liderazgo

Repsol y Enagás apuestan por el hidrógeno renovable

Las energéticas impulsarán una tecnología propia para innovar en la reducción de emisiones de CO2

30 DE julio DE 2018. 11:45H Javier Rodríguez

shutterstock-765921106_62959_20180730114529.jpg

Las compañías energéticas Repsol y Enagás han anunciado que desarrollarán de manera conjunta una tecnología para producir hidrógeno renovable. Ambas empresas colaborarán en el Centro de Tecnología de Repsol en Móstoles (Madrid), en la primera ocasión en la que esta compañía cuenta con un socio para desarrollar innovaciones.

Repsol es el precursor de tres familias de patentes, de las cuales tres ya están registradas a nivel europeo. Surge a raíz de la estrategia de la energética por innovar en el campo de la eficiencia, para lo que tiene firmados 52 acuerdos de colaboración con centros de investigación, así como universidades de todo el mundo. En ese sentido, es la consecuencia de la investigación que la compañía ha llevado adelante desde 2014 con el Instituto de Investigación de Investigación en Energía de Cataluña.

Se trata de una tecnología propia de Repsol que tiene como finalidad incorporar el gas obtenido al proceso de baja huella de carbono que está presente en los negocios de ambas compañías. De esa manera, esperan cumplir su propósito de mejorar la sostenibilidad y la eficiencia. Además, el acuerdo permitirá acelerar la implementación de las mejoras que se obtengan durante la investigación.

En concreto, la producción de hidrógeno se basa en la utilización de energía solar, de manera que la huella de carbono se puede reducir en más de un 90% en comparación con otros procesos tradicionales que se vienen utilizando para producir hidrógeno renovable, según afirman las compañías en un comunicado.

Por otra parte, el hidrógeno renovable puede ser utilizado a medio plazo para los procesos de refino de Repsol. La ventaja de utilizar hidrógeno es que se reduce la presencia de azufre y sirve para obtener combustibles más respetuosos con el medio ambiente. Esto puede repercutir en negocios como el químico o en procesos como la hidrogenación del caucho.

En cuanto a Enagás, es un punto adicional en su estrategia para lanzar energías renovables no eléctricas. En ese marco se sitúan el hidrógeno y el biogás o biometano que la empresa gasista presenta como nuevas soluciones energéticas en el proceso de transición marcado por la Unión Europea.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"