liderazgo

"Trabajamos con el objetivo de hacer envases 100% renovables"

Entrevista al director general de Tetra Pak Iberia, Ramiro Ortiz

07 DE mayo DE 2020. 10:06H Alexandra Gheorghiu

5a17f2fd1e55fa987bab2cd34a44dd4d.jpg

La sostenibilidad es uno de los ejes que vertebran la actividad de las empresas. De esta forma, cada vez hay más conciencia por contribuir al medio ambiente, a la continuidad de las compañías y, con ello, al progreso de las generaciones presentes y futuras. 

En este sentido, la multinacional sueca de procesado y envasado de alimentos Tetra Pak es un ejemplo de compañía que comparte estos principios de sostenibilidad, responsabilidad, colaboración, poniendo el foco en el cliente y apostando por la innovación.

Para profundizar sobre los retos a los que se enfrenta la industria alimentaria o cómo ha cambiado el comportamiento de los consumidores en los últimos años, DIRIGENTES charla con Ramiro Ortiz, designado en julio de 2019 como Director General de la filial de Tetra Pak para Iberia, quien desde entonces trabaja con el objetivo de mejorar en funcionalidad y en sostenibilidad.

En esta etapa, Ortiz contribuirá a buscar nuevas opciones para que sus envases sean totalmente renovables, invirtiendo en innovación e investigación y, además, trabajando por una economía circular baja en emisiones de carbono y fomentando aún más el reciclado.

En materia de Industria 4.0, ¿cómo han introducido nuevas tecnologías para obtener una mejora productiva?

En Tetra Pak, la renovación y la innovación ha sido siempre un motor fundamental de crecimiento. Somos una empresa única, que provee a sus clientes una solución completa, desde la obtención de las materias primas hasta el producto final. Y esto nos da una ventaja muy importante en la Industria 4.0, ya que nos permite conectar todo el proceso y ofrecer una trazabilidad total, desde el origen hasta el envase. Ya hace años que la automatización y la digitalización están impactando en esta industria a todos los niveles y nuestra cadena de valor conectada permite a los clientes optimizar la producción y cuidar los costes.

Pero, al mismo tiempo, esta introducción de nuevas tecnologías plantea nuevos retos a las compañías, que tenemos que adaptar nuestras estructuras existentes a los nuevos modelos y poner la tecnología al servicio de la productividad y trazabilidad. Por ello, la Industria 4.0 es la mejor opción para optimizar los procesos productivos y reducir los costes. Igualmente, el acceso a través de la digitalización a todo tipo de servicios ha generado una democratización de la economía que ha cambiado el equilibrio de poder, de las compañías a los consumidores. Vivimos en la era del consumidor, ponerlo en el centro de nuestra estrategia es ya algo obligatorio para las marcas y Tetra Pak ya se ha puesto en marcha en este sentido.

¿Qué tipo de productos demanda el consumidor actual?

Los consumidores son cada vez más exigentes. Demandan funcionalidad, envases con aperturas de un solo paso, con tapones, para consumo fuera del hogar, etc., que satisfagan las necesidades del cliente actual. También buscan productos ‘on the go’, que puedan adaptarse a su ritmo de vida, que a veces no les permite invertir todo el tiempo que les gustaría en cocinar, pero quieren seguir manteniendo una dieta saludable. 

Pero además de la funcionalidad, otra demanda clave de cada vez más consumidores es que los productos sean sostenibles. La preocupación por cuidar el medioambiente, minimizar su impacto e intentar reducir la huella de carbono al máximo crece cada día. 

En Tetra Pak trabajamos para mejorar el perfil medioambiental de nuestros envases. Partimos de una buena base, ya que la mayoría de las materias primas que utilizamos son de origen vegetal: cartón pro-cedente de fuentes sostenibles y controladas (sello FSC®). Estamos poco a poco incorporando en nuestro portafolio envases que además de cartón, usan polímeros de origen vegetal, derivados de la caña de azúcar. Seguimos trabajando con el objetivo de hacer envases 100% renovables. También nos esforzamos para mejorar el reciclado de nuestros envases. 

¿Cómo ha evolucionado el comportamiento del consumidor en la última década?

En la última década, la sociedad y su forma de consumir productos ha evolucionado a pasos agiganta-dos. Vivimos en la era de la “hiper-personalización” y eso ha llegado, también, a la industria de la ali-mentación, con consumidores que quieren productos totalmente personalizados y exigen a las marcas mucho más que nunca. 

Vemos como las nuevas generaciones buscan interactuar con las marcas de manera directa, a través de las tecnologías y canales sociales. Llevado al terreno de la alimentación, este cambio de mentalidad nos obliga a dar respuesta a un consumidor más exigente con la información que brindan las marcas, más preocupado por su salud y más comprometido con el medioambiente. El consumidor quiere una relación más estrecha con la marca y espera una respuesta en un tiempo notablemente menor.

En este contexto, la tecnología nos permite hacer de nuestros envases mucho más que meros contenedores. De hecho, los nuevos envases inteligentes y personalizados, de los que hemos hablado anteriormente, se convierten en potentes plataformas informativas que permiten una mayor interacción entre marca y consumidor, ofreciendo información de valor sobre el producto.

Además, hoy en día existe una mayor segmentación de consumidores interesados en nuevas categorías. Esto ha dado lugar a nuevos segmentos nicho cada vez más especializados (bio, veganos, sin gluten, sin lactosa...). Lo que nos obliga a mejorar nuestro proceso de tratamiento de alimentos, además de producir envases óptimos. 

En resumen, el reto en el sector de alimentación y retail pasa por la hipersegmentación y por la personalización de los productos, llevándonos a cambios drásticos en la cadena de valor: desde las compañías hasta los propios envases.

Han lanzado el primer marketplace para fabricantes del sector de la alimentación y bebidas, que estará disponible en España próximamente. ¿En qué consiste y cuál es su objetivo?

Así es. El pasado mes de enero anunciábamos el lanzamiento del primer marketplace en el mundo para fabricantes del sector de la alimentación y bebidas, fabricado a partir de las soluciones de Mirakl SaaS Marketplace. Una solución que pretende dar respuesta a las necesidades de productores y vendedores a nivel mundial, haciendo que la comercialización de sus productos y soluciones sea más rápida, sencilla y cómoda, y por lo tanto, más rentable.

Dicho de otro modo, se trata de un espacio de compra-venta donde los compradores pueden obtener todo lo que necesitan, un ‘supermercado virtual’ diseñado para cambiar la forma en la que conectan y operan actualmente los productores y retailers. Desde su lanzamiento, esta plataforma alberga más de 300.000 repuestos y consumibles de Tetra Pak, incorporando progresivamente hasta 200.000 productos adicionales para el mantenimiento, la reparación y otras operaciones de vendedores experimentados, ofreciendo a los clientes acceso a una gran variedad de productos. 

La industria de la alimentación y bebidas necesitaba una plataforma que le permitiera situarse al nivel en el que están hoy en día otros. En España hemos pospuesto el lanzamiento dada la situación actual de alarma creada por el coronavirus, pero en cuanto volvamos a la normalidad retomaremos el lanzamiento.



En España hemos pospuesto el lanzamiento dada la situación actual de alarma creada por el coronavirus, pero en cuanto volvamos a la normalidad retomaremos el lanzamiento.

¿A qué desafíos se enfrenta la industria de la alimentación y bebidas?

El principal desafío es entregar un producto de altísima calidad, que sea seguro a la hora de proteger los alimentos y personalizado en función de las necesidades de cada cliente. Pero, además, se nos exige transparencia en la cadena de valor y disponibilidad en todos los momentos de consumo. Todo ello, de la manera más sostenible posible. 

Vemos, por tanto, que la principal demanda por parte de los clientes es que los envases sigan cumpliendo con su misión de mantener los alimentos en perfectas condiciones durante el tiempo de vida del producto envasado, conservando sus propiedades. Esto se consigue gracias a la barrera que les aísla del oxígeno y la luz. Además, deben ser fáciles de abrir y volver a cerrar para un uso posterior, cómodos de transportar... Cualquier aspecto cualitativo del material de envase que no satisfaga esta demanda es rechazado por el consumidor y, por tanto, por nuestros clientes.

Pero, además de la protección, los clientes demandan flexibilidad (órdenes de pedido más cortas, maquinarias capaces de llenar diferentes tamaños y formatos...) y diferenciación, con diferentes técnicas de impresión, que les sirvan para posicionar y diferenciar sus productos frente a sus competidores. En este sentido, la tecnología es clave y se debe adaptar para dar respuesta a estas necesidades de manera eficiente y con la máxima calidad. La calidad es una exigencia cada vez mayor y uno de nuestros pilares fundamentales.

Las compañías de alimentación y bebidas son conscientes de este nuevo paradigma y, cada vez más, nos demandan envases inteligentes que ayuden a incrementar su consumer engagement. Esto, unido a servicios inteligentes, que les permitan optimizar su producción, cuidando los costes. 

Y por supuesto, la sostenibilidad. Los envases han de ser reciclables, y también cuidar el origen de sus materias primas. Las emisiones de CO2 a lo largo del ciclo de vida también son relevantes. Nosotros apostamos por una economía circular baja en emisiones de carbono.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"