liderazgo

Cómo mejorar las habilidades directivas para enfrentar los desafíos actuales

Contemplar la opción de realizar un Máster en MBA Online es la forma más rápida y real de desarrollar estas aptitudes esenciales que hoy deben tener todos los profesionales con poder de decisión en una empresa

09 DE agosto DE 2022. 11:25H Dirigentes

Máster MBA Cámara Madrid Dirigentes Digital

Uno de los retos a los que se enfrentan continuamente las organizaciones es la ausencia de habilidades directivas actualizadas e innovadoras. A medida que la globalización complica el funcionamiento de las organizaciones y el escenario económico es cada vez más volátil, aumenta la necesidad de mejorar las habilidades de liderazgo y gestión.

Las habilidades directivas eficaces no sólo son decisivas para llevar a las empresas a la cima del éxito, sino que también contribuyen a la progresión de la carrera de los empleados. Adquirir y perfeccionar estas habilidades permite a los directivos y altos cargos, por un lado, afrontar desafíos y resolver problemas complejos. Por otra parte, los profesionales que quieran convertirse en directivos para asumir funciones de mayor nivel también precisan un entrenamiento en habilidades innovadoras a nivel de dirección.

Cuáles son las habilidades directivas necesarias para gestionar una empresa de forma eficaz y eficiente

Las habilidades de dirección son aquellos atributos o las capacidades que permiten la realización eficiente de las tareas específicas asignadas. Estas tareas ejecutivas comprenden desde el desarrollo de estrategias para lograr los objetivos comerciales, hasta la toma de decisiones, resolución de problemas, y anticiparse a posibles problemas elaborando planes de contingencias.

Existen varios tipos de habilidades directivas: técnicas, analíticas e interpersonales.

No obstante, las siguientes habilidades son esenciales para desempeñar funciones directivas de forma eficiente.

  • Planificación: se refiere a la capacidad, priorizar, diseñar estrategias y formular un conjunto acciones acorde a los recursos disponibles (tiempo, dinero, personal, etc.) con el fin de alcanzar los objetivos de la organización.
  • Toma de decisiones: es una de las habilidades más necesarias y vitales en un directivo. Además, las decisiones que se tomen son un componente clave para el éxito de la empresa. Y, en consecuencia, influye en la reputación del directivo. Por ello, es necesario calcular los efectos positivos y negativos de las decisiones a tomar.
  • Comunicación y negociación: es clave para compartir la información con el equipo. Según sea la capacidad del directivo para transmitir mensajes, procedimientos o realización de tareas, así será el impacto en el buen funcionamiento de la empresa. Un directivo con capacidad comunicativa es transparente, evita lo conflictos y resuelve problemas a medida que surjan.
  • Delegación de tareas: transferir tareas a otros empleados ayuda a los directivos a optimizar su productividad, además de transmitir su confianza y seguridad en sus acciones. No obstante, delegar tareas implica que el directivo conozca las capacidades de cada miembro del equipo y asigne las tareas o proyectos de forma adecuada.
  • Habilidades técnicas: son habilidades directivas esenciales en un puesto de responsabilidad y se refieren a los conocimientos y competencias prácticas necesarias para gestionar un negocio. El conjunto de habilidades técnicas imprescindibles contempla: la supervisión, el control y la aportación de valor añadido en la ejecución de funciones.
  • Solución de problemas: además de poseer habilidades técnicas, debe ser capaz de analizar, ser reflexivo y creativo para poder resolver problemas y formular soluciones, sobre todo en los momentos críticos.
  • Motivación: la capacidad de motivar e inspirar al equipo es una de las habilidades directivas más apreciadas por los subordinados. Crear un clima laboral satisfactorio, favorecer el crecimiento de las personas y reconocer el desempeño, son formas que causan en los empleados un alto grado de motivación e implicación en el trabajo.

Cómo mejorar las habilidades directivas

Si aspiras a convertirte en un directivo de éxito, asegúrate de iniciar un plan formativo para perfeccionar habilidades e incorporarlas a tu vida laboral.

Para conseguirlo, los más recomendable es apostar por una formación MBA (Master of Business Administration). Contemplar la opción de realizar un Máster en MBA Online es la forma más rápida y real de desarrollar estas habilidades esenciales que hoy deben tener todos los profesionales con poder de decisión en una empresa.

Un Máster MBA es una formación que te prepara para crecer profesionalmente. Esto lo conseguirás con planes de estudios que se actualizan constantemente según las tendencias y los problemas actuales a los que se enfrenta el mundo de las empresas.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"