de 23 años en cargos de responsabilidad. Entre ellos, el de vicepresidente mundial de marketing y ventas de Microsoft Dynamics, presidente para Asia-Pacífico, para América Latina y el Caribe, y vicepresidente corporativo mundial. Dirigentes habla con él tras recibir la Cruz Oficial de la Orden del Mérito Civil.  

Asumió el cargo de presidente de NetApp en mayo de 2020, en el punto más álgido de la crisis sanitaria. ¿Cómo ha sido este año? 

Asumí la presidencia mundial de NetApp en un momento de grandes desafíos, tanto para mi nueva casa, como desde el punto de vista global. Por un lado, en mayo de 2020, todos juntos nos estábamos enfrentando a una nueva era de disrupción sin precedentes, la COVID-19: una pandemia mundial que nos separó físicamente y que puso a prueba nuestra capacidad de adaptarnos y evolucionar como individuos, empresas y sociedad. Y que, en el ámbito empresarial, nos obligó a movernos mucho más rápido, a ser más receptivos a las necesidades de los clientes y más ágiles en nuestra adaptación. 

Por otro lado, cuando accedí a la presidencia de NetApp, una compañía del Fortune 500 con 38.000 clientes y 10.000 empleados repartidos en 198 oficinas de 30 países, lo hice para impulsar su proceso de transformación, con el fin de que la organización pudiera aprovechar con éxito las nuevas oportunidades de crecimiento en el ámbito de los sistemas para el almacenamiento de servicios de datos en la nube. 

Durante este primer año y a cargo de los aspectos más comerciales del negocio de NetApp, con responsabilidad directa sobre ventas, marketing, servicios y soporte, mi objetivo principal ha sido impulsar el éxito de nuestros clientes y acelerar las relaciones digitales y multicanal con ellos, y ampliar nuestras relaciones con los principales proveedores de cloud y otros socios estratégicos. Un reto fue dar a conocer mejor a NetApp entre los máximos responsables de los negocios, más allá del área tecnológica, y empezar a participar en el planteamiento de sus estrategias de transformación digital, en cuyo corazón ya estaban presentes las tecnologías de NetApp. 

Salir de una zona de confort, desde mi cargo de vicepresidente corporativo mundial de Microsoft y después de 23 años en la organización, y embarcarme en un proyecto ambicioso y desafiante como es el de NetApp, puede parecer atrevido, pero me ha resultado tremendamente enriquecedor. He tenido la oportunidad de sumarme a una organización que se está posicionando como un actor clave en el mercado de gestión de datos en la nube, que transformará el mundo de los negocios tal y como lo conocemos hoy, de aquí a unos pocos años. 

El pasado mes de mayo recibió la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil. ¿Qué supone este reconocimiento para usted? 

Me siento muy honrado y recibo este premio con gran emoción. Siempre he estado comprometido y me he sentido responsable de crear una mejor sociedad y de promocionar en todo lo posible la “marca España”, en las distintas regiones y desde los diferentes puestos de responsabilidad que he desempeñado durante mi carrera profesional. En este sentido, un reconocimiento como este al esfuerzo de estrechar los lazos comerciales entre España y Estados Unidos, Latinoamérica y Asia me llena de orgullo. 

Como nacido en México de padres y abuelos asturianos, tengo la intención de seguir dedicando todo el tiempo que me sea posible a la promoción de España en general, y de mi tierra de origen, Asturias, y de mi pueblo Luarca, tanto desde mi nuevo puesto de responsabilidad como presidente mundial de NetApp, como en los diferentes foros en los que tengo la suerte de participar.

El mundo ha cambiado a un ritmo vertiginoso en los últimos años y los líderes deben saber adaptarse. ¿Qué cualidades son necesarias para encabezar una organización? 

Una de las principales características del liderazgo que las empresas buscan hoy en día es el enfoque y la pasión por los resultados sólidos, así como el compromiso de los líderes empresariales en articular unos equipos de alto rendimiento y diversidad. Las exigencias de transformar los negocios y los mercados están en todas partes y la experiencia en este proceso es también una habilidad que deben poseer los dirigentes empresariales de hoy. También es clave promover el entendimiento transcultural y la creación de una ciudadanía global, ya que las organizaciones y los mercados son cada vez más globales. 

Estas son algunas de las capacidades que he adquirido a lo largo de mi carrera y que considero que me han permitido llevar a cabo transformaciones de negocio con éxito y contribuir al crecimiento de las marcas para las que he estado trabajando y trabajo en la actualidad. Sin olvidar, asimismo, el saber abrazar y aprovechar los cambios y las oportunidades que estos nos brindan para innovar y evolucionar.

Aunque la pandemia ha acelerado la digitalización dentro de las organizaciones, ¿en qué cree que fallan cuando implantan las tecnologías en sus procesos? 

La transformación digital consiste en la aplicación de las tecnologías digitales con el fin de alcanzar una mejora radical en el rendimiento de un negocio, ya sea ideando nuevas formas de negocios digitales, aumentando su alcance hasta nuevos clientes u optimizando sus operaciones. Dicha transformación ocupa el lugar central en más del 70% de las agendas de los CEO en el momento actual. El impacto y la adopción de la digitalización varían según la industria, pero no hay duda de que las organizaciones que recorren este camino están aumentando sus oportunidades y viceversa. 

Los datos, por otro lado, son el recurso vital de todo negocio digital. La información 'como activo', que está todavía en una fase de adopción temprana, es un catalizador clave de los esfuerzos de digitalización y transformación de una organización. Pese a ello, menos del 50% de las estrategias empresariales documentadas mencionan los datos y la analítica como componentes fundamentales para ofrecer valor empresarial. Gartner, sin embargo, predice que esto cambiará rápidamente ya que, en 2022, el 90% de las estrategias corporativas mencionarán explícitamente la información como un activo empresarial crítico y su análisis como una competencia esencial.  

Soy muy optimista con la transformación digital en España, donde contamos con grandes compañías. El gran desafío en nuestro mercado no es cómo digitalizar las empresas del Ibex 35, sino cómo conseguir que al carro también se suban las pymes, que son los verdaderos bloques de construcción de nuestro tejido empresarial. Y en este ámbito, las tecnologías de gestión de datos en la nube y su acceso como servicio tienen mucho que decir. 

Como experto en marketing y ventas, ¿qué deberían mejorar a la hora de plantear su estrategia en este ámbito? 

Las áreas de marketing y ventas ya no pueden ser gestionadas de manera aislada del resto de la organización. El planteamiento del modelo Go-To-Market, su aplicación y su ágil adaptación a los cambios en el entorno, es más importante que nunca y exige un nuevo enfoque y capacidades. 

NetApp se dedica al software en la nube, algo desconocido para muchas pymes españolas. ¿Qué ventajas tiene esta tecnología? 

La nube ha cambiado para siempre el mundo que nos rodea, haciendo que la innovación sea más accesible y las empresas más escalables. Esta tecnología es utilizada, en mayor o menor medida, por casi todas las empresas y por los usuarios finales. La cuestión no es si las pymes conocen la nube o no, sino si la aplican de manera adecuada y estructurada para impulsar sus negocios, porque la gestión de datos es una parte clave para la exitosa transformación digital de cualquier organización. 

De este modo y en un contexto de cambio incesante, la madurez digital determinará si una organización prospera o se queda atrás, y los datos están en el centro de esta madurez digital. Al dar a las organizaciones la libertad de poner sus datos a trabajar en las aplicaciones en la nube que impulsan sus negocios.  

Está considerado uno de los 50 líderes hispanos más influyentes. ¿Qué consejo le darías a un dirigente que ha desempeñado toda su carrera en España? 

En las últimas décadas, el mundo empresarial ha experimentado una transformación fundamental. Vivimos en un mundo global y tanto los líderes locales, como aquellos que operan a nivel internacional, deben aplicar los mismos principios universales. Entre ellos, está el foco en los resultados, la apuesta por la innovación y la agilidad en la adaptación a nuevos entornos del mercado, sin olvidar la vocación de servicio a los clientes. Y, en el plano del liderazgo de talento, la capacidad de crear equipos de alto rendimiento basados en el compromiso, la diversidad y la multiculturalidad, sin olvidar la sostenibilidad y el impulso del avance social. 

¿Qué le dirías a los jóvenes líderes? 

Les diría que la agilidad y la capacidad de adaptarse a los cambios es una de las cualidades más importantes en el entorno que nos ha tocado vivir. Y que resulta clave percibir el riesgo y los retos, no como algo negativo, sino como una oportunidad para innovar y seguir mejorando día a día, además de aceptar y aprender a gestionar la diversidad en todas sus formas como una clave para descubrir talento y para conseguir articular unos equipos de alto rendimiento y potencial. 

Si pudiera volver al pasado, ¿qué error no volvería a cometer? 

Durante mi carrera me he equivocado muchas veces, pero siempre lo he considerado como algo intrínseco al mundo de los negocios y al ejercicio del liderazgo. Los errores me han permitido aprender y llegar a ser quien soy hoy. En este sentido, tengo una percepción positiva de las equivocaciones, siempre y cuando uno las haya transformado en una lección aprendida y que le ha permitido avanzar, en mayor o menor medida. 

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"