liderazgo

Los empresarios familiares reivindican su liderazgo para construir una sociedad mejor

Su Majestad el Rey inauguró en Pamplona el XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar, organizado por el IEF, con la colaboración de Adefan y patrocinado por KPMG y el Banco Santander

25 DE octubre DE 2021. 18:03H Dirigentes

360ebb1772ecc8776362af51d1465187.JPG

Su Majestad el Rey ha inaugurado el XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que, organizado por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), con la colaboración de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (Adefan) y el patrocinio de Banco Santander y KPMG, reúne en Pamplona a cerca de 500 empresario familiares de toda España, bajo el lema “Trabajamos por una sociedad mejor”.

En el acto de apertura del Congreso han participado también la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, María Chivite, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente del IEF, Marc Puig, quien en su intervención ha reivindicado la labor realizada por las empresas familiares durante la pandemia, ha puesto de manifiesto el compromiso de estas compañías por encabezar la transformación social y económica que debe abordar nuestro país y ha mostrado el orgullo por el trabajo, la perseverancia y el liderazgo que caracteriza el día a día de los empresarios familiares españoles.

Puig ha recordado que el lema del Congreso, “Trabajamos por una sociedad mejor”, resume en sí mismo la naturaleza de las empresas familiares, que se caracterizan “por compartir una serie de valores esenciales: visión a largo plazo, voluntad de continuidad a través de las generaciones, compromiso con la sociedad y arraigo local”.

El presidente del IEF ha explicado cómo trabajan las empresas familiares por una sociedad mejor: liderando el esfuerzo de transformación que exige la lucha contra el cambio climático, trabajando desde las propias compañías por la igualdad, la no discriminación y la cohesión social, y creando empleo de calidad. “Nosotros sabemos bien la importancia que el empleo tiene para que la prosperidad llegue a todos. Vamos a esforzarnos en seguir creando empleos de calidad y pedimos que nos permitan hacerlo, que no nos pongan condiciones peores que las de nuestros países vecinos con los que competimos”, ha dicho.

Orgullo de ser empresario

Puig ha querido reivindicar también el orgullo de ser empresario. Ante un auditorio formado por cerca de medio millar de empresarios familiares procedentes de toda España, el presidente del IEF ha asegurado que “cuando vemos todas las actuaciones que lleváis a cabo, cuando repasamos las historias extraordinarias que protagonizáis vosotros, sentimos un legítimo orgullo. Este Congreso es un homenaje al esfuerzo, al trabajo, a la perseverancia, al liderazgo. Es un homenaje a lo que habéis hecho y seguís haciendo cada día”.

Como preámbulo al comienzo del Congreso, ayer domingo los presidentes del Instituto de la Empresa Familiar y de las 18 Asociaciones Territoriales de Empresa Familiar vinculadas firmaron en el Ayuntamiento de Pamplona una declaración institucional en la que se da fe del compromiso de las empresas familiares españolas con las mejores prácticas de gestión que favorezcan una sostenibilidad que se ha de entender desde tres ángulos diferentes e inseparables: empresarial, social y medioambiental.

En el plano empresarial, el compromiso asumido por las empresas familiares a través de esta declaración institucional consiste en gestionar mediante prácticas empresariales y de inversión a largo plazo basadas en criterios éticos, que permitan un crecimiento sostenible y que tomen en consideración los intereses de trabajadores, clientes, proveedores, accionistas, instituciones, administraciones y la sociedad en su conjunto. El compromiso social, por su parte, incluye el fomento de la diversidad, la promoción de la igualdad entre los géneros, la inclusión social y la generación de empleo estable y de calidad adecuado a las necesidades de las empresas. Por último, las empresas familiares se comprometen a gestionarse de forma respetuosa con el medioambiente, adoptando las modificaciones que sean necesarias en sus procesos para reducir las emisiones de CO2.

Tras la inauguración oficial presidida por Su Majestad el Rey ha tenido lugar la presentación de “Semillas: reconocimiento a la trayectoria”, un homenaje a los empresarios que han contribuido a la creación, crecimiento y reconocimiento público del IEF y del movimiento de la empresa familiar. En palabras de Marc Puig, “tenemos la obligación de rendir tributo a quienes nos precedieron, a los ex presidentes de IEF que nos han dejado. Un tributo a esa generación que contribuyó de forma decisiva a transformar la realidad de España para convertirla en el país moderno y dinámico que es hoy”.

El programa de esta primera jornada ha incluido una mesa redonda en la que, bajo el título de “Más que números: propósito empresarial”, participan Ana Vallés (presidenta de Sorigué), Andrés Sendagorta (presidente de Sener) y Cristóbal Colón (fundador de La Fageda), con la moderación de Jordi Canals, profesor de dirección estratégica y titular de la cátedra Fundación IESE de Gobierno Corporativo). La jornada matinal concluye con la intervención del presidente del Partido Popular, Pablo Casado.

La sesión de tarde comenzó con la intervención de Juan José Cano, presidente de KPMG España. A continuación interviene Boyan Slat, fundador y CEO de The OceanCleanUp, en un diálogo con Patricia Riberas, directora de Transformación y Organización de Gestamp, tras el cual tuvo lugar la mesa redonda “El Mundo que queremos”, en la que han intervenido como ponentes Juan Moya (vicepresidente de Persán), Álvaro Solans (vicepresidente del Grupo Pikolin) y Ana Álvarez (secretaria general y del Consejo del Grupo Armando Álvarez). La moderación corrió a cargo de Beatriz Molins (consejera de Cementos Molins). Posteriormente se desarrolló el panel titulado “La empresa familiar por una sociedad mejor”, en el que participaron Juan Perán (fundador del grupo Pikolinos), Daniel Antoñanzas (director gerente de Exkal), Roberto García (presidente de Castilla Termal) y Enrique Enciso (cofundador del Grupo Sylvestris).

La jornada del lunes terminó con el panel que bajo el título “La empresa familiar a través de las generaciones y de los mercados: el caso Henkel” reunió a Rob Davies (de Banyan Global), Simone Bagel-Trah (presidenta de Henkel AG) y Marc Puig (presidente ejecutivo de Puig).

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"