sábado, 14 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Liderazgo

Premio Dirigentes a la Estrategia Empresarial: Naturgy

La innovación, la digitalización, la simplicidad y la globalidad fueron los pilares fundamentales sobre los que se erigió la nueva imagen de Naturgy. El 2018 fue un año marcado por el cambio y una profunda transformación

10 de julio de 2019. 14:04h Dirigentes
  • Premio Dirigentes a la Estrategia Empresarial: Naturgy

Una compañía renovada cuya estructuración se enfoca en el medio ambiente. Sin embargo, se trata de un cambio que no afecta a su naturaleza. Tal y como indica el presidente de la compañía, Francisco Reynés, “ya somos reconocidos por ser una energética cercana y comprometida con nuestros clientes”.Después de más de 175 años de historia no se trata de un nuevo comienzo sino de reforzar aún más este compromiso y afrontarlos nuevos retos. “Iremos más lejos,haciendo la vida más fácil a nuestros clientes gracias a la tecnología,y satisfaciendo sus necesidades”.En definitiva, “seremos más simples, más digitales y nos preocuparemos por ser más ágiles”,concluye Reynés.

LA HOJA DE RUTA DE NATURGY

La nueva etapa que inició la compañía española el pasado ejercicio vino de la mano de un cambio de presidencia, pasando a estar encabezada por Francisco Reynés. Un hecho bien acogido en Bolsa ya que la energética experimentó una fuerte revalorización. Asimismo, Isidro Fainé fue nombrado Presidente de Honor para dar continuidad a los valores de su estrategia empresarial. La renovada energética comenzó a dar sus primeros pasos de forma muy meticulosa y con paso firme basándose en un Plan Estratégico creado para marcar el camino a seguir de cara a los próximos cuatro años hasta 2022.

Un plan que representa el cambio de la compañía, la cual ahora también se convierte en la nueva marca internacional en los países donde Naturgy tiene presencia al ser conscientes del entorno cambiante y exigente que les rodea con el objetivo de impulsar la transformación de la actividad. En definitiva, esta transformación quiere dar un impulso a nivel mundial y sentar las bases para consolidar a Naturgy como uno de los principales operadores energéticos del planeta. Uno de los objetivos primordiales es mejorar la calidad de vida de las personas mediante una energía simple y natural. En este sentido, la nueva marca Naturgy apuesta por simplificar los procesos, facilitar las interacciones así como la accesibilidad al mundo energético.

En materia financiera, la compañía se ha fijado dos objetivos de cara al año 2022. El primero de ellos es alcanzar un EBITDA de 5.000 millones de euros y el segundo es conseguir un beneficio neto de 1.800 millones. En cuanto a la remuneración a los accionistas, aumenta un 30% respecto a 2017 con 1,3 euros por acción en 2018.

En un entorno de transición energética global, el gas y las fuentes renovables cobran especial importancia dentro del mix energético de España. Conscientes de ello, la compañía apuesta en su Plan duplicando la apuesta eólica y fotovoltaica en el país para afianzar su liderazgo en estos ámbitos.

Además de esto, los activos de infraestructuras de Naturgy serán importantes en los sucesivos años incrementando la electrificación y la penetración del gas en aquellos países donde opera. Reynés recalca que estos cambios son importantes porque “contribuirán a transformarla compañía en los próximos años, para convertirnos en un player internacional centrado en la creación de valor”. Es precisamente esta creación de valor para los accionistas, el cumplimiento de los parámetros de rentabilidad, calidad y seguridad de los servicios los que harán posible ganar tamaño.

Por otro lado, Naturgy tiene previsto en los siguientes cinco años una inversión de 8.400 millones de euros. De esta cantidad, el 36%estará destinado al crecimiento de negocios como Gas y Electricidad y el 27% en Infraestructuras en Latinoamérica.

Dentro del Plan Estratégico 2018-2022, la compañía continuará optimizando sus negocios con medidas de eficiencia para ahorrar 500 millones de euros en 2022 en gastos operativos, sobretodo aquellas actividades non core, en la asignación de las funciones operativas en cada una de las unidades de negocio y mejora de aquellas cuyo desarrollo permanecerá en la compañía. Todo ello sustentado y apoyado por los procesos de digitalización que se están llevando a cabo.

IMPULSO A RENOVABLES

Las energías renovables cada vez tienen más peso y entre enero y marzo de este ejercicio se realizaron inversiones de 300 millones de euros, gran parte de los que se destinaron para generación renovable.Un esfuerzo inversor que da un empujón al proyecto industrial de Naturgy en el que sobresalen los 138 MW de proyectos solares y eólicos puestos en marcha en España en el primer trimestre y otros 777 MW que entrará en operación a lo largo de este año.

Por ello, apostar por las energías renovables no supone dejar a un lado otras tecnologías que deberán mantener su respaldo para garantizar el suministro eléctrico a un coste competitivo. En definitiva, la estrategia empresarial de la compañía trazada en este Plan se basa en contribuir a la electrificación de la economía y la sociedad, siendo las renovables y el gas natural dos actores clave de este proceso de transición energética hacia una economía descarbonizada.