liderazgo

Sólo el 31% de empresas está preparada para la Industria 4.0

Un informe muestra que la mayoría de las compañías reconoce no estar al tanto de nuevas tecnologías como la robótica o la automatización

04 DE junio DE 2018. 17:05H Adrián Varela

image_content_39476_20180604170853.jpg

La consultora Deloitte acaba de dar a conocer su estudio Tendencias Globales de Capital Humano 2018, en la que analiza las actitudes y preparación de las empresas para afrontar los retos que supone la implantación de la Industria 4.0, que incluye nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, la robótica o la automatización.

El informe, elaborado a partir de las respuestas de más de 11.000 dirigentes de empresas y líderes de Recursos Humanos, muestra una situación paradójica. Si bien un 75% de los encuestados reconoce que la Inteligencia Artificial es asunto crítico para su negocio, sólo el 31% asegurar estar preparados para esa disrupción tecnológica.

Sin embargo, la consultora constata cierto optimismo empresarial a medio plazo, ya que el 42% de las compañías encuestadas confía en poder poner en marcha tecnologías como la robotización o la Inteligencia Artificial en un período de tres a cinco años.

Deloitte destaca que aquellas empresas que no quieran perder el tren de la nueva revolución industrial deberán estar dispuestas a enfrentar nuevos desafíos vinculados a ellas, como la mejora de la protección de datos de los empleados, la optimización de su plan de carrera y bienestar o revertir la carencia de liderazgo en la sociedad.

Entre otros datos llamativos, el estudio señala que cuatro de cada diez dirigentes encuestados afirman que la automatización tendrá un gran impacto en los empleos, en tanto que el 61% asegura que ya está trabajando en el rediseño de puestos de trabajo en torno a estas áreas afectadas por el avance tecnológico.

En este sentido, el informe destaca que el 47% de los dirigentes consultados considera de gran importancia construir nuevas aptitudes y planes de carrera, a pesar de que más del 54% reconoce que actualmente no cuenta con programas para desarrollar las habilidades del futuro y sólo un 18% considera que está ofreciendo a sus empleados oportunidades para desarrollarse.

Además, el 60% de los directivos encuestados afirma que los programas para mejorar el bienestar de los empleados aumentan la productividad y mejoran los resultados financieros y la retención de talento, aunque sólo el 3% opina que sus programas de compensación son realmente efectivos a la hora de motivar al talento.

inBestme: "El promedio de nuestras carteras dio un 15% en el último año"