lifestyle

5 razones para alquilar una furgoneta

El alquiler de furgonetas se ha convertido en una opción muy popular en el mercado.

23 DE noviembre DE 2020. 12:20H Dirigentes

3c416c7c4815ea29c3d20459d6f1b14f.JPG

Estas se han establecido como una alternativa muy cómoda, sobre todo para realizar mudanzas. Los precios del alquiler de una furgoneta pueden varían dependiendo del modelo.

Cinco razones para alquilar una furgoneta

Las furgonetas son perfectas para realizar mudanzas y transportar muebles de grandes dimensiones, aunque también se pueden usar para otro tipo de eventos. Entre los beneficios más destacados se encuentran:

Comodidad. Contar con una furgoneta alquilada significa tener una gran flexibilidad, poder usarla a cualquier hora y los días que se necesiten para terminar la mudanza con tranquilidad. Esto implica también evitar situaciones de estrés y tener un gran control de la situación en todo momento. Además de elegir en todo momento los viajes que se quieren realizar y planearlo de forma personalizada. Transportar según las necesidades del cliente. Por lo que se puede meter dentro de la furgoneta elegida todo lo que se considere oportuno, desde muebles hasta electrodomésticos pensados, también cuadros, espejos e incluso cajas de ropa. Esteban Rivas es una empresa especializada en este tipo de vehículos y cuenta con una flota muy importante de furgonetas.

Confianza. Muchas veces ocurre que las personas sienten una gran desconfianza a la hora de transportar los muebles y hacer la mudanza. El principal problema reside en el miedo a que se pierdan o sufran algún daño que no tenga solución. Desde roturas, roces o incluso arañazos en superficies delicadas. Por ello, la furgoneta para realizar la mudanza es una buena opción para transportar todos que se necesite al nuevo hogar con tranquilidad. Saber que uno mismo puede controlar la situación hace que el cliente se sienta mucho más seguro.

Ahorro de dinero. Alquilar una furgoneta también supone un ahorro importante, hacerlo de forma personal implica que no haya que contar con un tercero. Esto supone también que no haya que contratar a una empresa para realizar la mudanza. Además, esto también supone un ahorro importante en gasolina, ya que es el cliente quien decide directamente cuántos viajes quiere hacer y en cuántos días desea tener lista la mudanza. Por lo tanto, se está hablando de un triple ahorro: personal, empresas de terceros y gasolina. Las furgonetas tienen un plan personalizado, pudiendo alquilar el transporte necesario según los días y horas que se usen.

Personalización. En todo momento el cliente podrá elegir el tipo de furgoneta que necesita y el plan que tiene en mente para llevar a cabo la mudanza. Así podrá acceder al presupuesto que más le interese y elegir cuál es la opción que más le compensa.

Largas distancias. Las furgonetas son perfectas no solo para cortas distancias sino también para largas. Si la mudanza implica cambio de barrio, mudanza a las afueras de la ciudad o el pueblo. No hay ningún problema, se puede conducir los kilómetros que sean necesarios sin necesidad de limitar la circulación.

Lograr una mudanza ideal es posible, solo se necesita el vehículo adecuado y mucha organización.

Alquiler de furgonetas para otro tipo de eventos

Las mudanzas no son los únicos motivos por los que se puede alquilar una furgoneta. Hay otro tipo de eventos en los que también se pueden usar este tipo de transportes:

Bodas. Son muchas las parejas las que deciden utilizar su propio mobiliario: mesas y sillas para la decoración. Esto supone un gasto fiable porque significa no tener que contratar una empresa de alquiler para llevar las mesas y sillas y no tener que hacer uso de mobiliario externo. Muy recomendable para bodas pequeñas. De esta forma, el presupuesto se puede ajustar muchísimo. La decoración es uno de los factores más caros dentro de la celebración.

Eventos. Los eventos como cumpleaños pueden convertirse en una fiesta muy divertida, pero también muy estresante. A veces se convierte en una fiesta bastante multitudinaria que necesita de mesas y sillas para todos e incluso barras. Transportarlo de forma propia puede suponer un gran ahorro. Además la sorpresa seguirá siendo igual de impactante.

Alquilar una furgoneta implica una conexión directa con el evento que se vaya a realizar. Además de una gran comodidad para transportar lo que se necesite sin tener que depender de un tercero para llevarlo a cabo.

Requisitos para conducir una furgoneta

Para poder conducir una furgoneta, aunque sea alquilada se necesita cumplir con los siguientes requisitos:

Carnet B. Con este tipo de permiso no habría problema para conducir una furgoneta siempre y cuando esta no supere los 3500 kilos.

Carnet C. Este tipo de permiso se considera necesario si el vehículo debe soportar una carga de más de 3500 kilos, algo que dependerá totalmente del tipo de necesidad que tenga el cliente.

Dependiendo del tipo del vehículo que se quiera conducir será necesario un tipo de permiso u otro para conducir el transporte que sea el más adecuado a la situación.

El alquiler de una furgoneta se ha convertido en una alternativa de éxito para muchos ciudadanos que han decidido realizar de forma propia el transporte tanto de una mudanza como de otro tipo de eventos.

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"