liderazgo

Quirónsalud trata el primer paciente con terapia de protones

La protonterapia emplea un haz de protones para tratar varios tipos de cáncer que permite concentrar una gran cantidad de radiación en el tumor y reducir, a su vez, la irradiación de los tejidos sanos que se concentran alrededor de este

11 DE febrero DE 2020. 14:17H Dirigentes

d81a74db60ee390dc042f91df8a7e65f.JPG

Tras meses de preparativos, Quirónsalud ha comenzado a utilizar la terapia de protones en pacientes. El pasado 26 de diciembre tuvo lugar la primera aplicación de este tipo de tratamiento a un usuario en su centro de Protonterapia, ubicado en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. "Estamos muy orgullosos y contentos de poner esta tecnología de vanguardia a disposición de los pacientes en España, lo que representa un avance histórico en la lucha contra el cáncer", señala la doctora Carmen Ares. Tras 15 años de experiencia en Protonterapia en el Paul Scherrer Institute (Suiza), se ha incorporado a Quirónsalud como Jefa de Oncología Radioterápica.

Ella, junto al profesor Raymond Miralbell,que se ha unido al departamento en calidad de director médico del centro de Protonterapia, Juan Castro, como supervisor de Protección Radiológica y, Alejandro Mazal, como director de Física Médica, conforman el equipo que ha realizado este primer tratamiento de protonterapia.

En concreto, tal y como su propio nombre indica, la protonterapia es una técnica de radioterapia que emplea un haz de protones para tratar tumores que requieren dosis altas para ser controladas y que se encuentran cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación. Al reducir la irradiación de los tejidos sanos que se encuentran a su alrededor, permite un mayor control sobre la enfermedad en comparación con las técnicas de radioterapia convencional que utilizan fotones o electrones.

Según los expertos, está especialmente indicada en cánceres localizados en ojos, cerebro, cabeza, cuello, tronco cerebral, médula espinal u otros órganos vitales. También se encuentra recomendado para tumores pediátricos en los que es importante evitar irradiar estos tejidos. "El sistema utiliza un haz de alta frecuencia de irradiación, bien adaptado a la sincronización respiratoria y con pequeños haces que 'pintan' el tumor con alta precisión y con intensidad modulada, la técnica más avanzada actualmente", comenta el doctor Mazal.

Con una inversión estimada en 40 millones de euros, para llevar a cabo este tratamiento, el grupo ha adquirido un equipo denominado 'Proteus One', un acelerador de la familia de los ciclotrones que ha sido adoptado por el 70% de los centros que ofrecen esta terapia a nivel mundial. Además, la instalación también cuenta con sistemas avanzados para la toma de imágenes y un sistema robótico para el posicionamiento del paciente, así como un escáner de doble energía que permite la planificación del tratamiento.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"