liderazgo

Von der Leyen, nueva presidenta de la Comisión Europea

La candidata del Partido Popular Europeo ha conseguido 383 votos de un total de 747 eurodiputados

16 DE julio DE 2019. 17:17H Carmen

shutterstock-1397196350_41-194182_20190716191352.jpg

Comienza una nueva era para la Unión Europea. La candidata al Partido Popular Europeo (PPE), Ursula von der Leyen, presidirá la Comisión Europea a partir de noviembre. La ministra de Defensa alemana hasta el próximo miércoles se ha convertido en la primera mujer en encabezar este organismo tras obtener el apoyo de 383 eurodiputados de un total de 747, con 327 votos en contra y 22 abstenciones.

Con un discurso europeísta, social y verde, la política conservadora ha conseguido seducir a la Eurocámara por mayoría absoluta por un estrecho margen de nueve apoyos a su favor (necesitaba 374) en una votación celebrada esta tarde en Estrasburgo (Francia) y en la que no tenía todas consigo en un principio.

Von der Leyen es una firme defensora de la igualdad de género. "Si los Estados miembros no proponen suficientes mujeres comisarias no dudaré en pedir nuevos nombres", publicó este martes en su cuenta de Twitter acompañado de la cifra total de mujeres comisarias desde 1958 y que asciende a 35 de los 138 mandatarios que han pasado por el órgano comunitario. En este sentido, además de una representación más justa, la mandataria ha pedido incluir la violencia contra las mujeres como un delito penal tipificado en lista de reformas a cometer.

Durante su primer discurso en el pleno de la Eurocámara, esta belga ha propuesto el desarrollo de un seguro europeo de desempleo que complemente a los sistemas nacionales o la puesta en marcha de un salario mínimo en todos los países miembros o el diseño de "impuestos más justos" a empresas digitales. "No es aceptable que los gigantes tecnológicos apenas paguen impuestos porque juegan con el sistema tributario. Si ellos quieren beneficiarse de una economía de mercado social ellos tienen que pagar su parte correspondiente", ha añadido. Una intervención con un claro impulso reformista que ha sido interpretada como un guiño a la izquierda.

Su agenda de propuestas también incluye la adquisición de compromisos en materia medioambiental. La política ha fijado el año 2050 como fecha para convertir Europa en el primer continente en alcanzar la neutralidad climática. Algo para lo que se requiere una gran inversión tanto pública como privada. La idea pasa también por apoyar a las zonas más afectadas al respecto para que puedan cumplir dicho objetivo.

Aunque desembarcó en la Unión Cristiano Demócrata (CDU) allá por 1990, la entrada a la alta esfera política llegaría tras el ascenso de Angela Merkel en 2005 al Gobierno. La canciller alemana la llamó para que formara parte de su gabinete como ministra de Familia, Tercera Edad, Mujer y Jóvenes. Madre de siete hijos, también ha ocupado la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales y, por último Defensa. Este cargo lo ocupa desde 2013 y está previsto que renuncie tal y como adelantó el pasado lunes.

Precisamente su mandato a lo largo de estos cinco años ha estado marcado por un fuerte sentimiento comunitario en el que ha propuesto la elaboración de un espacio de defensa común europeo denominado Unión de la Defensa. Sin embargo, su cargo no ha estado exento de obstáculos entre los que destacan el uso de expertos externos en la modernización de la Bundeswehr, la poca capacidad operativa de los grandes equipos militares o las muchas averías de los aviones militares.

Caracterizada por el fuerte respeto y liderazgo que profesa, Von der Leyen es políglota. Habla perfectamente alemán, francés e inglés. A ello hay que añadir su formación en Medicina. De hecho, fue acusada de plagiar su tesis doctoral en 2015.

Si bien aún no se conoce el sucesor al frente de Defensa, desde la cancillería germana ya han asegurado que se dará a conocer en breve.

La decisión llega tras el fallecimiento hace unas semanas de Simone Veil, la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo.

De no haber conseguido el respaldo de la Eurocámara, el club comunitario contaba con un plazo de 30 días para proponer al nuevo sucesor de Jean-Claude Juncker cuyo mandato como presidente de la Comisión Europea aspira el próximo mes de noviembre.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"