sábado, 17 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Liderazgo

Maniega (b.free!): "El turista de compras aporta mucho valor a las ciudades"

Entrevista con Alicia Maniega, CEO de la startup del sector 'tax free', b.free!

06 de agosto de 2019. 08:33h Mario Talavera
  • Maniega (b.free!): "El turista de compras aporta mucho valor a las ciudades"

Alicia Maniega observó una clara oportunidad en el sector del turismo de compras. Su startup, b.free!, trata de devolver el IVA a los turistas extracomunitarios. Lo explica en esta entrevista con DIRIGENTES.

¿En qué consiste la propuesta de B.Free? ¿Cuáles son los puntos diferenciales?

Somos el primer operador de 'tax free' que nace con un modelo totalmente digital para que los turistas puedan recuperar el IVA sin tener que hacer ningún tipo de trámite con papeles. Con cualquier empresa que no es la nuestra el turista que quiere recuperar el IVA de sus compras en España tiene que ir a la tienda. En ellas les dan formularios de reembolso que tiene que llevar al aeropuerto y validarlos. Esta validación sí que se hace de manera digital por medio de la Agencia Tributaria en unos kioskos.

El turista llega al aeropuerto, va a los kioskos de la Agencia Tributaria con sus formularios, los valida y a partir de ahí va al operador con quien ha hecho la compra el 'tax free' con el que ha hecho la compra para que le paguen en su tarjeta de crédito o bien en las oficinas de cambio de los aeropuertos, con todas las comisiones que ello conlleva. Le cobran comisiones por pagar en efectivo y luego le cobran otra por el cambio de divisa. Evidentemente, una vez que el turista ha realizado la compra y se va a su país lo que quiere es llevarse divisa, no llevarse euros.

Nuestro equipo lleva más de 20 años del sector de 'tax free' y veíamos que el mayor prescriptor de esto, que es el turista, es el principal perjudicado. El trámite que tenía que hacer era tedioso, analógico y arcaico y pusimos en marcha un proyecto totalmente digital. El turista descarga la aplicación y cuando llega a la tienda y hace la compra el tax free le llega al móvil. Desde el móvil puede validarlo en el aeropuerto e incluso puede cobrar desde el móvil, que es la mayor ventaja, sin ningún tipo de comisiones.

También tenemos la parte tradicional si el cliente quiere ir a cobrar al aeropuerto. No somos una aplicación de tax free, sino una empresa de tax free que da una herramienta tecnológica para que haya más alternativas a la tradicional, pero conservándola.Supone una gran diferencia ser nativos digitales y también para el comercio porque se facilita la emisión del formulario de reembolso en el punto de venta. La aplicación tiene lectura de pasaporte y hace una gestión muy rápida. La naturaleza de tax free es un descuento para la gente que viene de fuera de la Unión Europea, que no va contra los márgenes del comercio y nosotros lo ponemos en valor porque supone una ventaja para incrementar sus ventas.

¿Qué cifras manejan ahora mismo en cuanto a usuarios y a previsiones de negocio?

Con respecto al año pasado, estamos creciendo un 300%. Es verdad que son cifras exageradas porque estamos en nuestro segundo año en el mercado. Cerramos 2018 con 6.000 clientes, en cuanto a puntos de venta. En cuanto a turistas, más de 60.000 extracomunitarios han descargado ya la app. Para nosotros lo más importante ahora no es el volumen de mercado y de hecho no tenemos una cuota de mercado significativa. Para nosotros lo importante es el crecimiento que estamos teniendo. El mes de mayo del año pasado hicimos 400 formularios, y este año eso es lo que hacemos por semana. Es verdad que no es lo mismo que lo que hacen los dos grandes operadores que quizás eso lo hacen al día, nuestro negocio es muy pequeñito.

¿Qué oportunidades observan en el sector del 'tax free'?

El turismo siempre ha sido un sector que se potencia mucho en España, y es verdad que nuestro país es uno de los mayores receptores de turistas. Pero siempre se hablaba de un turismo de sol y playa, de poca calidad y muy estacional que genera empleo en las estaciones de verano. Cuando hablamos de 'tax free', la oportunidad que hay es porque el turista de compras es algo que aporta mucho valor a las ciudades. Tiene un gran poder adquisitivo, pero en España no se había fomentado. Cuando ves que otros sectores, te vas a ver los que no caen. Desde 2012 a 2015 fue cuando el Ministerio de Turismo hizo el primer plan de turismo de compras con medidas para incentivar este sector y atraer turistas. La validación digital del tax free era una de las medidas que necesitaba este turismo de compras. Si al final consigues atraer este turista que gasta de media cinco veces más que el cliente nacional, es una forma de generar valor al comercio y al país.

Si nos comparamos con nuestros vecinos, con Francia, Reino Unido e Italia, estamos muy por debajo en el turismo de compras. Por ejemplo el turismo chino, que viajan muchísimo, a nosotros nos llega una mínima parte. Sí que es verdad que es un mercado emergente y todas las acciones de emisión de visados a China o promover más vuelos, recibimos cada vez más chinos. Todo este público es una oportunidad para que el negocio crezca.

Otra oportunidad es que desde julio del año pasado ya no existe el importe mínimo que el turista tenía que comprar para poder recibir una devolución de IVA, que estaba en 90 euros. Cualquier turista que venga de fuera de la UE tiene derecho a 'tax free' cuando haga sus compras. El año pasado por ejemplo cerramos con 87 millones de turistas, y de esos hay un 11% que tienen derecho a 'tax free'. Cuanto más fácil se ponga el trámite para devolver ese dinero, más turistas ahondarán en el 'tax free'. En 2017 se contabilizaron 4 millones de operaciones, que alcanzaban 2 mil millones de euros de ventas y unos 110 millones de beneficios para las empresas de 'tax free'. Si ahora no hay límite de importe y los mercados emergentes acaban viniendo, hay un margen de crecimiento importante en el sector.

Comentaba que este mercado está más extendido en Europa. ¿Prevén entrar en otros países en el corto plazo?

Este es nuestro año de expansión. Acabamos de arrancar en Portugal y ya tenemos listo el sistema digital. Nuestra expansión por Europa está basada en los destinos de compras, pero después nos enfocamos a los países donde ya exista una validación digital. Es donde nosotros ganamos fuerza y nuestro modelo de negocio tiene más oportunidades de posicionarse. Estamos trabajando para estar también en Francia, donde esperamos estar a finales de año y ya hemos iniciado los trámites, y también en Reino Unido, en Austria y en Turquía. Es un negocio que no tiene sentido quedarse en España. Tiene muchísimas posibilidades aunque no es uno de los destinos más significativos a nivel europeo en el turismo de compras, pero para nosotros sí que es importante.

Como emprendedora, ¿cree que existen obstáculos para que la mujer se incorpore a la ola del emprendimiento?

El emprendimiento depende de la mentalidad de las personas. Las oportunidades son las mismas, igual de fácil o de difícil lo tenemos los hombres que las mujeres. No es fácil emprender, ni para unos ni para otros. Tenemos todavía un resquicio machista, pero también desde la mujer, no solo los hombres. La mentalidad que tenemos en España sigue estando un poco anticuada. ¿Qué dificultades se les pone a las mujeres para emprender? A mí no me han puesto ninguna que no le hayan podido poner a un hombre. He tenido que buscar inversores, que no es más fácil ni más difícil si eres hombre o eres mujer. En mi caso empecé a hacer el plan de negocio estando embarazada. He arrancado un proyecto embarazada y los años más complicados los he compatibilizado criando a mi hijo. Para eso hace falta ser muy valiente. Al final no es lo habitual, se suele hacer un poco más organizado. Yo vi la oportunidad de lanzar este negocio que me coincidió siendo madre. Fueron años difíciles pero no creo que haya diferencia.

Hay dificultades no por tu género, sino porque la administración no te ayuda. No digo que te dé dinero, que no estaría de más un fondo para emprendedores, pero no te ayudan en la contratación de personal, o en la subvención de cuotas de autónomos, en devolverte el IVA se tarda muchísimo tiempo... No se hace diferencia entre las empresas asentadas y las que acaban de empezar. Al final si quieres emprender, emprendes.

En cuanto al ámbito 'fintech', ¿qué les falta a las 'fintech' españolas para que terminen de despegar?

El ecosistema de España en cuanto a la tecnología va un poco lento. También influye que los bancos tienen mucha fuerza, y los bancos y las 'fintech' no se llevan bien. Hay un ecosistema de muchos años con núcleos duros con los que es difícil competir. Nosotros somos una 'fintech' que nos presentamos como un complemento para los bancos ofreciendo el 'tax free' en los puntos de venta, pero al final nosotros luchamos contra los monstruos. Estamos en un duopolio y esdifícil romper eso, es algo que asusta. Cuando estás en un mercado en el que la competencia son empresas muy grandes cuesta mucho decidirte a entrar. Es más fácil entrar en algo en donde la competencia sea más liviana que no pegarte con unos monstruos como son las entidades financieras.